En complicidad con JesusCristo invisibilizado

-“Jesus Christ Jesus Christ, who are you what have you sacrificed ?
Jesus Christ Superstar do you think you’re what they say you are ?
If you come today you would have reached a whole nation israel in four b.c. had no mass communication everytime i look at u i dont understand y u let the things u did get so out of hand u would have managed better if u had a plan?”.
— “JesusChrist Superstar”. Tim Rice. Andrew Lloyd Webber.

Jesucristo, Jesucristo, ¿quién eres tú, qué has sacrificado? Jesucristo Superestrella, ¿crees que eres lo que dicen que eres? Si hubieras llegado hoy, habrías alcanzado a toda una nación. Israel en el año cuatro d.c. no tenía comunicación masiva… cada vez que te miro, no entiendo por qué dejaste que las cosas que obtuviste se te escaparan de las manos ¿Habrías podido manejarlo mejor si tuvieras un plan?

“Dijo una voz popular:
¿Quién me presta una escalera
para subir al madero
para quitarle los clavos
a Jesús el Nazareno”.
— La Saeta” Juan Manuel Serrat Teresa / Antonio Machado

¿Qué clase de culto sádico reverencia y adora al arma con la que su mesías fue humillado y torturado?

A unos días de la conmemoración del asesinato que definió a nuestra especie como un bocado devorado por empresarios, pastores y sacerdotes de la culpa milenaria, los pecadores automáticos en pleno fervor masoquista respiraron aliviados porque la corona de espinas con la que humillaron y torturaron a Jesucristo, había sobrevivido al incendio de la catedral de Notre Dame en Francia.

En 1964 John Lennon fue metafóricamente crucificado en lo medios sociales cuando afirmó que The Beatles eran más populares que Jesucristo, lo que provoco que sacerdotes y pastores evangélicos hicieran quemas de lo discos del grupo. Fuego expiador para limpiar el honor artificial de mercaderes bíblicos de la fe cristiana.

No puedo imaginar que alguien adorara a la bala que mató a Lennon, o que la pistola que accionó el demente Mark David Chapman para acabar con el cantante pacifista, fuera convertida en un objeto de devoción de fetichismo necrofílico.

Punto para Lennon.

¿Cristo merece esto?

Personalmente creo que JC fue un buen tipo, el antecesor del hippismo que tanto indignó a los fariseos de la ultraderecha fascista gringa satirizada por Tim Rice y Andrew Lloyd Webber en Jesucristo Superestrella.

A diferencia de otros semidioses (hijos de un Dios y una Mujer Humana), Jesús se distancia de sus otros hermanos de concepción semidivina como el Hércules romano, o el Cu Chulainn celta (mi favorito), Jesucristo renuncia a la masculinidad belicosa de sus contrapartes, lo que exaspera tanto a los zealotes como al propio Judas que esperaban un libertador y no un pacifista harto de la estupidez humana.


Jesucristo renuncia a la masculinidad belicosa de sus contrapartes.

En Jesucristo Superestrella (Rice – Lloyd Webber. 1968) el discurso es la humanización extrema de la tragedia del nuevo Testamento. En la ópera rock, un decepcionado Judas reciclado como ángel, en un cielo de ruinas, luces, rock y ángelas en bikinis de plata, insiste en confrontar al pacífico mesías pre Hippie a punto de ser crucificado:

“Tell me what you think about your friends at the top. Who’d you think besides yourself’s the pick of the crop? Buddha, was he where it’s at? Is he where you are? Could Mohammed move a mountain, or was that just PR?.” –Superstar Rice, Webber (1968)

«Dime lo que piensas acerca de tus amigos en la cima. ¿Quién crees que además de ti es la mejor opción? Buda, ¿estaba él donde está? ¿Está él donde estás? ¿Podría Mahoma mover una montaña, o fue solo Relaciones públicas? «

¿Qué hacer con un antihéroe cuya radicalidad es la disidencia de los más violentos derrames de belicosidad? El cristianismo se lo sigue cobrando caro al idealista anárquico más tierno y congruente, y lo hace con todos esos corporativos sanguinarios que gravitan en torno a templos y cultos, y a los bancos internacionales.

El asesinato es el requisito para lo divino en el patriarcado judeocristiano. Un brutal catálogo de crímenes, homofobia, feminicidios, clasismos androcraticos definen al Antiguo Testamento como el manual de instrucciones de los episodios más sanguinarios de los regímenes de ultraderecha, ahí radican los códigos del Franquismo, del nazismo, del TRUMPismo y sobre todo del fascismo a la Mussolini.

El propio Jesucristo intento borrar todos los exabruptos del machismo patriarcal del antiguo testamento en voz de los apóstoles evangelistas Mateo y Juan:

Mateo 22:36-40 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?
37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.
38 Este es el primero y grande mandamiento.
39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.
“Amaras a tu Dios sobre todas las cosas, y a tu prójimo como a ti mismo”, Juan 13:34-35 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Aún así, los jerarcas del cristianismo se asegurarían de inyectar su machismo homofóbico y misógino en el Nuevo Testamento con un fascista llamado Paulo de Tarso, autor de rescatar a golpe de flashbacks de odio en sus cartas. Algo así como el antecesor tatarabuelo de fascistoides de ultraderecha actual como Juan Dabdoub del Frente Nacional por las Familias o el panista Diego Fernández de Cevallos.


¿Qué hacer con un antihéroe cuya radicalidad es la disidencia de los más violentos derrames de belicosidad?

El mensaje de las aburguesadas cúpulas de iglesias y cultos cristianos, desde el Catolicismo pedofilo hasta los protestantes evangélicos devoradores de diezmos, parece reducirse a la advertencia: o torturas y asesinas como los patriarcas del antiguo testamento, tal como hizo el Dios que ahogó a todo un planeta con un diluvio universal, o serás asesinado de la manera más espectacular.

El culto al asesinato rebasa la vida del mesías…

“You mean to die like that? Was that a mistake, or Did you know your messy death would be a record breaker? Don’t you get me wrong. I only want to know…”, cuestiona Judas desesperado desde el cielo al Jesucristo pacífico y desgarrado de miedo.

¿Quieres morir así? ¿Fue un error o sabías que tu enredada muerte rompería todos los records? No me entiendas mal. Sólo quiero saber

“Jesus Christ, Jesus Christ, who are you?, what have you sacrificed?..
Jesus Christ Superstar, do you think you’re what they say you are?”

Jesucristo, Jesucristo, ¿quién eres? ¿Qué has sacrificado? … Jesucristo Superstar, ¿crees que eres lo que dicen que eres?

La crueldad del catolicismo y del protestantismo hacia Jesucristo llevóo a su conveniente invisbilización desde las zonas de confort del racismo y el clasismo enajenante. Aún cuando llegaron al absurdo insultante de representarlo como un hombre blanco de ojos azules y rasgos griegos, cuando su rostro sería moreno, de cabello oscuro y chino, como el fenotipo de los hombres de Judea, según la reconstrucción difundida por la BBC de Londres.


Desprecian con clasismo y racismo a personas morenas más cercanas a verdadero Jesús.

Y por décadas, católicos y evangélicos han sido conducidos por sus jerarcas para adorar el rostro del actor británico Robert Powell, que representó a Cristo en un film de 1977, cuando desprecian con clasismo y racismo a personas morenas más cercanas a verdadero Jesús.

Un Cristo hippie, pacífico, amable, tierno, accesible, un buen hombre sonriente, pobre, inconforme e indignado, con un rostro común y moreno, no le sirve al mercado de culpas, diezmos y merchandising de los empresarios fascistas consecionarios de las iglesias católicas o evangélicas.

¿Oh, no eres tú mi cantar
no puedo cantar, ni quiero
a este Jesús del madero,
sino al que anduvo en la mar!
“La Saeta” Juan Manuel Serrat Teresa / Antonio Machado

«Jesús: I’m amazed that men like you can be so shallow, thick and slow. There is not a man among you who knows or cares if I come or go!”. — JesusChrist Superstar. Rice – Lloyd Webber. (1968)

Jesús: Me sorprende que los hombres como ustedes puedan ser tan superficiales, cerrados y lentos. ¡No hay un hombre entre ustedes que sepa o se preocupe si voy y vengo!

Comments

Comentarios

You may also like