Elecciones: La disputa geopolítica 2012

por Pablo Vargas González

El calendario electoral para 2012 tiene prevista la disputa por el poder no sólo a escala federal, sino que al mismo tiempo casi la mitad de las entidades renovarán total o parcialmente sus poderes locales. Producto de la reforma electoral de 2007-2008, el primero de julio estarán en juego la presidencia de la república, los escaños de los 500 diputados federales y 128 senadores de la República; seis gubernaturas (Jalisco, Guanajuato, Tabasco, Chiapas, Yucatán, Morelos, Distrito Federal y además, elecciones de alcaldes y diputados en ocho estados: en suma, 2 mil 30 cargos en disputa.

En la Ciudad de México, cabe agregar se elegirá al Jefe de gobierno del Distrito Federal, a los 16 jefes delegacionales, y 66 diputados de la Asamblea Legislativa (Poder legislativo local), en 40 distritos, en lo que representa el conjunto de la renovación de los poderes locales. Como capital del país y centro del poder político, tiene una importancia significativa, además de que ha estado gobernada por la izquierda en los últimos 15 años.

Las elecciones tienen un papel clave en la geografía política, ya que los procesos sociales y conflictos en escala territorial derivan hacia los escenarios políticos con repercusiones constitucionales (distribución del voto y representación). La geografía electoral busca conocer el voto y los resultados electorales en relaciones con las condiciones socioeconómicas de la población y el territorio, así como también la ubicación de las fuerzas políticas.

Los cambios en la geopolítica mexicana datan desde la reforma política de 1977, que marca el inicio de elecciones más competitivas, dejando atrás siete décadas de elecciones sin competencia dominadas por un partido hegemónico. Fueron las elecciones presidenciales de 1988 cuando se empieza a observar modificaciones profundas en la distribución del voto en la geografía electoral, es cuando aparece el pluralismo político y la presencia real de fuerzas políticas en distritos y circunscripciones.

Pero es en la elección presidencial del 2000, cuando se ocasiona la alternancia política la modificación completa de la geografía electoral, al producirse un cambio del voto y de las preferencias electorales en las secciones electorales, distritos y circunscripciones electorales, y que simbólicamente pintó de distintos colores el mapa político.

Si bien la geografía electoral ayuda a comprender como se origina la distribución del voto y la identificación de fuerzas políticas (distritos, estados, país), es importante saber cuales son los factores y condiciones sociopolíticas de la población y del territorio. Ya que el ejercicio del voto se encuentra plenamente vinculado con las estructuras sociales y políticas pre existentes: tipo de gobierno, rasgos culturales e históricos, partidos políticos existentes, grado de desarrollo de la sociedad civil y organizaciones sociales, nivel de la cultura política.

Estas elecciones generales presentan condiciones geopolíticas nuevas: el contexto de coyuntura política está marcado por la inseguridad pública y la violencia, prácticamente en las 32 entidades federativas y si bien que hay “focos rojos”, donde se ubican la conflictividad. Se trata de una crisis de seguridad pública, que ha arrojado más 60 mil muertes, desapariciones forzadas, y cientos de miles de personas desplazadas.

También hay una crisis social con condiciones de deterioro social: desempleo, crisis agrícola y olvido al campo, falta oportunidades Jóvenes Ninis (8-16 millones). A lo que se suma una crisis política: centrada en un desencanto con partidos e instituciones, manifestada en altos niveles de desconfianza y baja credibilidad.

Si a todo lo anterior se agrega lo que significa que las elecciones también tienen un tema de fondo, que es la disputa por proyectos de nación, es decir no solo se compite por votos y búsqueda de triunfos electorales, sino como se gobernará en los siguientes seis años, de ahí la importancia de pensar y fundamentar el voto, de acuerdo con expectativas de quien gobernará y cómo a partir del 1 de diciembre. Aun no está decidido nada. Hay aun 30{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de indecisos que definirán la elección.

Mapa electoral de México a marzo de 2012

 

 

 

Comments

Comentarios

You may also like