Presenta GLPRI reforma para protección infantil contra castigos corporales


La Diputada María Luisa Pérez Perusquía, presidenta de la Diputación Permanente del Congreso del estado, en conjunto con el diputado del GLPRI, Julio Valera, presentaron una iniciativa de reforma a las leyes de la Familia y de protección para niñas, niños y adolescentes del estado de Hidalgo.

En la iniciativa, Pérez Perusquía explicó que “buscamos establecer de manera clara y específica, los supuestos en los que niñas, niños y adolescentes pueden ser víctimas de castigos corporales o cualquier trato ofensivo, denigrante, desvalorizador, estigmatizante, ridiculizador y de menosprecio de manera que se armoniza con la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”.

 Las reformas en el orden federal que han dado pie a la presente iniciativa, son de finales del año 2020, explicó la coordinadora del GLPRI, “por lo que, en el ánimo de mantener nuestro marco jurídico en estricto apego a los lineamientos federales, con la armonización legislativa, se logra dotar de mejores herramientas a las autoridades especializadas en velar y proteger los derechos de nuestros infantes hidalguenses”.

Pérez Perusquía y Valera Piedras presentan en la iniciativa que “la Convención Sobre los Derechos del Niño, de la cual nuestro país es Estado Parte, hace mención que las y los niños deben recibir protección y asistencia necesaria con la finalidad de que los menores puedan desarrollar su personalidad de manera plena y armoniosa dentro de su núcleo familiar y social, deben de crecer en un ambiente lleno de felicidad, amor y comprensión”.

“Debemos garantizar que los derechos de los menores se vean tutelados de manera adecuada, así como ir evolucionando y matizando los impactos negativos que estos pudieran afrontar, por lo que, se ha reconocido que las autoridades encargadas de vigilar y dar cumplimiento a los derechos de las y los niños, estipulen que el castigo corporal y los actos humillantes deben ser erradicados durante el desarrollo de los menores”, expuso Pérez Perusquía.

La legisladora priista destacó que “es precisamente lo que la iniciativa en cuestión busca implementar en la legislación local, pues, adicionando la fracción IX en el artículo 46 de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, se hace la precisión que el castigo corporal y humillante no puede ser una forma de crianza por parte de los padres de familia o los tutores de los menores de edad”.

La presente iniciativa plantea, precisó Pérez Perusquía, “reformar los ordenamientos necesarios para prohibir que la madre, padre o cualquier persona en la familia utilice el castigo corporal o cualquier tipo de trato y castigo humillante como forma de corrección o disciplina de niñas, niños o adolescentes”.

Finalmente, la presidenta de la Diputación Permanente expuso que “las formas de maltrato a menores de edad son contrarias al principio de igualdad de protección ante la ley, las nociones legales como “castigo razonable” y “corrección legal” provienen del hecho de que el menor es visto como propiedad de sus padres, este es el equivalente moderno de las leyes que hace un par de siglos permitían a los amo golpear a sus esclavos o sirvientes, así como a los maridos a golpear a sus esposas, es ejercer la violencia y la humillación”, concluyó.

Comments

Comentarios


You may also like