Trabajo

Derivado del procedimiento de inspección, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Hidalgo (STPSH), inició ante el Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), 106 carpetas de investigación a centros de trabajo que se negaron a suspender actividades, no obstante que incumplían con las medidas preventivas dictadas por las autoridades sanitarias, para evitar contagios de Covid-19.

La Directora General del Trabajo y Previsión Social de la STPSH, Ivonne Montiel Ángeles, informó que derivado de la coordinación entre las autoridades en la vigilancia al cumplimiento de las medidas sanitarias en los centros de trabajo, se integraron las 106 carpetas de investigación; de las cuales tres han sido vinculadas a proceso por desobediencia a un mandato legítimo de la autoridad.

Detalló que la STPSH ha aportado los elementos necesarios en el ámbito de su competencia, para contribuir a las indagatorias realizadas por el Ministerio Público.

La directora, detalló que los centros de trabajo denunciados se encuentran en 39 municipios dedicados al comercio y a los servicios principalmente.

Montiel Ángeles puntualizó que recientemente la PGJEH, obtuvo la vinculación a proceso de una persona, por su probable responsabilidad en hechos que la ley señala como delito al no cumplir con las medidas de prevención, que fueron establecidas para evitar la propagación de Covid-19.

Ante tal hecho, la directora general, precisó que se trata de un hecho que marca un precedente, por lo que destacó la coordinación interinstitucional, en beneficio de las y los trabajadores procurando su salud en el contexto de la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19.

Además reiteró que aquellos patrones que no atiendan las medidas sanitarias o que se niegan a atender las inspecciones por parte de las autoridades, serán sujetos a procedimientos administrativos y al inicio de carpetas de investigación ante el ministerio público que pueden derivar incluso en una vinculación a proceso.

Con la finalidad de procurar un ambiente de estabilidad laboral, la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Hidalgo (STPSH), María de los Ángeles Eguiluz Tapia, exhortó a los titulares de los 84 ayuntamientos de la entidad a respetar los derechos de sus trabajadores y mantener una sana relación entre sindicatos y Ayuntamientos.

Destacó que el cumplimiento de los derechos de las y los trabajadores promueve el buen funcionamiento de las administraciones municipales, lo que se traduce en brindar a la población mayores programas y servicios.

Subrayó que de acuerdo con la Ley de los Trabajadores al Servicio de los Gobiernos Estatal y Municipales, así como Organismos Descentralizados del Estado de Hidalgo, una de las principales libertades que tienen las y los trabajadores de los ayuntamientos, a excepción de aquellos que sean de confianza, es formar parte de un sindicato que mejor los represente y defienda sus intereses.

En este sentido, explicó que las y los trabajadores tienen derecho a la conformación de sindicatos de acuerdo a la normativa que establece el Artículo 123 constitucional y la ley de la materia, asimismo, una vez que el sindicato adquiere existencia y personalidad jurídica propia, estas organizaciones son autónomas y obedecen únicamente a la voluntad de sus agremiados.

Eguiluz Tapia destacó que la vida sindical de los municipios en Hidalgo ha logrado obtener derechos superiores a las establecidas en la ley, los cuales han sido plasmados en las Condiciones Generales de Trabajo, como resultado de negociaciones con las distintas administraciones en turno entre ayuntamiento y trabajadores.

La encargada de la política laboral en la entidad, puntualizó que toda acción que realice un Gobierno Municipal que atente en contra de los derechos de las y los trabajadores sindicalizados, podrá representar un perjuicio a las finanzas públicas del municipio.  

En ese contexto, explicó que el Tribunal de Arbitraje en el Estado de Hidalgo es la instancia encargada de resolver las controversias de las relaciones laborales entre patrón y trabajador en el sector público; misma en la que las organizaciones sindicales pueden hacer cumplir los derechos de sus agremiados en caso de que estos sean vulnerados.

La titular de la STPSH indicó que el diálogo es un recurso invaluable, para preservar la paz laboral y evitar conflictos jurisdiccionales entre trabajadores y empleadores que en nada abonan a la gestión de la administración; por ello abundó que ante controversias, la STPSH ofrece ser facilitador en las negociaciones entre sindicatos y ayuntamientos.

En continuidad con las acciones encaminadas a fomentar la vinculación laboral como parte de la estrategia impulsada por el Gobernador Omar Fayad, Hidalgo Más Fuerte, el programa Buscando Trabajo con Tu Secretaria del Trabajo ofertó en el micrositio Click por el Trabajo, 808 plazas con la participación de 72 empresas regionales y nacionales.

La oferta laboral en el micrositio diseñado por la STPSH, conjuntó espacios de trabajo con salarios que van desde los 12 mil pesos, hasta los 30 mil pesos mensuales y con prestaciones de ley, señaló la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Hidalgo (STPSH), María de los Ángeles Eguiluz Tapia.

Los perfiles laborales solicitados fueron como diseñador de modas, diseñador industrial, sobre estante, auditor de calidad, jefe de mantenimiento de unidades, gerente de administración de personal, médico, paileros especializados, entre otros.

“A pesar de la pandemia ocasionada por el COVID-19, la administración estatal, ha implementado acciones concretas encaminadas a proporcionar estabilidad y generar ingresos económicos a familias de hidalguenses que pertenecen a los sectores de la población más vulnerables,” explicó.

En reunión virtual con internautas que se postularon para las vacantes contenidas en el micrositio, la encargada de la política laboral refrendó el compromiso de la institución y de la administración estatal de continuar velando por los derechos de las y los trabajadores, aun en tiempos de emergencia sanitaria.

Señaló que acciones implementadas como el seguro de desempleo y el apoyo a proyectos productivos, posicionan a la entidad como una de las que más ha enfocado esfuerzos en proporcionar ayuda a la población afectada directamente por la emergencia sanitaria, de acuerdo con instituciones no gubernamentales.

Cabe señalar que aquellas personas que no sean seleccionadas por las empresas para ocupar una vacante, tendrán la posibilidad de acceder a los talleres de buscadores de empleo que oferta la STPSH, así como a los programas y apoyos que ofrece esta dependencia.

Finalmente, Eguiluz Tapia puntualizó que “Empresas y trabajadores, habremos de asumir que el proceso de transformación digital conlleva desarrollar mecanismos de formación continua, por ello es necesario crear planes formativos continuos a lo largo de la vida laboral, para aprovechar los beneficios de la tecnología” puntualizó.

El COVID no daba tregua; sin embargo, aquel dieciséis de junio de 2020, Jorgito sacó fuerzas de su propio aliento para levantar de la cama sus setenta años y, como cualquier otro día, acudir a su trabajo como intendente de limpieza en el hospital 20 de noviembre del ISSSTE, uno de los hospitales públicos más grandes y saturados de toda la Ciudad de México. A pesar del riesgo que supone ser un hombre de su edad en medio de la peor pandemia en cien años, tomó valor, también algo de desayuno, para luego agarrar camino rumbo a la chamba. Al llegar, vino la misma angustia: no sabía si en aquella jornada le tocaría material de protección; a lo mejor unos guantes, a lo mejor un cubrebocas, a lo mejor nada. Pero ni modo, igual se puso al afán como cualquier otro día. Excepto que, ese día, no sería igual a los demás.

Algo afuera del Hospital estaba ocurriendo. Las cámaras de un canal de televisión entrevistaban a las personas que, en ese entonces, llegaban como ríos de desesperación buscado ayuda por el virus que les arrancaba de las manos a sus seres queridos. De repente, por esas cosas inexplicables que tiene la vida, ya por casualidad o destino, Jorgito se halló frente al micrófono. Regresaba de su hora de comer y ya pegaba la tarde, cuando la prensa le preguntó: ¿Cómo lo tratan aquí? Entonces el afanador respondió de la única manera que sabe responder, o sea, con la verdad. “Las enfermeras y los doctores son excelentes personas, a reserva de la empresa, ahí no me dan nada. No me dan ni cubrebocas, ni guantes ni material para trabajar”, dijo.

La noticia se echó a correr. Jorgito, a trabajar. Hasta cinco días después, cuando un representante de la empresa de limpieza que lo tenía contratado, que a su vez era arrogada por el ISSSTE para las tareas de aseo en el Hospital, lo llamó.

—¿Por qué andas diciendo eso en la entrevista que te hicieron?

—Pero yo no dije mentiras, yo dije la verdad. No me dan nada. Ni cubrebocas, ni ningún material para protección mía.

La sombra del miedo se posaba sobre el cuerpo laboral de la empresa. Eran bien sabidas las condiciones en las cuales les tocaba trabajar. Pero el silencio era obsequioso. Porque, cuando alguien lo mencionaba, o siquiera se atrevía a pedir lo necesario, venía el golpe de opresión: “Si no te gusta, entrega el uniforme, tu credencial y fuera”. Pero el temor le dió la vuelta a Jorgito, quien mantuvo la voz y su denuncia. Al cabo, el empresario lo condenó: “Está usted despedido, señor”. Y Jorge Pérez Ortega volvió a la calle, sin justificación, sin indemnización y luego a su casa, levantando sus setenta años y, ahora, desempleado en medio de la peor pandemia en cien años.

El trabajo de Jorgito paró su marcha. Pero su voz siguió su camino. En este momento, Amnistía internacional, ha elevado una protesta dirigida al director del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez, para que se le otorgue a Jorgito la indemnización que con justicia merece. Al mismo tiempo, que cada trabajador y trabajadora de limpieza en el organismo cuente con todos los insumos necesarios para protegerse ante el COVID. También, la organización le exige al secretario de Salud federal, Jorge Alcocer Varela, y al subsecretario de promoción de la salud, Hugo López Gatell Ramírez, transparenten los procesos de vacunación para que el personal de limpieza sea considerado en la primera línea de vacunación contra el virus.

Súmate a la campaña #JorgitoCuenta y exige una indeminización justa para él.

Dicen que fueron 200, otros que 500, pero los que hayan sido, igual abrieron. De esta manera los comercios del centro de Pachuca desafiaron el cierre obligatorio dictado por la Presidencia Municipal y las autoridades sanitarias estatales para contener la propagación de la pandemia.

Bajo el cubrebocas y con cartulinas en mano, quienes trabajaban en tiendas de ropa, de alimentos, estacionamientos y tantos otros giros, sostuvieron la consigna que ordenó la Cámara ProCentro: abrimos o morimos, porque dicen que ya cerraron cuatro semanas y pues ¿cuánto más?

Sin embargo, afirmaron que entienden el problema de salud que existe en el Estado, Hidalgo, que supera los cuatro mil muertos por COVID y cuyo sistema de salud está en riesgo de colapsar. Lo entienden, pero piden trabajar pues, sostienen, también son un sector indispensable.

FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX
FOTO: Blanca Gutiérrez / DESDE ABAJO MX