Elba-Fayad-AMLO

La sorpresiva visita de la ex líder del SNTE, Elba Esther Gordillo a Pachuca para reunirse con el gobernador Omar Fayad tiene una lectura a futuro:

Gordillo tarde o temprano recuperará el poder en el SNTE, lo cual significa que volverá a ser la poderosa fiel en la balanza de la política nacional y sus elecciones locales. Eso lo entiende bien el gobernador Fayad quién tiene mucho por jugarse en los próximos años: para empezar, elecciones a todas las presidencias municipales y Congreso estatal, en donde el mandatario tiene por objetivo recuperar la hegemonía del PRI, su partido, ante el avance de un Morena en manos de oscuros personajes de la política local.

Resulta por demás interesante que la reunión entre Elba y Fayad se diera en el mismo día en el cual la junta local del INE avaló la asamblea estatal de las Redes Sociales Progresistas, partido político del magisterio elbista que, en Hidalgo, cae en las manos del ex dirigente de la sección XV del SNTE, Moisés Jiménez.

En el acto, Jiménez junto a Fernando González y René Fujiwara —yerno y nieto de Gordillo Morales, respectivamente— declararon por todo lo alto que su nuevo partido político es aliado del presidente Andrés Manuel López Obrador. Nada nuevo pues, en efecto, apoyaron abiertamente la travesía electoral del hoy mandatario mexicano.

Coyuntura por demás favorable al gobernador Omar Fayad quién se ha convertido en uno de los mandatarios estatales consentidos del Presidente de la República, no solamente por sus numerosas visitas a tierras hidalguenses, sino por el entendimiento político mutuo que ambos han presumido.

¿Se extenderán esas amistades hasta formar un triunvirato fáctico entre Gordillo, Fayad y López Obrador de notable impacto en el futuro inmediato de la política estatal?

De qué habrá repercusiones, las habrá. Los frutos de las viejas y las nuevas amistades las cosechará el gobernador Fayad, famoso por lograr en política lo que algunos daban por imposible.

Comments

Comentarios

You may also like