Contracultura

Construcciones del pensamiento, el conocimiento y la imaginación.

El 14 de agosto se dio a conocer, mediante una transmisión en vivo, que las niñas, niños y jóvenes de los Semilleros Creativos de todo el país recibirán las becas «Benito Juárez».

Esta iniciativa surgió del trabajo conjunto entre la la Secretaría de Cultura y la Secretaría de Educación Pública, a partir de dos de los principales derechos de infancias y juventudes: la importancia de dar pie a que las comunidades, sobre todo aquellas que se han visto marginadas, cuenten con acceso a las diferentes manifestaciones culturales y artísticas, así como garantizar el derecho a la educación de niños, niñas y jóvenes. Este último punto es en el que se ha enfocado con mayor ahínco el Gobierno Federal a partir de la 4T.

Además, por primera vez se toman como referencia dos tipos de educación: la formal, en donde se desarrollan saberes y conocimiento, y la no formal, que tiene que ver con el esquema de Semilleros Creativos, donde los(as) participantes obtienen nuevos saberes, provenientes de la práctica cultural y artística.

En Hidalgo, que cuenta con seis Semilleros, son cerca de 150 participantes los(as) que serán beneficiados(as) con las becas «Benito Juárez». Los Semilleros Creativos se encuentran en los municipios de Actopan, Pachuca de Soto, Tepeapulco y Tlahuelilpan.

Las niñas, niños y jóvenes recibirán la beca una vez que regresemos a la normalidad y comiencen a operar las oficinas municipales del Bienestar, pues es ahí donde se hará la entrega de documentos para realizar el trámite.

La beca asciende a $800.00 (ochocientos pesos M.N.) y se entregará una vez al mes, durante el tiempo que dure el ciclo escolar y mientras los(as) beneficiados(as) continúen dentro de las actividades de su Semillero.

Estas becas son un incentivo a la constancia no sólo de los(as) participantes de Semilleros Hidalgo, sino también de los padres y madres de familia. Se busca continuar trabajando con quienes ya son parte de las actividades tanto online como offline de Semilleros Creativos; de igual forma, motivar que nuevos(as) participantes se sumen a esta propuesta del Programa de Cultura Comunitaria, con la finalidad de impulsar la participación de infancias y juventudes en la sociedad y mundo que les rodea.

La temporada húmeda del año trae consigo grandes bondades emanadas de la tierra. Los hongos, son considerados organismos clasificados en un reino muy distinto al de animales y plantas, el reino Fungi.

La naturaleza nos sorprende cada año con una gran variedad de hongos comestibles (y otros no tanto) que crecen en las profundidades de los bosques, en un ambiente casi mágico, donde los que saben, acuden a su recolección con el permiso de la madre naturaleza y mucho respeto al ecosistema.

FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX

Miguel y Ulises fueron mis pequeños guías en esta valiosa actividad, en el monte que está frente a su hogar en la localidad de La Presa, Mineral del Chico. Dicen que esta sabiduría ha ido de generación en generación, ahora ellos recolectan decenas de estos ya sea para vender o para comer en familia.

Al ascenso de la montaña en compañía de su querido amigo de cuatro patas, Taylo, el primer hallazgo: tres rojitos. “Es importante que no cortemos de raíz, hay que dejarles el tronquito para que en unos días vuelva a crecer otro hongo”, dice Miguel al tiempo que lo corta con mucha delicadeza.

FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX

El terreno era húmedo y complicado, las hojas y piedras mojadas me dificultaron un poco la subida, no así a aquellos tres que tienen gran habilidad en el terreno. A cada paso dado, veía que dejaban atrás varios hongos blancos: “esos son locos, no los cortamos porque no son comestibles”.

Ulises, el más pequeño era también el más entusiasta a la hora de buscarlos en lo más profundo del bosque, de momento lo perdía de vista por un largo tiempo, pero su aguda voz lo delataba frente al hallazgo de una familia de trompetitas y panaderos.

FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX

Con los rojos y con las manitas hay que tener especial cuidado, pues es el color los que los diferencian entre ser comestibles o no. Los rojos tienen que ser escandalosamente brillantes para poder comerlos, mientras que su hermano tóxico tiene un color rojo muy pálido. También hay que alejarnos definitivamente de aquellos que tienen puntos blancos, como los que come Mario Bros. Las manitas tóxicas son de un bello color púrpura, las comestibles son blancas. Las trompas de venado, cemitas, yemitas, enchilados y babositos, son otra variedad de hongos que podemos consumir.

FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX

En nuestro camino, Miguel me advirtió que si no conocía el tipo de hongo que encontraba, no lo tocara porque uno se puede intoxicar sólo de tocar alguno que sea venenoso. Al poco rato encontramos unos sumamente extraños, no comestibles y por su apariencia podría decirse que eran venenosos. Una familia de cuatro hongos rojos muy similares a los jitomates, como salidos de un cascarón, y uno color negro muy solitario en forma de cerebro. Estos podrían llevar a quien los consuma a una fuerte intoxicación o la muerte, así como los llamados mosca, pastel, hongorado y guarín.

Luego de 4 horas entre los encinos y oyameles, acudimos al restaurante La Trucha Grilla, donde Liz y el chef David dieron el visto bueno de la variada recolección que lograron sus ahijados. El siguiente paso era convertirlos en caldos, ensaladas, tacos, guarniciones, guisos, pastas, una variedad interminable de platillos que se logran con las bondades de la tierra para deleite de los visitantes.

El teatro hecho por niñas, niños y jóvenes llegó a Actopan en forma de Semillero Creativo el 2 de septiembre del año 2019, dirigido por América López González y Pamela Juárez Ventura, licenciadas en Arte Dramático.

América nació en la CDMX y Pamela en el Estado de México; posteriormente emigraron al estado de Hidalgo para estudiar en el Instituto de Artes de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, ubicado en Real del Monte.

Antes de ser llamadas por la Secretaría de Cultura federal para formar parte del Programa Cultura Comunitaria, América ya vivía en Zempoala y se desempeñaba como docente; por su parte, Pamela vivía en Mineral de la Reforma y era gestora cultural en una compañía de teatro. A pesar de radicar aún en estos municipios, no dudaron en viajar hacia Actopan para poner en marcha el Semillero Creativo de Teatro.

América ocupa el cargo de promotora de participación infantil y juvenil; por su parte, Pamela es la tallerista de ese espacio de creación constante y colectiva.

Primero llegaron a la Escuela Primaria «Adolfo Espinoza Ángeles», en la comunidad de El Palomo; en sus propias palabras «con el corazón en la mano, el entusiasmo al mil y la esperanza en mente», dando así inicio a un arduo trabajo creativo con niños y niñas que permanece hasta el día de hoy.

«Se imparten los talleres de teatro comunitario; el juego es la base, porque es a través de él que podemos desarrollarnos fuera del curso habitual de la vida y resolver problemáticas de manera creativa», afirma Pamela.

Su trabajo se basa en la metodología del teatro de los oprimidos y las oprimidas, de Augusto Boal; lo usan como una herramienta no violenta de liberación.

Es así como Pamela y América promueven y transmiten que la voz de niños, niñas y adolescentes es importante y debe resonar en la escuela, su familia y la comunidad, que pueden ser agentes de cambio y que es un derecho el acceso a la cultura y la expresión a través de la misma. En ese tenor, el taller se vuelve un pretexto para hacer comunidad, que es lo primordial dentro de ésta labor.

Cuentan que en uno de sus eventos de cierre de periodo, llamado Tiempo de Cosecha, los niños y niñas prepararon una obra de teatro en el formato “teatro foro”, donde el tema central fue una problemática que ellos(as) observaban en su comunidad: la falta de organización de las personas adultas en las juntas comunales, mismas que incluso podían terminar en golpes.

La obra se llamó El peor día de los adultos y se llevó a cabo el 14 de diciembre de 2019. «Niños y niñas estaban emocionados por mostrar el resultado de su trabajo y expresar un tema tan importante para ellos(as). Entre risas y aplausos del público, que provenían del reconocimiento de sí mismos(as) en la puesta en escena que estaban viendo, concluyó exitosamente el primer trimestre de labor.

La población adolescente también se ha visto beneficiada con el trabajo de este dúo. En enero de 2020 se inició un nuevo proceso en la Biblioteca “Efrén Rebolledo” con jóvenes y adultos(as) entre los 25 y 60 años de edad. «Con ellos se han podido realizar dinámicas corporales, acompañadas de la voz y la improvisación, con lo cual se inició un viaje al autoconocimiento y reconocimiento grupal. A lo largo de las sesiones ha ocurrido algo notable:  empiezan a encontrar gozo en diferentes maneras de expresar sus ideas y sentimientos mediante el arte», cometa Pamela con satisfacción.

En marzo del 2020 se abrieron un par de puertas más: las de la Secundaria Técnica #61 en la comunidad de El Daxtha, para formar un grupo juvenil. «Tuvimos pocas sesiones, porque tiempo después comenzó la contingencia. El gusto por jugar y explorar nuevas maneras de expresión son características de este grupo de jóvenes. Ahora, con las nuevas dinámicas desde casa, se ha hecho notar que les gusta mostrarse para contar historias y compartir actividades con su familia», comenta América.

Algo positivo de este tiempo de confinamiento, según palabras de tallerista y promotora, es que antes había nula participación de las figuras paterna y materna en las actividades, pero ahora las familias completas se vuelven protagonistas, se permiten participar, jugar, crear y recrearse de otra manera.

Esto no podría ser distinto, pues ofrecen actividades divertidas y accesibles para todo público; además, en un formato audiovisual atractivo.

Si deseas conocer más acerca del Semillero Creativo de Teatro que dirigen Pamela y América en Actopan, búscalas en Instagram como semilleros_creativos_actopan .

¡GerminArte continúa a través de Contigo en la Distancia! Esta vez con transmisiones en vivo desde la fan page de Facebook de Vinculación Cultural.

Cada día, a las 12:00 horas, niñas, niños y adolescentes podrán realizar actividades vinculadas a distintas disciplinas artísticas, de la mano de los(as) docentes de los Semilleros Creativos del país.

Los materiales suelen ser sencillos: cartulina, hojas de papel, pinceles, pintura… con la intención de que cualquiera pueda crear desde su hogar.

Vinculacion Cultural invita a niñas, niños y adolescentes a compartir el resultado de cada actividad usando el hastag #GerminArte.

El Curso de Verano GerminArte formó parte del Programa Cultura Comunitaria y estuvo orquestado por Coordinación Nacional de Semilleros Creativos, de la Secretaría de Cultura federal.

En Hidalgo, fue la Coordinación Región Centro la que propuso realizar un cuadernillo de actividades con la finalidad de llegar hasta aquellas comunidades donde se carece de acceso a internet debido a su localización o la falta de recursos económicos de sus integrantes.

Así, talleristas y promotores(as) de los municipios de Actopan, Pachuca de Soto, Tlahuelilpan y Tepeapulco crearon Art&Mañas. Cuadernillo de actividades artísticas, el cual contenía 40 actividades vinculadas a las artes escénicas, a las artes visuales, el teatro, la literatura y la producción audiovisual.

Estas actividades también se plantearon a manera de cápsulas audiovisuales y se enriquecieron con otras, planteadas en Contigo en la Distancia, Hojas al vuelo y Carrete.

El cuadernillo estuvo disponible para descarga y difusión libres; además, se entregaron kits de materiales y cuadernillos impresos a la mayor parte de las niñas, niños, adolescentes y adultos(as) inscritos(as) al curso.

El curso comenzó el 29 de julio y finalizó el 14 de agosto. Diariamente, a las 12:00 horas, cada Semillero publicaba en sus redes sociales las actividades a realizar y notificaba vía WhatsApp a los(as) inscritos(as).

Durante ese tiempo, niñas, niños, adolescentes y adultos(as) de un total de 10 municipios, enviaron a través de WhatsApp el resultado de cada actividad al representante de su Semillero. En total, fueron alrededor de 220 las niñas, niños y adolescentes que vieron garantizado su derecho a la cultura en Hidalgo a través del Programa Cultura Comunitaria, que opera en el estado desde el año pasado.

Para concluir GerminArte, talleristas y promotoras(es) de los seis Semilleros publicaron un emotivo video para agradecer a toda la comunidad participante e invitaron a mantenerse alerta para conocer las actividades por venir.

Síguelos en Faccebook:

Semilleros Hidalgo

Semillero De Literatura Pachuca , a cargo de Nayeli Velázquez Garnica y su servidora, Alejandra Guerrero Funes.

Semillero Creativo Tepeapulco Hidalgo, a cargo de Susana Alejandre Castillo y Adán Rodrigo Ávila Pantoja.

Semilleros Creativos de Tlahuelilpan, a cargo de Sharon Olguín Guzmán, Luis Alberto Delgado Santiago y Ana Laura Martínez Lara.

y en Instagram:

Semileros Creativos Actopan, a cargo de América López González y Pamela Juárez Ventura.