Deportes

Iba a ser el debut del equipo femenil de fútbol de la sede de la Iglesia Católica, «Las mujeres del Vaticano», este fin de semana en Viena, Austria; pero el encuentro se suspendió abruptamente cuando el  club de la santa sede abandonó el campo de juego, luego que las futbolistas del club FC Mariahilf se alzaran las camisetas y mostraran leyendas a favor del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

De acuerdo con información del portal deportivo Sportschau.de, la iniciativa fue secundada por asistentes al encuentro quienes igualmente mostraron leyendas a favor de la interrupción legal del embarazo y los derechos LGBTTTIQ. Esto incomodó a las autoridades vaticanas  quienes se negaron a jugar el partido, el cual sería el primero de carácter internacional para «Las mujeres del Vaticano».

«Mi cuerpo, mis reglas», fueron algunas de las leyendas mostradas por las jugadoras del FC Mariahilf, quienes decidieron realizar la protesta justo cuando sonaba el himno de El Vaticano, cuyo club femenil de fútbol apenas tiene un mes de haberse conformado por trabajadoras de la ciudad.

En un comunicado posterior, el FC Mariahilf dijo que la protesta había sido organizada por las futbolistas en lo individual; lamentó la suspensión del juego, pero señaló la «actitud de la Iglesia hacia la autodeterminación reproductiva y los derechos LGBTIQ».

El cotejo deportivo celebraría también los veinte años de existencia del FC Mariahilf por lo cual el club se condolió por la suspensión del partido y declaró que no era «el momento adecuado» para la manifestación. No obstante también reiteró que la organización vienesa «la tolerancia, la diversidad de formas de vida y la coexistencia pacífica son importantes para nosotros, como también lo hemos manifestado con la bandera arcoíris».