Se intoxican 200 niños con alimentos contaminados en Sinaloa y Guanajuato

Unos 200 niños resultaron intoxicados al consumir alimentos contaminados en una escuela primaria de Culiacán, Sinaloa, y una guardería del IMSS en Celaya, Guanajuato. En la escuela primaria Guadalupe Ramírez, ubicada en el Fovissste Humaya de Culiacán, cerca de 150 menores resultaron intoxicados al consumir alimentos preparados por los padres de familia.

 

 

Testigos de la intoxicación masiva dijeron que los niños comenzaron a sentirse mal luego de que consumieron “enchiladas suizas de pollo con crema”.

Paramédicos de la Cruz Roja, así como personal de Protección Civil y Policía Municipal, ayudaron al traslado de los intoxicados para su atención médica al Hospital Pediátrico y al Seguro Social.

Al lugar arribó el secretario de Educación de Sinaloa, Francisco Frías Castro, quien dijo que el gobernador Mario López Valdez interrumpió su agenda y se dirigió al Hospital Pediátrico a visitar a los menores que fueron internados.

Se informó que la salud de los pequeños es estable y que también ya se inició una averiguación previa para determinar las responsabilidades y aplicar las sanciones de salud o penal correspondientes.

En tanto, en Celaya aumentaron a 51 los niños intoxicados en la guardería El Jardín Encantado –ubicada en la calle Andrés Quintana Roo 661 de la zona centro de esta ciudad–, presuntamente por comer macarrones con pollo, todos ellos hospitalizados entre la noche del miércoles y esta madrugada.

La Subprocuraduría de Justicia de Guanajuato informó que según las indagatorias de la averiguación previa 7762/2012, 44 menores, 26 niños y 14 niñas ingresaron al hospital de zona del IMSS, y siete más fueron hospitalizados en el Centro Médico Quirúrgico, dos varones y cinco mujeres, intoxicados al parecer por ingesta de alimentos.

Los pequeños, de uno y dos años de edad, ingresaron al área de Urgencias del hospital de zona de Seguro Social con cuadros de vómito, diarrea y deshidratación.

De acuerdo con el reporte de las unidades hospitalarias, los niños están estables pero permanecen bajo observación médica.

APRO

Comments

Comentarios

You may also like