CUARENTENA ¿Pérdida de LIBERTAD u oportunidad de CAMBIO?

Norma Lorenza García Medina es terapeuta holística, tanatóloga y suicidóloga. Para esta entrevista, habló del suceso que estamos viviendo desde la mirada de la tanatología.

Expresa que, ante la presencia amenazante del coronavirus, están implicadas muchas pérdidas que nos tienen atemorizados(as) y con una importante incertidumbre del futuro, donde no sólo nos encontramos en riesgo de perder la salud sino además ante el miedo a morir.

«En estos momentos en que es necesario quedarnos en casa y guardar las medidas de prevención que nos han sido señaladas para así detener la propagación del virus y salvaguardarnos, nos hemos enfrentado de forma involuntaria a una pérdida muy importante que tiene que ver con nuestra libertad«, afirma Norma.

Como sabemos, el ser humano no está acostumbrado a separarse de los demás, por ello, afirma Norma, es que «dicho aislamiento nos enfrenta a hacer una evaluación de qué está ocurriendo en nuestras vidas y por supuesto al sentido de soledad personal, que tiene que ver con nuestras propias carencias afectivas y de sentido de vida».

«El aislamiento – o así es como lo estamos entendiendo- provoca reacciones de angustia, ansiedad y vacío emocional. Y aquí es donde tenemos la posibilidad de echar mano de nuestro bagaje o experiencia de vida para serenarnos y usar nuestros recursos creativos para hacer de este espacio de vida una excelente oportunidad para hacer cambios favorables que impacten nuestro futuro de manera positiva», enfatiza la tanatóloga.

Sus recomendaciones son las siguientes:

  1. Tomar este espacio de tiempo como un tiempo de reparación personal.
  2. Establecer tiempos de ejercicio físico, que puede ser yoga, gimnasia o cualquier otro que implique ponernos en movimiento.
  3. Reconocer que nos hemos extraviado de nosotros(as) mismos(as) en la vorágine cotidiana y reencontrarnos.
  4. Mejorar la calidad de comunicación con los demás y por supuesto darme cuenta de que tengo derecho a una vida sin conflicto.
  5. Tomar el tiempo para dormir suficiente, comer sano, reposar la mente, escuchar música agradable y leer un libro.
  6. Hacer uso de habilidades creativas como escribir, cocinar, hacer alguna artesanía, etc.
  7. Por último y lo más importante: recordar que no estoy solo(a), que me tengo a mí y que soy capaz de sonreír, amar y disfrutar.

Si necesitas apoyo emocional, Norma sugiere contactar de manera inmediata a un profesional de la salud. Por el momento, ella no recibe pacientes.

Recuerda lo que Norma me dijo al final: «La vida es hoy y podemos disfrutarla por que es un derecho humano».

Comments

Comentarios

You may also like