Un Estado multicolor con corazón tricolor

PACHUCA – Después de las elecciones el estado de Hidalgo se tiñe de colores. Principalmente en el ámbito municipal todos los partidos políticos tendrán responsabilidad de gobierno. Esto es, todos encabezarán una administración con lo cual pondrán a prueba sus acciones, planes y políticas públicas. Ojalá que esta diversidad traiga como consecuencia beneficios tangibles para la gente.

Por desgracia, los efectos de la alternancia, la movilidad de las élites políticas y la incorporación de nuevos liderazgos sólo se limita al espacio microsocial (municipio). En el ámbito estatal, la mayoría de los diputados (elegidos hasta ahora) obedecen a grupos políticos muy consolidados. Poco a poco incursionan nuevos rostros pero no son suficientes para integrar en ese espacio legislativo un debate de altura y con posibilidades de volverse un contrapeso al poder ejecutivo.

Dentro de este último, las cosas salieron como se pensaba. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus aliados (PVEM y PANAL) obtuvieron una clara victoria que, pese a todo, no fue tan contundente como decían las encuestas; de cualquier modo, Omar Fayad tiene un pié dentro del gobierno del estado.

Ahora vienen tiempos de gobernar. Tendremos en consecuencia un ejecutivo estatal con un significativo bloque de opositores en el congreso (ojalá que así sea) y prácticamente el 70{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de municipios encabezados por partidos políticos distintos al PRI. De tal suerte que hace falta mucha política y negociación. Esperemos que eso ocurra.

Ahora bien, la capital del estado y su área conurbada deben de situarse desde ahora como un contrapeso importante. Las y los electores mandaron un claro mensaje: no más gobiernos ineficientes e insensibles.

El respaldo en las urnas catapulta a los elegidos por estas demarcaciones: Yolanda Tellería (Presidenta Municipal de Pachuca), Raúl Camacho (Presidente Municipal de Mineral de la Reforma) Gloria Romero, Miguel Ángel Uribe y Luis Enrique Baños Gómez (Diputados electos de Pachuca y Mineral respectivamente). Para que hagan un trabajo sobresaliente en sus actuales responsabilidades y, repito, sean un contrapeso al compacto grupo político que atiende desde plaza Juárez (gobierno estatal).

Yolanda Tellería, candidata del PAN, festeja su triunfo que la coloca como presidenta municipal de Pachuca. FOTO: PAN
Yolanda Tellería, candidata del PAN, festeja su triunfo que la coloca como presidenta municipal de Pachuca. FOTO: PAN

Cabe destacar, además del crecimiento del Partido Acción Nacional en el estado y a nivel federal; el sólido arranque electoral de MORENA en el estado quedando en un tercer lugar de las preferencias electorales. Que si bien, sólo gobernará un municipio su votación total supera al PVEM, PT, PES, Movimiento Ciudadano y en algunos lugares está por arriba del PRD. Ese instituto de reciente manufactura pisa fuerte y seguro ganará más espacios de poder en las próximas elecciones.

Otro elemento a destacar es el nulo, casi inadvertido, papel que desempeñaron los candidatos independientes en la pasada elección. Con buena fortuna sólo uno encabezará un gobierno municipal. Lo cual, cuestiona ese debate presente en algunos grupos sobre la fractura de los partidos políticos. Dentro de ese orden de ideas había quienes sostenían que los partidos tenían los días contados porque serían sustituidos por una vorágine de ciudadanos que participarían sin membrete partidista en la política. Lo anterior no ocurrió. Los partidos, por el contrario lograron fortalecerse en algunos casos y reposicionarse en otros. Pero gozan de buena salud y están lejos de perder sus cotos de poder.

Por último, cabe destacar que las grandes ciudades que conforman el estado de Hidalgo decidieron probar suerte con otros partidos políticos. Es el caso de Pachuca (como ya se citó), Tulancingo, Mineral de la Reforma, Actopan y Huejutla las cuales probarán suerte con nuevas administraciones. Ojalá esta alternancia venga acompañada de buenos resultados.

Para cerrar, es un verdadero estímulo que las elecciones en Hidalgo nos brinden un poco de elementos para el análisis. Debido a que esta entidad federativa hace muy poco se pintaba de un solo color. El dominio del PRI era tal, que no había mucho contenido para el análisis, salvo que se cuestionara la continuidad (perpetuidad) de un solo grupo en el poder. Ahora, sin embargo, ocurren cambios desde la esfera municipal, pero al final del día estas alternancias abonan a la movilidad política y le dan frescura al anquilosado sistema dominante de antaño.

@2010_enrique
uam_lore04@hotmail.com

Comments

Comentarios

You may also like