Economía

¿Igualdad de género? Principio que establece que hombres y mujeres son iguales ante la ley, tema que, a pesar de encontrarse en boca de todos, también pareciera ser sólo una tendencia, pues siendo objetivos, se debe aceptar que hay aspectos que presentan irregularidades.

Tal es el caso del Pink Tax, el impuesto rosa del que pocos hablan.

El Pink Tax, es un concepto para muchos totalmente desconocido, pero forma parte de la realidad en la que vivimos, pues, aunque ya bastante se sabe que las mujeres suelen ganar menos que los hombres por el mismo trabajo en muchos casos, resulta increíble que, además, ser mujer implica pagar un impuesto injusto a la hora de adquirir productos que en su color o características lleven implícito que serán utilizados por el sexo femenino.

Este impuesto rosa obliga a las consumidoras a pagar hasta un siete por ciento más por los artículos diseñados en versión femenina, aun cuando su función pudiera ser igual a los de versión masculina. Este gasto adicional se cubre desde el nacimiento, ya que los padres que esperan en su hogar a una niña y que compran artículos rosas como biberones, cunas, ropa y demás, ven reflejado este impuesto en su economía.

Diferentes estudios sobre el tema han puesto al descubierto cifras realmente alarmantes. Por ejemplo, en la etapa de la niñez, un juego de bloques de construcción con el mismo número de piezas, es 80% más caro si es de princesas (para niño 550 y para niña $1,000). Y qué se puede decir de los artículos de higiene personal para las mujeres. En estos es más que evidente, pues productos como cremas, rastrillos, desodorantes y perfumes, sólo por mencionar algunos, podrían rebasar incluso un 30% en el incremento de precio para los consumidores de un género y otro.

Mucho se ha estudiado sobre el tema en diferentes países, pero ¿qué hay de aquellos productos que son exclusivos para las mujeres y que no pueden ser comparados con alguno similar? Es evidente que el establecimiento de precios en estos es totalmente libre, ya que son productos de uso necesario, que irremediablemente deben ser adquiridos por el sexo femenino. ¿No es acaso esta una forma de discriminación para las mujeres?

Desafortunadamente en México no se cuenta con un organismo que pueda defender las garantías de las mujeres en materia de consumo y es claro que los hábitos de compras no pueden ser modificados de un día para otro. Pero quizá valdría la pena preguntarnos: ¿qué harían las industrias si las mujeres dejaran de comprar? Si tomamos en cuenta que 8 de cada 10 decisiones compra, son tomadas por las mujeres, realmente el impacto económico sería considerable, pero quizá de esta manera se haría conciencia y se aceptaría que la economía de un país estaría en manos del género femenino.

El gobernador Omar Fayad aseguró que actualmente muchos empresarios están confiando en Hidalgo pues, aunque tengan puntos de vista diferentes y formas distintas de hacer las cosas la realidad es que cada sector ha puesto su granito de arena para alcanzar mejores niveles de desarrollo en la entidad, durante la toma de protesta del Consejo Directivo y reelección del presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Hidalgo.

Con base en cifras de la Secretaría de Economía federal, Hidalgo registró un crecimiento de 76.2 por ciento (%) de inversión extranjera durante el segundo trimestre del año, mientras que en el país la tendencia fue a la baja con 15.2%, expuso el mandatario.

De abril a junio de este año, la entidad recibió inversiones por 54.8 millones de dólares (mdd), cifra superior a los 31.1 mdd del mismo periodo, pero de 2018, lo cual colocan a la entidad en el sexto lugar nacional en el rubro.

Con la premisa de compartir objetivos y líneas de acción en la réplica de las historias exitosas en el estado, el jefe del Ejecutivo estatal declaró que ha sido “el esfuerzo de todos los hidalguenses y me atrevo a anunciarlo estamos en el sexto lugar nacional que es alentadora, lo que ha permitido al estado poder decirle a la clase empresarial de México y el mundo, aquí estamos para que sigan invirtiendo”.

El mandatario manifestó ser aliado de la Coparmex, un organismo que no sólo genera empleos, riqueza y da oportunidades, sino que además han sido aliados fundamentales para construir el avance que se ha tenido, cuando menos aquí en el territorio hidalguense.

Al respecto Gustavo de Hoyos Walter, presidente de la Coparmex nacional, apuntó que el gran reto que afronta dicha organización es reconocer y acompañar aquellas decisiones de los tres órdenes de gobierno que realmente abonen al desarrollo del país.

Insistió que la Coparmex se ha transformado a la par del país, en las últimas décadas, con historias de éxito que ponen a México con los mejores del mundo, por ello, ante el panorama del país, el organismo se ha pronunciado por presentar alternativas para sumarse al proyecto nacional.

Ricardo Javier Rivera Barquín, presidente de la Coparmex delegación Hidalgo, en su informe de actividades y después de su reelección para el periodo 2017-2020, señaló que tras 36 años de ser punto de referencia para el empresariado y la sociedad hidalguense, dicho organismo se ha consolidado efectivamente para ofrecer oportunidades dignas de trabajo anteponiendo los estatutos y valores del sector empresarial, que hoy representan a 22 mil empleos formales y con seguridad social en la entidad.

En ese sentido, Rivera Barquín aseguró que en Hidalgo “contamos con un gobernador conciliador y respetuoso que comprende que lo que más le conviene a los hidalguenses es trabajar en coordinación; anteponiendo el bien común por encima de los intereses personales, en donde el empresariado será un aliado en dicha meta.

Posteriormente el presidente del Grupo Pachuca, Jesús Martínez Patiño, impartió la conferencia “Apuesta por México”.

La estrategia del gobernador Omar Fayad para el desarrollo permitió que Hidalgo alcance el sexto lugar nacional en crecimiento económico, ubicando al estado por arriba de la media nacional.

Según datos dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Hidalgo obtuvo un incremento del 1.6 por ciento (%) para el primer trimestre de 2019 respecto al periodo anterior, mientras el promedio nacional fue del -0.2%.

El reporte señala que Hidalgo tiene mejor desempeño económico que entidades como San Luis Potosí (1.0%), Querétaro (0.9%), Guanajuato (-0.8%) y Aguascalientes (-3.9%).

La estrategia financiera del gobierno del estado ha permitido que, a pesar de enfrentar un entorno económico adverso a nivel nacional, Hidalgo pueda mantener su dinámica de generación de empleos, la cual asciende aproximadamente a 6,300 nuevas posiciones laborales tan solo en el primer semestre de este año.

Estos resultados se deben en gran medida al correcto manejo de las finanzas públicas, que ha buscado privilegiar el gasto productivo y de inversión, recortando el gasto corriente, ejerciendo una clara política de austeridad y disminuyendo la deuda pública.

Estas acciones, sumadas a la creciente dinámica económica que vive el estado, también lograron que la agencia calificadora Fitch Ratings concediera a Hidalgo la calificación AAA (MEX) que es la más alta del país. Dicha calificación lo coloca como una entidad de máxima confiabilidad para los inversionistas y sobre todo para la generación de empleos.

La calificación de Fitch Ratings representa no solo un reconocimiento al manejo responsable de las finanzas públicas del estado sino la posibilidad de canalizar ahorros públicos directamente a salud, educación, seguridad pública, entre otros servicios que impactan a los hidalguenses.

En ambos reportes se confirma que Hidalgo mejora su escenario económico, lo que propicia la atracción de inversiones y la generación de empleos para los hidalguenses.

Los 53 mil millones de pesos de nuevas inversiones y la disminución en los últimos tres años del saldo de la deuda pública son resultados concretos que actualmente ubican al estado como un referente a nivel nacional.

De acuerdo con el reporte del Instituto Mexicano del Seguro Social, en el primer semestre de 2019, se generaron 6,304 nuevos empleos formales en Hidalgo; a una tasa de crecimiento de 2.8 por ciento (%), el doble del crecimiento del país, que fue de 1.4%. Dicho crecimiento ubica a Hidalgo en el séptimo lugar nacional en generación de empleos.

La caída nacional de 14,244 empleos de mayo a junio pasado, confirman la tendencia a la baja en materia de creación de empleos en México. Para el país, es la peor cifra desde hace 17 años para un mes de junio. Además, para un primer semestre, es la más baja de los últimos 10 años, ya que se generaron únicamente 289,301 empleos en el periodo enero-junio de 2019.

En junio pasado, la eliminación de empleos se registró en varias entidades federativas. Por ejemplo: Chihuahua tuvo 2,392 bajas, Jalisco 2,326, Tamaulipas 1,830, Guanajuato 1,102, entre otras. Al igual que el país, Coahuila y Jalisco llevan cuatro meses consecutivos en que la creación de empleos es cada vez menor, llegando a una pérdida neta de empleos en junio.

Cabe mencionar que de diciembre 2018 a junio 2019, los estados industrializados que más resintieron la desaceleración en el indicador de creación de empleos fueron el Estado de México, San Luis Potosí, Coahuila y Puebla. Dichas entidades presentaron tasas de crecimiento de 1.1%, inferior a la tasa del país, que fue de 1.4%. Otros estados, si bien crecieron por encima del país, su tasa fue inferior a la de Hidalgo. Tal es el caso de Aguascalientes, Baja California Sur, Nuevo León, Guanajuato, entre otros.

La debilidad del mercado laboral en México es resultado de la desaceleración de la actividad económica y, especialmente, de la producción industrial, que presenta una caída acumulada de 1.6% anual en los primeros cinco meses del año. En contraste, Hidalgo mantiene un ritmo en la actividad industrial que le permite resistir esta desaceleración, con un crecimiento de la producción manufacturera de 2.3% anual en el primer trimestre del año, frente al 1.6% nacional.

Esta diferencia se debe a las inversiones que han llegado a Hidalgo en el actual sexenio, por más de 53 mil millones de pesos. Dichas inversiones generan y continuarán generando derrama económica; así como nuevos empleos en sectores estratégicos, tales como el de energía, movilidad sustentable, agroindustria y químico-farmacéutico.

Considerando el periodo transcurrido de la administración estatal (dos años y diez meses de gobierno), se han creado 18,419 nuevos empleos formales en Hidalgo. De ellos, 17,653 son empleos permanentes; es decir, el 95.8% son empleos con mejores salarios y más prestaciones. La proporción a nivel nacional es de 86.6%, o sea, 9 puntos menos que en Hidalgo, en el mismo periodo.

En comparación con los sexenios anteriores, evaluando únicamente los primeros 34 meses de cada gobierno, la actual administración ha generado 63% más empleos permanentes que en el sexenio anterior y 90% más que en el sexenio antepasado.

En su última visita por el estado de Hidalgo, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció que el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (BANSEFI), se convertirá en el Banco del Bienestar, y que además el Gobierno Federal creó una empresa de comunicaciones, que permitirá que exista internet en cada uno de los pueblos de México.

“Dejaron un banquito, que se llama Bansefi, pues ese banquito va a convertirse en un bancote porque va a ser el Banco del Bienestar y va a llegar hasta las comunidades más apartadas, con dicha institución vamos a crear una red para que de esta manera puedan cobrar sus apoyos de manera directa, incluso recibir las remesas que envían familiares, hacer sus operaciones, que haya estos servicios en los pueblos más apartados”, aseguró el mandatario federal.

Explicó que en este momento se están creando estrategias ya que por lo general hay servicios en las cabeceras municipales, pero no existe el servicio en las comunidades.

“Hay que buscar una comunidad estratégica, la más grande en donde se puedan poner todos los servicios para atender a las comunidades de alrededor. A ellos se les llamará centros integradores de servicio”.