Miente el presidente de la JLCA-DF respecto de amparos contra decreto antisindical

Ramón Montaño Cuadra, presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del DF, miente respecto de los amparos interpuestos por una veintena de organizaciones sindicales contra el decreto antisindical emitido por ese órgano laboral el 27 de octubre de 2011.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), la afirmación de Montaño Cuadra en el sentido que los juzgados Segundo, Tercero y Quinto en materia laboral, negaron los amparos es falsa toda vez que negar y sobreseer son cosas totalmente distintas. “Lo que pretende Ramón Montaño Cuadra, es desacreditar, sin fundamentos jurídicos, las acciones colectivas de los sindicatos independientes que han denunciado la política antisindical de esa Junta, con el objetivo de impedir la libertad sindical y el registro de sindicatos auténticos”

El juicio de amparo es un medio constitucional que tiene por objeto específico hacer reales, eficaces y prácticas las garantías individuales establecidas en la Constitución, buscando proteger de los actos de todas las autoridades sin distinción de rango, inclusive las más elevadas, cuando violen dichas garantías. Y lo que resolvieron los tribunales fue el sobreseimiento por considerar que los “criterios” de la JLCADF no afectan sus intereses, no obstante esta resolución, que no es definitiva, será combatida hasta agotar todas las instancias jurídicas”, ya que afirmaron, los criterios sí les afectan.

Otra mentira de Montaño Cuadra es disminuir el número de amparos interpuestos, para con ello minimizar el asunto; además de justificar el decreto antisindical porque el pleno de la JLCADF ha ratificado los criterios en dos ocasiones. Siendo precisamente éste una de los motivos de los amparos interpuestos pues la Junta del DF se abroga atribuciones constitucionales y legislativas poniendo sus “criterios” por encima de los ordenamientos legales de aplicación general.

Los Jueces de Distrito aceptaron las demandas de amparo y resolvieron su sobreseimiento, por considerar, según los propios juzgadores, que a los sindicatos que los presentaron todavía no se les había aplicado el decreto. No lo negaron, por tanto, no se pronunciaron sobre el fondo del asunto, es decir, las violaciones a los derechos sindicales. El estudio de las probables violaciones se estudiará cuando la autoridad considere que ya se está aplicando el decreto.

El Espacio Plural refuta las absurdas afirmaciones de Montaño Cuadra en el sentido de que está politizando el asunto. Nada más patético para intentar desacreditar las acciones emprendidas que sólo pretenden dar marcha atrás a las más de 330 normas que impiden la creación de sindicatos independientes y, en contraparte consolidan el modelo de contratismo de protección patronal, en contubernio con empresarios y líderes corruptos.

Comments

Comentarios

You may also like