Un hombre de IZQUIERDA a la alcaldía de PACHUCA

Por muchos motivos es una gran noticia la candidatura de Pablo Vargas González a la presidencia municipal de Pachuca por MORENA. La primera de ellas es que es una aspiración eminentemente ciudadana. El último partido en el que militó Pablo fue el Partido de la Revolución Democrática al cual renunció a principios de los años 2000 cuando la corrupción de los llamados «Chuchos» (aún sobrevivientes y desolados hoy, con Isidro Pedraza Chávez a la cabeza) le abrió las puertas al persecutor de luchadores sociales, José Guadarrama Márquez, denunciado ante la CNDH por su posible participación en el asesinato de perredistas en la Sierra Gorda cuando fungía como secretario de Gobierno. Antes, Pablo Vargas fue uno de los dirigentes del Partido Comunista Mexicano, posteriormente Partido Socialista Unificado de México, en Pachuca. Su candidatura, pues, es la primera emanada de la izquierda a la capital del Estado y, lo mejor, con las mayores posibilidades de llegar al poder. El hoy candidato morenista ganó reflectores en el año 2006 cuando encabezó junto a Tania Meza y Tonatiuh Herrera el movimiento por la Reforma Universitaria al interior de la UAEH. Este trío de académicos fueron injustamente despedidos de sus cátedras luego de negarse a participar en el acarreo de estudiantes a un mitin del entonces candidato presidencial del PRI, Roberto Madrazo, cuando el cacique universitario, Gerardo Sosa Castelán, era el dirigente estatal del tricolor. Pablo inició un largo juicio para la restitución de sus derechos laborales y universitarios, el cual ganó, obligando a Sosa Castelán y la cúpula de la UAEH a pagarle sus salarios caídos y respetarle su jubilación. Tal episodio aglutinó a un conjunto de defensores y defensoras de derechos humanos de Hidalgo, quienes fundaron la Academia Hidalguense de Educación y Derechos Humanos (Acaderh) cuyos primeros actos fueron las denuncias públicas sobre la violencia paramilitar en las Huastecas, la represión de la entonces PFP en el Valle del Mezquital y la imposición de un confinamiento tóxico en Zimapán. Desde entonces, Pablo encabezó un nutrido proceso de activismo para fortalecer las acciones de las organizaciones de la sociedad civil cuando nadie antes lo hacía. Fue el primero en proponer una ley estatal de fomento a las OSC’s y en realizar acciones de observación electoral independiente. Pablo Vargas es autor de más de veinte libros sobre estudios políticos. Es postdoctor en asuntos político-electorales. Firmó junto a Andrés Manuel López Obrador el acuerdo por el renacimiento de México y ha acompañado al hoy presidente desde las primeras luchas contra el desafuero. En su candidatura materializan tres generaciones de fuerzas sociales que han luchado por la democracia y la justicia en Pachuca. La ciudad al fin tiene la oportunidad de tener un Ayuntamiento digno, honesto, con los derechos humanos al centro de la agenda.

Pablo Vargas González y Andrés Manuel López Obrador en la campaña presidencial del 2018.

Comments

Comentarios

You may also like