Arcoíris Verdes y Mareas de colores sobre Pachuca

Cuando en la capital de Hidalgo las feministas del Movimiento de la Marea Verde en favor del aborto seguro y gratuito, y feministas Transgénero y Transexuales intercambiaron banderas en señal de alianza, y encabezaron tomadas de la mano la 19 marcha del orgullo Lésbico, Gay, Bisexual, Travesti, Transgénero y Transexual (LGBTTTI), encarnaron la pesadilla de una derecha cristiana misógina vinculada con la muerte, y del TERF, un movimiento radical de fascismo genitalista transfobico de ultraderecha, que ha tomado fuerza desde el arribo del presidente ultraderechista de Estados Unidos Donald Trump.

Y es que el intercambio de banderas Marea Verde – Movimiento TTTRANS para presidir la marcha del orgullo LGBTTTI, se dio horas después de un fallido acarreo convocado por el clero católico con algunos residuos activos del machismo evangélico que, en un derrame de complicidad que lo salpicaba, miraba hacia el otro lado ante reclamos sobre la impunidad a sacerdotes católicos pederastas, en una comedia de una virtual “idelogia de la violación infantil”.

Pero más allá de la marcha del orgullo organizada por Transgénero Hidalgo, y encabezada por Feministas de la Marea Verde, el mensaje rebasa la forma y apunta a profundidades políticas que podrán impactar los ejes fundacionales de protección a los Derechos Humanos de la Cuarta Transformación, y que han tenido en el Congreso de Hidalgo sus logros más importantes.

Con los ojos de Morena encima, y en especial de la Secretaria Nacional de Diversidad Sexual del partido, y con el apoyo de la Comisión de Igualdad de la Cámara de Diputadas y Diputados, el Congreso de Hidalgo se ha colocado a la vanguardia por la aprobación de las iniciativas para el derecho a la identidad de género de las personas TTTRANS, al matrimonio igualitario y tiene en este momento en comisiones la iniciativa para el aborto.

Es tal la presión que enfrenta el clero, azuzado por foros incongruentes impulsados desde el oportunismo del diputado panista Assael Hernández Cerón, que su guerra contra el derecho de las mujeres Hidalguenses a su propio cuerpo y sus derechos sexuales y reproductivos, derivó en una serie de amenazas de muerte denunciadas por el diputado Víctor Osmind Guerrero Trejo de Morena, Presidente de la comisión que lleva la iniciativa del aborto e impulsor con sociedad civil de las iniciativas TTTRANS y del matrimonio igualitario, está última con un reducido PRD.

Incluso, en otro derrame de desprecio religioso hacia los derechos reproductivos de las Mujeres de todos los municipios de Hidalgo, el clero católico, coligado con sus enemigos políticos naturales, cultos y sectas de evangélicos en el “Consejo Interreligioso del Estado de Hidalgo”, se pronunciaron el pasado 11 de junio, desde sus masculinos y castos “cuerpos eyaculantes” heteronormados contra el derecho de las Mujeres a abortar, incluso en caso de violación.

El factor TERF y el trumpiano fascismo genitalista derrotado

El otro mensaje contra la derecha conservadora generado por la alianza Marea Verde y Movimientos TTTrans, fue la inclusión y visibilización de otras poblaciones en la exigencia al derecho al aborto, como Hombres Transgénero y Transexuales que conserven sus capacidades gestantes, y de personas no Binarias con capacidad de Gestación, pero sin dejar de lado a las Mujeres como centro de la demanda, además de manifestar a las mujeres lesbianas y bisexuales en la misma.

El posicionamiento político de la inclusión de las personas TTTRANS en la lucha por el aborto en Hidalgo para las Mujeres, (Heterosexuales, Bisexuales o Lesbianas), Hombres TTTRANS y Personas No Binarias con capacidad de Gestación, fue acompañado por organizaciones ciudadanas Feministas y de Derechos Humanos como DdSer Hidalgo, Invictus, Desde Abajo, Transgénero Hidalgo, Colegio de Ciencia Política, Mujeres Transformando Hidalgo, Ahuacachahue, Comisión de Disidencias Sexogenericas de Las Constituyentes CDMX Feministas y por el Movimiento Feminista de Mujeres Diversas MFMD NOSOTTTRAS.

Esta alianza significa un revés a intentos TERFS de eliminar cualquier mención de corporalidades TTTRANS de la lucha por el aborto, a través de negar los derechos ciudadanos de personas Transgénero y Transexuales, incluso para hombres TTTRANS y personas no Binarias víctimas de Violación o con vidas en peligro por procesos de gestación inseguros.

Así, mientras que en la vecina Ciudad de México dos comités pelean entre sí por organizar una marcha del orgullo LGBTTTI frivolizada con la palabra inglesa “Pride”, a unos kilómetros, y en español, el Estado de Hidalgo enfrenta batallas que lo están llevando a ser la entidad con más desarrollo político y Ciudadano en materia de derechos humanos de Mujeres y Diversidad de toda la Cuarta Transformación.

Comments

Comentarios

You may also like