Fija PCM postura ante elecciones: Ningún candidato cumple aspiraciones de la clase obrera

El Partido Comunista de México (PCM) fijó su posición respecto a las elecciones presidenciales del 1 de julio al informar que no apoyan a ningún candidato ni creen en la «falsa democracia». Además, señala que sus militantes y simpatizantes están resueltos a «desnudar éste sistema político, denunciar la falsa democracia y promover la ruptura». También, advierte que las de este 2012, serán las «últimas elecciones posibles». 

 Luego de una deliberación en el seno de su Conferencia Nacional, el PCM precisa que su accionar no se orienta no para lo que ocurra el día de las elecciones, «sino para una lucha permanente hasta alcanzar nuestros objetivos.»

«Hoy, ni el Partido Comunista de México ni ninguna otra fuerza clasista tiene posibilidad de postular candidatos. Tampoco nuestro programa y propuestas, que son los de la clase obrera, están representados por candidato alguno y por el contrario, pensamos que todos ellos expresan intereses antiobreros y antipopulares.»

El PCM precisó que «no somos abstencionistas por principio, ni partidarios de las elecciones en todas las circunstancias, sino que analizamos cada situación concreta e intervenimos en función de elevar la conciencia y organización de la clase obrera, de fortalecer al partido comunista y de acumular en la correlación de fuerzas en dirección al derrocamiento del poder de los monopolios, el Estado burgués y con la clara intención de que la clase obrera conquiste el poder».

«Nuestra orientación principal es conquistar los centros de trabajo para la causa antimonopolista, anticapitalista y antiimperialista», mediante el apoyo de toda forma de poder popular, en tanto trabajan en el fortalecimiento de sus filas.

Sin embargo, el Partido Comunista de México envío un llamado a las organizaciones y activistas de izquierdas que sí participan en estas elecciones: «Confiamos en que quienes sinceramente aspiran al progreso y el socialismo, y que aún tienen confianza en las instituciones, sabrán bien que éstas son las últimas elecciones posibles, y que habremos de encontrarnos después, sin ilusiones, sin compromiso con ningún partido burgués, en la lucha franca de clase contra clase.»

Respecto a Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de las izquierdas, el Partido Comunista de México dice: «Varias organizaciones honestas y comprometidas con el cambio revolucionario le dan su apoyo a López Obrador, así como la intelectualidad liberal; el partido en el que él milita es un partido socialdemócrata, afiliado a la Internacional Socialista, que ya tuvo espacios para demostrar su gestión gubernamental en la Ciudad de México y otras entidades importantes, y la semejanza con las gestiones priistas y panistas es casi total.»

El PCM levanta su plataforma de lucha para el periodo, atendiendo las necesidades inmediatas del pueblo trabajador, en una propuesta contra la crisis sobre los siguientes puntos:

– Ruptura unilateral de todos los tratados económicos lesivos para el pueblo de México, tales como el TLCAN, el TLCUE, el PPP, el ASPAN, etc. Desarrollar con ello todo el potencial productivo de nuestro país.

– Cancelación de la deuda externa y de todos los compromisos adquiridos con el FMI, BM y otros instrumentos del imperialismo.

– Desconocimiento de todas las deudas que se hayan contraído para subsistir o realizar trabajo. Hablamos aquí de la renta, de la hipoteca, de las deudas con las empresas usureras como COPEL, ELEKTRA, FAMSA, etc.

– Garantizar el abastecimiento de alimento a toda la población. Esto significa tomar el control sobre los grandes centros comerciales, bodegas, almacenes, empresas transportistas, procesadoras, productoras de alimento, grandes concentraciones de tierra; es decir los monopolios que lucran con el hambre.

– Creación inmediata de empleos permanentes en los sectores de producción y en el sector social, donde hay un gran vacío, por ejemplo educación y salud.

– Reducción inmediata de la jornada laboral a 35 horas por semana.

– Seguro de desempleo decente para todos los desempleados. Jubilaciones y pensiones aseguradas para la clase obrera.

– Acceso gratuito a todos los servicios de salud para el pueblo mexicano. Esto significa tomar el control de las franquicias de farmacias, las grandes farmacéuticas, hospitales privados, grandes fábricas de instrumental médico.

– Oposición a cualquier intento de desvalorización de la fuerza de trabajo, es decir cualquier intento directo o indirecto para reducir los salarios, recortar las prestaciones, anular los derechos y conquistas, etc.

Para el PCM «la única forma realista» de conseguir el complimento de tal plataforma es deteniendo las «agresiones bárbaras y los sacrificios contra nuestra clase y nuestro pueblo, es decir, lesionar los intereses de los monopolios, lo que ningún burgués está dispuesto a hacer.»

Reitera, sin embargo, que el PCM no absolutiza las formas de lucha al tiempo que no comparte la disyuntiva de vía electoral o vía armada. «Los comunistas estamos convencidos de que todas las formas de lucha, y que su combinación adecuada, acorde a circunstancias concretas, son válidas para conquistar los objetivos de los trabajadores y el pueblo.»

Lea el comunicado completo aqui 

DESDE ABAJO 

 

 

/a

Comments

Comentarios

You may also like