Secretario particular y vocero de EPN acusados de fraude y conspiración en EEUU

El secretario particular de Enrique Peña Nieto, Erwin Lino, y su coordinador de comunicación, David López, así como el vocero del PRI, Roberto Calleja, fueron demandados por la empresa de televisión estadounidense Frontera Television Network (FTN) ante la corte del distrito centro en California por conspiración y fraude.

José Luis Ponce de Aquino, empresario méxico-estadounidense propietario de FTN, los acusa en su demanda radicada con el número EDCV12-920 VAP DTBx de haber utilizado la firma de un contrato con su compañía para obtener «56 millones de dólares de procedencia desconocida», los cuales fueron depositados en un solo día en una cuenta bancaria «en el Banco Monex, Banca Mifel en Virreyes».

En la demanda judicial, Ponce de Aquino asienta que fue contratado por Alejandro Carrillo Garza Sada, socio de Jiramos, S.A. de C. V., para difundir y posicionar la imagen de Peña Nieto en EU, proyecto que se había estimado en 56 millones de dólares.

En la demanda también acusa a los empresarios Alejandro Carrillo Garza Sada, Hugo Vigues, Alfredo y José Carrillo Chontkowsky.

De igual forma, acusa a Alejandro Ramírez González, director del Consejo de Porcicultores Mexicanos, A. C., y a Manuel Gascón de incumplimiento de contrato y fraude, al igual que a las compañías mexicanas GM Global Media, Jiramos y la sociedad civil Servicios Integrales al Sector Agropecuario (SISA).

«Los demandados retiraron el dinero y se lo dividieron con funcionarios del PRI y sus co-conspiradores David López, Erwin Lino, Alfredo/Pepe Carrillo Chontkowsky, Roberto Calleja, Hugo Vigues y Luis Videgaray, y nunca fondearon el proyecto como se había prometido», señala la demanda.

De acuerdo con la querella, presentada el 7 de junio pasado, el presunto fraude consistió en hacer creer al empresario Ponce de Aquino, dueño de FTN, y a las empresas Ve Más TV, KZSW TV e Intelimedia, S. A. de C. V., que sería favorecido con un presupuesto millonario para una campaña mediática a favor de Peña Nieto a través de espectaculares, revistas, radio, televisión e internet usando su estructura y relaciones en EU.

La campaña nunca se realizó pese a la firma de los contratos que garantizaban el proyecto. Sin embargo, según la demanda, Jiramos recibió los 56 millones de dólares, mismos que se repartieron los demandados.

En entrevista, Ponce de Aquino afirmó que, el día en que Peña Nieto tomó protesta como precandidato único del Partido Revolucionario Institucional a la Presidencia, sostuvo un encuentro en un restaurante de Interlomas, en Huixquilucan, para ultimar los detalles.

El empresario aseguró que en la reunión, que duró alrededor de media hora, estuvo presente David López, quien se retiró antes de concluir la reunión para acudir al evento de Enrique Peña Nieto, así como Roberto Calleja, Alejandro Carrillo Garza Sada y otros testigos.

En el anexo «A» de la demanda se señala que el 28 de noviembre de 2011 se firmó el contrato entre su empresa FTN y las compañías Jiramos S.A. de C.V. y GM Global Media, S.A. de C.V.

En la demanda se afirma que «Alejandro Carrillo y sus socios usaron sin miramientos los nombres de personajes clave del círculo cercano del candidato del PRI para defraudarlo».

Asimismo en entrevista con REFORMA, Ponce de Aquino dijo que entre el 1 y 8 de diciembre de 2011 atestiguó la transferencia bancaria de supuestas cuentas con dinero de procedencia desconocida, radicadas en Italia, Israel y otros países, a una cuenta en Monex a nombre de Jiramos S.A. de C.V., por 56 millones de dólares.

El contrato suscrito en noviembre nunca se cumplió. Sin embargo el 6 de enero de este año con la promesa de que el convenio se llevaría a cabo, le hicieron firmar un nuevo contrato, ahora entre su empresa Intelinmedia y la sociedad civil SISA, que dirige Ramírez González de la Confederación de Porcicultores Mexicanos, pero tampoco llegó a su término.

En la demanda, el empresario acusa que parte del dinero presupuestado fue utilizado para beneficio de los empresarios y los integrantes de campaña de Peña Nieto.

De Aquino dice en entrevista que después de haber presentado la demanda, funcionarios de la DEA hablaron con él y le pidieron una copia de la misma para iniciar ellos sus propias indagatorias.

 

REFORMA 

Comments

Comentarios

You may also like