Violencia y sociedad en América Latina

En los últimos años se ha vuelto una constante hablar de violencia e inseguridad pública, sin embargo es difícil encontrar razones sólidas de lo que sucede en nuestro entorno. Por lo que son agradecibles aquellos estudios que dan explicaciones que van más allá de nuestras fronteras y abordan las circunstancias históricas causales.

Es el caso del libro “Violencia y sociedad. Un hito en la historia de las izquierdas en América Latina”, coordinado por Verónica Oikión solano y Miguel Ángel Urrego Ardila, editado a finales de 2010 por el Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y el Colegio de Michoacán.

Desde el título nos da un fuerte indicador de los temas que se analizan. De antemano hay dos vertientes de abordaje como son, por una parte las modalidades de la violencia y su repercusión en la sociedad latinoamericana, especialmente prodiga en el siglo XX de estar asociada a los procesos de cambio social, y por otra, el papel que han jugado los destacamentos de izquierda en el continente, no en la etapa actual, cuando en algunos países ha llegado al poder, sino sobre todo en la etapa precedente.

Si ubicamos la dimensión temporal, de los diecisiete capítulos que componen el libro se tiene claridad del periodo de análisis, que tratan sobre todo las experiencias de la izquierda de los años sesenta y setentas. Por consiguiente no son aplicables los temas y problemas actuales relacionados con la violencia social, y las respuestas del Estado a causa de la descomposición social y el deterioro de las instituciones lo que hoy conocemos como quebranto del “tejido social”, como son los generados por la delincuencia o la “guerra contra la delincuencia.

En efecto, como bien lo dice Verónica Oikión en la introducción se trata de investigar el papel de la izquierda en la formación y crisis del Estado en varias latitudes de Latinoamérica. Ahí define a la izquierda no solo como partidos políticos, término completamente restrictivo, sino como parte de un “entramado multifacético”, de conjuntos de organizaciones urbano-populares, obreras, campesinas, indígenas, profesionistas, feministas, de diversidad sexual, empresarial, intelectual, y de grupos marginales de la sociedad.

El libro está integrado por cinco capítulos, siendo los temas: Violencia y sociedad en México en la segunda mitad del siglo XX, violencia e izquierda revolucionaria en México, violencia y sociedad en América Latina en el siglo XIX, y violencia e izquierda revolucionaria en América Latina.

Puede observarse que cada uno de los capítulos está completamente sustentado en información “dura”, de datos e información de archivos, de hemerografía, de entrevistas y más datos cualitativos, además de adecuadamente enmarcadas en las circunstancias históricas.

Sin duda, que el libro tiene gran alcance, en este momento que en México se discute y cuestiona el uso del Ejército y la militarización, como formas propias de autoritarismo y la violencia estatal para responder a los problemas de delincuencia. Y reabre la discusión sobre la llamada “guerra sucia” y los hechos del pasado reciente del uso y abuso de las fuerzas armadas para controlar los movimientos sociales, muchos de ellos de carácter reivindicativo, en donde se documenta acontecimientos que hoy son punible y sancionable como son las desapariciones forzadas, secuestros, allanamientos y torturas.

El libro “Violencia y sociedad. Un hito en la historia de las izquierdas en América Latina”, no solo cubre un aspecto importante de la historia política contemporánea, con fuertes lazos de articulación con el presente, sino que logra reconstruir la memoria de movimientos y agrupaciones sociales y populares que solo buscaban un cambio, pero que fueron fuertemente castigados por su osadía.

Comments

Comentarios

You may also like