Hay que jugarse todo en las elecciones municipales

El Tribunal Electoral del Estado aprobó un par de disposiciones que están directamente vinculadas a las elecciones municipales del año que viene: las coaliciones con candidaturas comunes en las cuales los partidos políticos podrán repartirse los porcentajes de votos –de lo cual se benefician directamente los chiqui-partidos como el PES, Nueva Alianza o el PT–, y la posibilidad de que integrantes del Cabildo puedan ser postulados a competir por las Alcaldías, lo que le devuelve el sueño a muchos, como es el caso del regidor independiente por Pachuca, Nabor Rojas Mancera, quien abiertamente compite al interior de Morena por ser candidato a la Casa Rule. Estas disposiciones –más la recientemente aprobada Reforma Electoral local–, le ponen más sabor a unas elecciones absolutamente atípicas, luego del avasallamiento del presidente López Obrador en Hidalgo, lo cual provocó que el PRI perdiera por primera vez en su historia el monopolio político en la entidad. Pero ya sin el efecto AMLO, se pondrá a prueba el verdadero alcance de Morena a nivel estatal. Porque son varias voces las que auguran que Regeneración Nacional va en caballo de hacienda a obtener la gubernatura, pero es un hecho que antes debe probar su suerte en los comicios municipales, cuyos resultados determinarán lo que suceda en las elecciones al Gobierno del Estado. Si Morena triunfa, estaría dando dos pasos hacia adelante en ese propósito. Pero si pierde, sobre todo si pierde la elección en Pachuca, el pase automático se le caería de las manos, quedando al aire para quien sea capaz de tomarlo. De tal modo, estas elecciones que ya comienzan en noviembre con la definición de candidaturas, deberán ser sumamente importantes para los partidos políticos pues en ellas se juegan sus posibilidades para acceder a la gubernatura. Será la verdadera composición del mapa político hidalguense sin la influencia del centro nacional. Y de esta, de quienes triunfen, emergerán las candidaturas naturales que muy posiblemente compitan por la primera silla del Estado. Por eso creo que vale la pena poner toda la carne al asador.

Comments

Comentarios

You may also like