No aguantes, vete

No es de fiar escuchar un ‘te amo’ al oído cuando proviene de una persona que firma en una promesa que cambiará y que no volverá a dañarte; no es de fiar una persona que usa su fuerza lastimando tu cuerpo, tu mente o tu espacio.

Hay muchas formas en que puede presentarse la violencia en una relación: desde una ofensa verbal hasta la muerte; y mujer, no hay ninguna razón o deseo que justifique permanecer con alguien violento.

No te mientas a ti misma y escucha tu cuerpo, tu corazón. Nada ni nadie debe de pasar sobre ti. Primero esta tu integridad, tu bienestar, tu salud. No permitas que te llenen de miel tu oído en casos de amor romántico: “hasta no ver no creer”.

En una relación cuando se rompe la barrera del respeto con un golpe o con cualquier forma de agresión, se daña la relación y nunca vuelve a ser como antes.

La violencia en una relación se presenta de forma cíclica y repetitiva; De acuerdo con el plan de acción creado por el IPN en prevención de violencia en las relaciones de pareja, al inicio puede haber cambios en el ánimo de la persona violenta, reacciona con burlas, reclamos, críticas, chantajes o humillaciones disfrazadas de chistes, a esta etapa le nombran acumulación de tensión.

Después se presenta la etapa de explosión violenta donde se hay un ataque de violencia, como gritos, insultos, golpes, empujones, jalones, cachetadas e incluso el abuso sexual. Y finalmente, la etapa de la reconcilación, donde la persona que ejerció violencia se disculpa, a veces dice que tratará de reparar el daño y promete que nunca más lo volverá a hacer…

Pero la única forma de romper el ciclo es darte cuenta que estás inmersa en ella, que sus promesas no detendrán la violencia; al contrario, la violencia aumentará. Lo mejor es acercarte a una persona que pueda darte ayuda profesional tanto jurídica y psicológica.

Puede que tengas el deseo de vivir en pareja y de construir una familia, pero en cuanto se presente alguna agresión, es mejor luchar por alejarte por el bien tuyo y de tu familia.

En México se comenten diez feminicidios al día, según cifras de la Cámara de Diputados federal; mientras que en Hidalgo, en lo que va del año, se han documentado treinta y un asesinatos de mujeres por razones de género, once de los cuales fueron cometidos por sus parejas, según la organización Seiinac.

Nunca nadie sospecha de quien puede ser violento, hasta que lo demuestra.

Nadie puede, ni debe hacerte daño.

Para mi una relación se basa en el respeto, en la confianza y honestidad; si falta algún ingrediente tal vez no sea tan fructífera como lo deseas pero si no hay respeto, es mejor terminar la relación.

Comments

Comentarios

You may also like