Diana Sánchez Barrios, política y mamá

A Diana le preocupa que su pequeña hija, Alejandra Nicole, sufra bullyng y agresiones.

Pero ese bullyng que aísla del sueño sus noches no es el tradicional entre niñas y niños de la escuela. Es el que provocan las iglesias católica y evangélicas, los partidos políticos de extrema derecha, los grupos empresariales y los conservadores que han convertido en lucha política la homofobia, la lesbofobia y en especial la transfobia.

Un bullyng de adultos contra una niña que no tiene un año y medio de edad.

Diana, la insomne, es una madre trans.

Alejandra Nicole nació en una familia que luchó más allá de cualquier límite por su llegada.  Hoy la pequeña duerme tranquila entre los brazos de su madre Diana y de su padre Leonardo, sin imaginar siquiera que, a unos cuantos metros o kilómetros afuera de la pared que la protege a ella y a sus juguetes, hay personas enojados que intentan que otras niñas y niños permanezcan en orfandad. Todo, antes de permitir que sean adoptadas por matrimonios o parejas que se aman, sean mujeres lesbianas u hombres gays.

Diana Sánchez Barrios se convirtió en la primera mujer trans en ser mamá mediante un proceso biológico. FOTO: DESDE ABAJO
Diana Sánchez Barrios se convirtió en la primera mujer trans en ser mamá mediante un proceso biológico, y es una de las principales activistas políticas de la diversidad sexual en la Ciudad de México. FOTO: DESDE ABAJO.

«Claro que me preocupa el futuro de mi hija», reconoce Diana Sánchez Barrios, activista y empresaria transgénero, quien aspirara a ser la primera diputada trans a la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, y candidata a Jefa de Gobierno de la Delegación Cuauhtémoc, por el Partido de la Revolución Democrática (PRD):  «Estos llamados al odio por parte de la derecha y las iglesias contra las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero también afectan a nuestras hijas e hijos. No les ha importado poner en situación de riesgo a niñas y niños tan sólo por odiar a sus mamás o a sus papás que se aman».

La mama transgénero, de fe católica y que bautizó a su pequeña hija en una gran celebración que incluyó a más de 200 invitados, asegura que ningún grupo religioso transfóbico puede quitarle su relación con Dios.

«Que digan lo que quieran, Dios no es odio, Dios es amor y a nosotros nos ha bendecido con Nicole…».

Diana Sánchez Barrios es una de las muy pocas mujeres transgénero que ha logrado la maternidad biológica apoyada por adelantos científicos y tecnológicos que no están al alcance de toda la población trans.

Sin embargo, sus preocupaciones son exactamente las mismas que las de cualquier madre. sin importar que sea heterosexual o lesbiana. Para ella, lo más importante es el bienestar y la seguridad de su hija, y de sus próximos bebes.

diana

«Lo que estan haciendo estos opositores a los derechos de las personas LGBTTTI, a las reformas propuestas por el Presidente Pe;a Nieto en favor del matrimonio igualitario, que se manifestan en contra de la rectificacion de los documentos de identidad de las personas transgenero, es condenar a toda una generacion de hijas e hijos al estigma social, a la discriminacion y al odio, y eso es muy cobarde».

La activista tuvo un papel importante, con su organizacion Prodiana AC, en el proyecto de rectificación de acta de nacimiento para personas transgénero aprobado por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en 2014 y, a través del cual, el juicio para la identidad paso a ser un trámite administrativo.

En un mundo ideal para Diana y para Nicole, la discriminacion a las familias LGBTTTI no existiria, madres e hijas serian iguales sin importar su orientacion o preferencia sexual, ni sus cromosomas o sus anatomias.

En un mundo ideal…  es en lo que sueña Diana, cuando por fin logra dormir

Comments

Comentarios

You may also like