Entrevistas

La polémica se desató tras el llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador al reino de España para pedir perdón a los pueblos originarios de México tras la Conquista de 1521. En las redes sociales no faltaron las burlas, aunque también las expresiones de apoyo a los que el presidente mexicano llamó una necesidad de reconciliación histórica; un hecho inusitado en la vida política nacional.

Por eso era importante para mi salirme del ruido infame de las redes sociales y la comento-dictadura, y acudir donde un verdadero experto para hablar de este temas. Busqué a Raúl Macuil, historiador, doctor en Arqueología por la Universidad de Leiden, Holanda, pero más importante aún, nahua-hablante, miembro de una población indígena de Apizaco, Tlaxcala.

Macuil se muestra a favor de la petición que hizo López Obrador, y más aún, explica que “algo así se esperaba desde hace ya bastante tiempo”.

“Es el reclamo de un pueblo que se siente bastante herido aún. La herida está abierta y no ha cicatrizado. Para gente que no es miembro de un pueblo indígena diría que esto es propaganda, para qué revivir algo que ya pasó, pero para los pueblos indígenas es algo bien importante, la memoria histórica que se conserva y se preserva, la transmisión del conocimiento de la lengua, la cultura. Pero también de una herida que, si bien yo no fui afectado, pero sí mis ancestros”.


Es el reclamo de un pueblo que se siente bastante herido aún. La herida está abierta y no ha cicatrizado.

López Obrador pretende arribar al aniversario quinientos de la caída de Tenochtitlan, tomada como fecha de la Conquista española, con un acto –dijo–, de “reconciliación histórica”. Para ello, envío sendas cartas al reino de España y a El Vaticano, proponiéndoles sumarse a esta conmemoración mediante un acto de perdón hacia los pueblos originarios por “los agravios cometidos” por la corona y por la Iglesia.

Este llamado sí representa a las comunidades indígenas –sostivo Macuil–, “porque se está teniendo una revisión histórica del pasado, que vivimos, que es lo que somos y los agravios que vivieron mis ancestros y los ancestros de los demás pueblos indígenas”.

“Es un llamado legítimo porque otros gobiernos del mundo han pedido disculpas por el holocausto. ¿Por qué no pedir disculpas por el genocidio que sucedió en el siglo XVI? ¿Por qué se le da más importancia al gobierno alemán que pidió disculpas por la matanza de judíos, y por qué no darle importancia a un gobierno que está mirando a los pueblos indígenas? ¿Por qué se le critica y se le avasalla tanto?”.

Ante los ataques contra López Obrador por esta solicitud al reino español, tanto por españoles como por mexicanos, Macuil resalta el racismo que aún permea en México.

“Habrá quien diga que no tiene sangre indígena que tiene más sangre española, pero eso habla también una mente bastante colonizada. Nosotros venimos de un país de riqueza, pero nos vemos a nosotros mismos como inferiores y hasta como feos porque el ideal de belleza es europeo, blanco, ojos azules y nos vemos al espejo y quisiéramos ser como los del norte o los europeos. “

Reescribir la historia y dejar el racismo

Raúl Macuil hoy se desempeña como investigador del Centro de Investigaciones Históricas y Culturales de la Secretaría de Cultura de Hidalgo. Su habla es pausada, y reflexiona cada comentario antes de expresarlo. Un libro abierto, lleno de subrayados, se queda reposando en su escritorio para entonces salir y acceder a esta conversación. Recién llega de Holanda porque le pidieron su análisis sobre una exposición sobre cultura azteca que está a punto de montarse en Europa.

Este asunto del perdón por las atrocidades de la Conquista, es para él una oportundiad para repensar el pasado y reescribir la historia:


Si logramos la reconciliación, entonces estaríamos creando una sociedad donde el color de la piel no importa.

“Estamos en tiempos muy propicios para repensar nuestro pasado y reescribir la historia. Se debe mirar a los pueblos indígenas sobre como actuaron, como pensaron y como sintieron la colonización. Por ejemplo, casi siempre se habla de los aztecas como los que combatieron y los que cayeron por lo que se conmemora la caída de México-Tenochtitlan, como si en automático en 1521 hubieran caído todos los pueblos indígenas y no, el pueblo maya y el pueblo yaqui estuvieron luchando hasta el siglo XIX; el último pueblo fue sometido hacia 1830 en el norte. Los pueblos mixes en Oaxaca nunca fueron conquistados y la Iglesia llegó ahí hacia 1910. Hay que hacer una revisión general sobre el proceso de conquista, el proceso de evangelización y el proceso de explotación”, dijo.

Para él, la reconciliación histórica que plantea el presidente López Obrador sí es posible; pero tiene una importancia mayúscula: es para México la oportunidad de cerrar la herida “que aún se encuentra abierta, ya no sangra, pero afecta mucho”

“Uno como indígena está bien consciente de su pasado. Porque nuestros abuelos, los abuelos de nuestros abuelos nos lo han transmitido, pese a la educación que hemos recibido. Si logramos la reconciliación con nosotros en el pasado y con nosotros en el presente, ser menos racistas, ser menos lascivos en el lenguaje con gente que viene de los pueblos, si nos reconciliamos así entonces podemos ver un futuro mejor. Porque entonces estamos creando una sociedad menos racista, entonces estaríamos creando una sociedad donde el color de la piel no importa”.

El director general de la política cubana hacia Estados Unidos, Carlos Fernández de Cossío, sale al paso de la nueva aplicación por parte de Donald Trump de la Ley Helms-Burton que, entre otras cosas, castiga a las empresas que comercian con Cuba. En una entrevista para el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba otorgada a DESDE ABAJO MX, el funcionario aclara mitos y verdades de esta agresión contra la isla.

¿La Ley Helms Burton es aplicable en Cuba?

La ley Helms Burton no es aplicable en Cuba, en primer lugar, porque es una ley de Estados Unidos y por tanto su jurisdicción, su espacio de aplicación, es en los Estados Unidos. Ningún país soberano que se respete permitiría la aplicación extraterritorial de una ley de los Estados Unidos o de otro país en su territorio. Además, en nuestro caso, Cuba tiene una ley aprobada en el año 1996, que declara nula y sin valor alguno a la ley Helms Burton. Por tanto, su aplicación en Cuba es nula.

¿Cuáles son las principales disposiciones de la Ley Helms Burton?

La ley Helms Burton es una ley muy amplia y muy compleja. Es bastante singular en ese sentido. Porque es una ley como probablemente existan pocas en Estados Unidos, si es que existe alguna, que pretende definir con categoría de ley cuál puede ser el comportamiento del gobierno de los Estados Unidos en un tema específico de política exterior, en este caso Cuba.

La ley persigue varios propósitos, en primer lugar, internacionalizar el bloqueo económico, tratar de que la comunidad internacional, lejos de repudiar el bloqueo económico como hace año tras año, se incorpore al sistema de sanciones contra Cuba. Tal es así, que la ley tiene incluso establecido que el Departamento de Estado debe reportar al Congreso cada año sobre cómo se viene aplicando a nivel internacional, por otros países, las sanciones contra Cuba.

La ley también persigue perpetuar el bloqueo. Lo codifica. El bloqueo existía con antelación sobre la base fundamentalmente de prerrogativas que tenía el Presidente de los Estados Unidos y lo que se hizo en el año 96 con la ley Helms Burton fue lo que se llamó “codificarla”. Fue establecer que todas las medidas del bloqueo existentes hasta entonces, más las que se incorporan con la ley, se convierten en un acto legislativo que no se puede modificar sin un acto del Congreso. Lo que buscaba era tratar de perpetuar la hostilidad entre Cuba y los Estados Unidos y maniatar cualquier perspectiva de que un futuro gobierno estadounidense optara, prefiriera o considerara que esta ley respondía solo a los intereses de los Estados Unidos y por tanto, buscara un acomodo distinto con Cuba.

La ley también perseguía disuadir, inhibir, la posibilidad de que capital extranjero llegara a Cuba en la modalidad de inversión extranjera, tratando de espantar al posible inversionista en nuestro país. Y por eso algunos aspectos de la ley buscan castigar al inversionista extranjero si este invierte en alguna de las propiedades que fueron nacionalizadas en Cuba al triunfo de la Revolución. Para eso se basa en la falsedad de que las nacionalizaciones llevadas a cabo por Cuba en los años 60 eran ilegítimas o eran indebidas.

Y finalmente la ley, de lograr cumplirse los propósitos de derrocar la Revolución, con los objetivos anteriores, la ley lo que busca es establecer una especie de programa sobre cómo sería el futuro de Cuba carente totalmente de soberanía si llegara a ocurrir el derrocamiento del poder revolucionario en nuestro país.

Establece un período de transición, en el que habría un administrador, un estadounidense por supuesto, designado por el gobierno de los Estados Unidos que se encargaría de garantizar que se fuera desmontando todo lo que hoy significa el poder revolucionario, el sistema de justicia social, el sistema socialista en nuestro país.

Pero que además tendría como tarea iniciar una de las ambiciones más importantes de la ley Helms Burton: que los antiguos reclamantes estadounidenses -o quienes no eran estadounidenses en ese momento- dueños de propiedades que en Cuba fueron nacionalizadas o que fueron abandonadas por personas que se marcharon de Cuba, sean devueltas a esos reclamantes o que el pago por el valor que ellos decidan por esas propiedades sea dado. Lo cual quiere decir que prácticamente todo cubano, si se cumpliera ese propósito, vería que la casa donde vive, la comunidad donde está su edificio, la escuela a las que van sus hijos, los hospitales, su centro de trabajo, el lugar donde tiene su negocio privado, el terreno donde cultiva, si es un agricultor pequeño, todo eso podía ser reclamado materialmente o se reclamaría una indemnización.

Hasta que no se produzca, según dice la ley, la totalidad de la devolución o la totalidad de la indemnización, quiere decir pago por esas propiedades y bienes, no podría levantarse el bloqueo económico en la manera en que lo concibe la ley. Esos son los propósitos de la Ley Helms Burton.

¿Está el gobierno de Cuba dispuesto a pagar indemnizaciones a los estadounidenses cuyas propiedades fueron confiscadas después de 1959?

Lo que Cuba está dispuesta a hacer, lo planteó en los años 60, cuando se hicieron las nacionalizaciones, y lo ratificó cuando se adoptó la Ley de reafirmación de la dignidad y la soberanía cubanas, en diciembre de 1996, es entrar en un proceso de negociación con el gobierno de los Estados Unidos en la búsqueda de un acuerdo de suma total para que puedan ser compensados los antiguos reclamantes. Y me estoy refiriendo a los reclamantes que fueron reconocidos por la Comisión de reclamaciones extranjeras de los Estados Unidos. Son unas 5903. Pero la Ley también dice que esa negociación se haría conjuntamente con un proceso de discusión sobre la indemnización a la que tiene derecho el Estado y el pueblo cubanos por los daños materiales, sentimentales, y personales ocasionados por los años de agresión militar, el terrorismo, las sanciones económicas y privaciones de diversos tipos provocadas por el gobierno de los Estados Unidos. En un proceso como ese, Cuba está dispuesta a llegar con el gobierno de los Estados Unidos a un acomodo de compensaciones mutuas.

¿Se puede decir que el bloqueo de Estados Unidos comenzaría de verdad cuando se aplique la Helms Burton?

Hay una presunción de que el bloqueo económico comenzó con la aplicación de la Ley Helms Burton en el año 1996, que no es correcta. El bloqueo comenzó a inicios del triunfo de la Revolución. Oficialmente con una orden ejecutiva del presidente Kennedy que se basó en una ley de 1917, emitida en la época de la Primera Guerra Mundial y con órdenes ejecutivas de ese momento, es que el presidente, con sucesivas órdenes ejecutivas, estableció la prohibición de comercio con Cuba, la prohibición de que barcos estadounidenses vinieran a Cuba, la prohibición de transacciones financieras etc., que se fueron incrementando a lo largo de los años antes de llegar a la Ley Helms Burton. Incluso puede decirse que el bloqueo comenzó, que las sanciones comenzaron, antes de eso. Porque el gobierno de los Estados Unidos lo primero que hizo fue reducir la cuota azucarera en el mercado de los Estados Unidos de la que dependía la economía cubana. Ese fue el primer acto de agresión y de sanción y se concibió desde entonces como acto dirigido a generar escasez, privaciones, hambre, penuria en Cuba, con el objetivo de doblegar la voluntad política del pueblo cubano y que eso diera pie a un derrocamiento del gobierno revolucionario.

¿Qué desafíos impone la aplicación de la Helms Burton a las relaciones entre Cuba y Estados Unidos?

El desafío para las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos históricamente ha sido la incapacidad del gobierno de los Estados Unidos de aceptar que Cuba, es un país soberano y que tiene derecho a ser un país soberano y de aceptar que el pueblo cubano tiene una voluntad firme, sostenida, de defender ese derecho soberano a construir su propio futuro. Eso es un desafío puesto que la asimetría entre los dos países hace pensar a muchos políticos de los Estados Unidos que tienen la capacidad y el poder de someter al pueblo cubano y, mediante sanciones, mediante presiones, tratar de doblegar la voluntad de los cubanos. La Historia ha demostrado que no es así. La ley Helms Burton se propuso eso en 1996. Hay que escuchar los discursos que se hicieron en esa época, los argumentos que presentaron varios políticos de los Estados Unidos del porqué hacía falta esta ley. Si cualquier persona desinformada hubiera estado escuchando esos debates hubiera pensado que le faltaban meses, o semanas, a la supervivencia de la Revolución Cubana. La historia demostró que no es así y nuevamente ahora, cuando se tratan de instrumentar algunos atributos adicionales de la Ley, el resultado va a ser el mismo que en 1996.

El desafío para Cuba va a ser continuar resistiendo como hemos hecho hasta ahora, siendo creativos, como en nuestro pueblo, procurando seguir desarrollando nuestro país, progresando, tratando de mejorar el bienestar de la población, con un claro sentido de justicia social y dándole las garantías a nuestros socios extranjeros, a los países de otras partes del mundo, de que sus inversiones en Cuba cuentan con la garantía de las leyes cubanas, del derecho internacional, de las leyes de su país, y que es totalmente legítimo interactuar con Cuba y desarrollar negocios con nuestro país.

El pueblo cubano ha demostrado que está comprometido con el proceso revolucionario y ha demostrado también históricamente que tiene una firme conducta de rechazo a cualquier pretensión de sometimiento por parte de una potencia extranjera, como es el caso de los Estados Unidos. Nuestro país lleva 60 años de Revolución sin haber tenido un día de descanso en cuanto a la agresividad de Estados Unidos.

Con independencia de que en algunos momentos ha sido más agresivo y en otros ha sido menos agresivo, nuestro pueblo está preparado, tiene experiencia, tiene la experiencia de haber vivido los duros momentos del Período Especial y hoy nosotros no estamos ni siquiera en las condiciones tan difíciles que pasamos en aquellos momentos. Hemos logrado vencer dificultades y períodos duros del pasado y seremos capaces de hacerlo en estos momentos.

Este es un tema importante, un tema sobre el que todos los cubanos debemos estar informados y que debemos comprender, como deben estar informados los latinoamericanos. Es muy importante que compartamos información, que nos unamos y que denunciemos a la ley Helms Burton como un acto del imperialismo contra toda nuestra América.

Cyrille Martin es un aclamado cineasta francés que en los últimos tiempos ha enfrentado el acoso del sistema político español por haber publicado un documental que siembra razonadas dudas acerca de la manera en cómo se trataron judicial, política y mediáticamente, los atentados a los trenes de Madrid, España, del 11 de marzo de 2004, conocidos como los “atentados del 11-M”.

La obra de Martín cuestiona si Jamal Zougam, ciudadano marroquí condenado a más de 40 años de prisión por el asesinato de 191 personas por su presunta participación en los atentados, es realmente culpable o se trata de un chivo expiatorio, parte de una estrategia de criminalización del Islam en Europa.

A quince años del terrible caso, Martín presenta un paralelismo entre la condena a Jamal Zougam y la del capitán Alfred Dreyfus, condenado por traición en Francia a finales del siglo XIX, sin pruebas y como parte de una campaña anti-judía.

“Un nuevo Dreyfus: Jamal Zougam ¿chivo expiatorio del 11M?”, es el título del revelador documental de Cyrille Martín que, según testimonia, arroja luz sobre el entramado de la alta política para pasar por culpable a ciudadanos de países, casi todos musulmanes, que están bajo la mira de los grandes capitales.

A propósito, conversé con él para tener, de sus palabras, la visión del clima de Islamofobia y fascismo que hoy soporta Europa, el mundo, y las razones de esto. Sirva este texto para mover la solidaridad global con Cyrille y los millones de seres humanos que están siendo criminalizados por sus creencias o sus obras.

Alberto: Parece que Europa enfrenta un fortalecimiento de la derecha nacionalista ¿Qué opinas al respecto?

Cyrille: Este fenómeno no es ninguna sorpresa dado la crisis económica que empeora desde hace varias décadas. Es muy conocido que la gran crisis de los años 20-30 creó un clima muy favorable para las extremas derechas en toda Europa. Lo que es menos conocido, aunque los historiadores lo hayan probado de forma irrefutable, es que esas extremas derechas recibieron el apoyo del gran capital en su acenso al poder. Al gran capital le venía mejor que el enfado de la gente afectada por la crisis económica fuera canalizado hacia chivos expiatorios, judíos por ejemplo, que hacia los que controlaban la economía.

Hay que evitar a toda costa que la historia se repita, esta vez con la minoría musulmana. Uno de los elementos que motivan la hostilidad hacia ella es la idea que el islam los convertiría en terroristas en potencia. Yo hice este documental para contradecir este razonamiento, demostrando que en un caso importante, dado que el atentado de Madrid es el peor que haya sufrido Europa, un musulmán es injustamente condenado y encarcelado, y que a través de él, se acusa al islam falsamente.

Alberto: ¿Consideras que la Islamofobia es un clima generalizado en Europa?

Cyrille: No diría que es generalizado dado que no afecta a la mayoría de la población, aunque esta opinión este incrementando. Lo que más me preocupa acerca de la islamofobia, es que puede desencadenar consecuencias muy graves por el hecho de que se mezcla con otro fenómeno cuyo origen es completamente diferente, es decir el rechazo que existe hacia la población de origen extranjera motivado por otras razones que esta religión. Este asunto es complejo y no se puede decidir quiénes son los buenos y quienes son los malos, como lo hacen desgraciadamente la mayoría de los que abordan el tema. Es muy importante tomar en cuenta el punto de vista de todos a los que concierne esta situación. De esta manera podemos intentar desactivar las reacciones en cadena que nos amenazan, en esta época de incremento de los actos terroristas atribuidos (a veces falsamente como lo hemos visto) a musulmanes.

Nunca he vivido en uno de esos barrios donde se concentra la población de origen inmigrada, pero he ido durante 4 años a un instituto de uno de esos barrios llamados “conflictivos”. El rechazo que he podido constatar, por parte de franceses autóctonos, hacia los de origen inmigrados, se debía en general al hecho de que estaban hartos de una actitud que se podría llamar “bad boy”, mas común en esta población, y no tenia nada que ver con su religión musulmana. Esta actitud y esta mentalidad “bad boy” tienen sus propios códigos de vestimenta, de lenguaje y de comportamiento, que se caracterizan por la agresividad, y en las cuales la “rabia” y el “odio” casi se consideran como virtudes. Una de las razones principales por las cuales esta mentalidad se ha difundido en este entorno social (muy afectado por el paro y la pobreza), es que desde el punto de vista de los mas jóvenes, el modelo del delincuente es, a final de cuentas, preferible al del trabajador honesto, que vive con mas dificultades económicas. Obviamente no quiero decir que la mayoría elija la delincuencia. Los hombres de negocios que dirigen las televisiones y las radios han promovido cínicamente este modelo, popularizando el gangsta rap por ejemplo, un estilo muy arraigado en Francia.

Otro factor legitima este modelo, a través de un discurso muy corriente que presenta Francia, como irremediablemente deshonesto con la gente de origen extranjera. A groso modo, este discurso resume la historia del país a la única colonización que, sin querer minimizarla, es un capítulo entre otros en la historia humana, donde sobresale la explotación del hombre por el hombre según todas las modalidades. Sin embargo hace falta no olvidar que existieron en esta historia momentos mas alentadores y mas fieles al lema “Libertad, Igualdad, Fraternidad” (revolución francesa, revoluciones de 1848, Comuna de París, Frente Popular de 1936, Consejo Nacional de la Resistencia, Mayo del 68), y que otros momentos como estos todavía pueden repetirse.

Volviendo al asunto de la islamofobia, me parece que cada vez hay mas confusión en los debates, en el sentido de que, se atribuyen al islam problemáticas cuyos orígenes están en realidad en otras partes. Dicho esto, en algunos asuntos, como el estatuto de las mujeres, puede haber convergencia entre la actitud “bad boy” y un islam tradicional, que es él que se encuentra en las zonas rurales de África del norte, de donde vienen la mayoría de los inmigrados económicos (dado que los patrones franceses preferían reclutar en esas zonas mas que en las zonas urbanas, potencialmente mas politizadas). Hay que tener en cuenta también que un lenguaje conteniendo referencias a la religión puede ser el resultado de una voluntad de corresponder al estereotipo del mafioso tal y como se difunde en el cine, mas bien que a una adhesión real a dicha religión.

Alberto: En tu documental abordas temas como la manipulación mediática ¿Cual crees que es el papel de los medios de comunicación con relación a la población islámica y los refugiados?

Cyrille: En efecto se puede considerar en ambos casos que el tratamiento mediático es manipulador, pero según modalidades muy distintas:

Sobre los musulmanes, en mi documental se puede ver que casi ningún medio de comunicación ha hecho el trabajo básico de comprobación de los hechos, aunque las audiencias del juicio demuestran claramente que Jamal Zougam es inocente, a pesar de la sentencia del juez. Es mentira por omisión, en el sentido que la mayoría de los españoles cree que Zougam es culpable por el mero hecho de que todavía no han visto las imágenes de los momentos claves del juicio, silenciados por los medios de comunicación. Han fallado en su papel de cuarto poder, el de controlar los tres otros. De esta manera participan en avalar el cliché, que se instala poco a poco en las mentes, según el cual el islam lleva periódicamente al terrorismo. En un orden de ideas similar, me llama mucho la atención que haya tan poco cuestionamiento sobre el papel que puede haber tenido el captagon, mas conocida como droga de los soldados de daesh, en los atentados de esos últimos años. Esta pregunta es de gran importancia porque se trata de saber si su fanatismo se debe a un adoctrinamiento estrictamente religioso, o mas bien a esta droga, que les hace perder el contacto con la realidad y los vuelve manipulables y sanguinarios, como los testigos del Bataclan lo sugieren. Por cierto, es lamentable que los terroristas sean sistemáticamente matados, a veces varios días después de los hechos, porque impide que la Justicia los interrogue para aclarar este tipo de preguntas.

Sobre los refugiados, los medios de comunicación han hecho una cobertura muy pormenorizada de la recién “crisis migratoria”. Cabe preguntarse cuales son las razones de tal cobertura mediática. ¿Se debe a un impulso espontaneo de solidaridad por parte de los equipos de periodistas? ¿O las empresas transnacionales que poseen los medios de comunicación tienen algún tipo de interés en llamar la atención sobre este tema? Esta claro que manifestar solidaridad con la gente que corre peligro esta bien, pero cabe superar las emociones y analizar fríamente el impacto que tiene esta campaña mediática sobre el espectador X, cuyas condiciones de vida son cada vez mas precarias en estos tiempos de crisis económica. Es probable que vea al refugiado como alguien que atraviesa una experiencia difícil, y a la vez como un competente potencial en el mercado de trabajo, en el cual hay cada vez menos empleos, y donde el refugiado aceptará, sin lugar a dudas, condiciones de trabajo mas duras que las suyas. Este es el punto de vista que explicaba recientemente el famoso director británico Ken Loach, acerca de la forma de percibir a los inmigrados baltos en las zonas agrícolas de su país. Tal vez las organizaciones, cuyo apoyo a los refugiados se refleja en los medios de comunicación, deberían preguntarse por qué se interesan en ellas. ¿Por altruismo desinteresado? ¿O se trata de una maniobra cuya meta real es convencer al espectador X de que esas organizaciones actúan en contra de su interés personal, y disuadirlo de votar para los partidos que muestran solidaridad con los emigrantes?

Alberto: ¿Qué se puede hacer para combatir los males de la islamofobia y la manipulación mediática?

Cyrille: Para atacar esos problemas desde la raíz, hay que mejorar la integración de la población de origen inmigrante. Y esta integración, que implica el sentimiento de encontrar un sitio en la sociedad, siempre se ha logrado a través del mundo laboral. Esa es la razón principal por la cual en Francia las distintas olas de emigración lograron integrarse hasta el momento en que apareció el paro masivo, en los años 70. La buena noticia es que la escasez de empleos no es irremediable, porque hay que ser conscientes de que uno de los objetivos de nuestros gobiernos es, en realidad, de mantener una tasa de paro suficientemente alta, lo cual evidentemente no pueden confesar si quieren ganar elecciones una y otra vez. Esto es sencillamente la ley de la oferta y la demanda : en el mercado laboral, la oligarquía necesita que los empleos sean escasos para que los candidatos acepten cada vez mas sacrificios en sus condiciones de trabajo. Esto también es conocido como chantaje del empleo, que impide a los empleados negociar aumentos salariales.

De esta manera el capital ha podido multiplicar sus ganancias a costa de los salarios, transfiriendo en unas décadas una docena de puntos del PNB de los salarios hacia el capital en Francia. La escuela neo liberal expresa con medias palabras esta estrategia mediante el acrónimo inglés N.A.I.R.U, o sea “Tasa de Paro que No Acelera la Inflación”. Si se prefiere el lenguaje marxista, se hablará del “ejército de reserva industrial”. Así que el paro masivo no es ninguna fatalidad sino una opción social no explicitada, y varias estrategias han sido propuestas para superarlo. Personalmente, me convence menos la opción de la renta universal que la del reparto del tiempo laboral (por ejemplo mediante la semana laboral de 4 días sin baja de salario, dado que ya no harían falta cotizaciones para el paro, ni habría chantaje del empleo y entonces se podrían negociar aumentos salariales), dejando de lado la opción ilusoria y contaminante del gran crecimiento económico.

Cabe notar que si los sindicatos patronales franceses hacen declaraciones tan favorables a la inmigración, es porque tienen interés pecuniario en mantener una fuerte competencia en el mercado laboral, y no porque tienen fe en las success stories y los cuentos de hadas de unos informáticos inmigrados en la Sillicon Valley. En resumen, la superación del paro masivo permitiría cumplir dos metas : una, mejorar las condiciones de vida de las clases populares en general y las inmigradas en particular, y, dos, mejorar su integración, reduciendo las tensiones que mencionaba anteriormente.

Alberto: Al respecto, ¿qué se puede hacer desde el arte?

Cyrille: El arte puede servir a que se tome consciencia del punto de vista de otras personas, del contexto en el cual vive y piensa. Pero cuidado, porque como en el caso de los medios de comunicación, puede también servir para manipular.

Alberto: Para finalizar, ¿qué papel tiene el sionismo israelí sobre el clima de islamofobia que se vive en el mundo?

Cyrille: No creo que el sionismo israelí sea al origen de este clima, pero es evidente que el gobierno israelí actual tiene interés en que se difunda la islamofobia, porque puede atraer simpatía hacia el poderoso pero pequeño estado israelí, rodeado por sus grandes vecinos musulmanes. El conflicto palestino- israelí es un factor que empeora las tensiones con los musulmanes. Pero, aunque el estado israelí no hubiese sido fundado, creo que estas tensiones existirían por la sencilla razón de que una de las estrategias más viejas y eficaces para conservar el poder es la de “divide y vencerás”, que implica que una población sea dividida según un criterio u otro.

En diciembre del 2016 arrancó en México la primera liga profesional de fútbol jugado por mujeres. Tres años después, siete equipos de primea división se niegan a mantener sus representativos femeniles argumentando que no son rentables y, a pesar de que la presidencia de la Liga MX ha extendido por una temporada más la obligatoriedad del fútbol femenil, algunas voces afirman que este se encuentra en riesgo de desaparecer, luego de que se quitara el tope salarial y varias futbolistas exigieran una mejora en sus ingresos.

Es claro entender por qué las futbolistas piden mejorar sus condiciones salariales. De acuerdo con Global Sports Salaries Survey 2017, las futbolistas mexicanas ganan en promedio 3 mil 500 pesos al mes. Esto es el 4.4 por ciento del salario que ganan sus pares francesas (las mejores pagadas del mundo), y menos del uno por ciento de lo que gana un hombre futbolista profesional en México. Así, mientras un jugador como Oribe Peralta gana más de 46 millones de pesos al año, una jugadora promedio gana poco más de 42 mil pesos anualmente; es decir que, cuando hablamos de la brecha de género en el fútbol profesional en México, hablamos de que un hombre gana 1100 veces más que una mujer.


Cuando hablamos de la brecha de género en el fútbol profesional en México, hablamos de que un hombre gana 1100 veces más que una mujer.

Le pedí su opinión sobre esto a la destacada periodista deportiva, Marion Reimers, quien afirma que deben ponerse sobre la mesa los derechos laborales de las mujeres futbolistas profesionales:

“Muchas de las condiciones laborales de las jugadoras dependen del mismo club y de la importancia que le han dado al fútbol femenil. Queda claro que la distancia es bastante respecto de lo que perciben sus contrapartes masculinos. No es una justificación, pero también es una liga bastante nueva que poco a poco debe ganarse su lugar. Pero esta visibilización sirve también para poner sobre la mesa los derechos laborales de las futbolistas como lo ha hecho Macarena Sánchez en Argentina y recientemente las futbolistas de Colombia.

Reimers –nombrada por la revista Forbes una de las 100 mujeres más poderosas de México–, recalca como paradigma de la lucha por mejores condiciones laborales de las mujeres en el fútbol, los casos de la futbolista argentina Macarena Sánchez, quien demandó a su club y a la Federación Argentina de Fútbol por despido injustificado luego de que pidiera una mejora salarial (en un país donde el fútbol femenino sigue siendo amateur), y de las deportistas colombianas Isabella Echeverri y Melissa Ortíz, quienes denunciaron amenazas por denunciar en redes sociales las precarias condiciones de trabajo de las futbolistas en Colombia, en un caso que incluye abuso sexual por parte de entrenadores a futbolistas menores de edad y, ante el escándalo, los directivos colombianos han apostado por la misma estrategia que sus pares mexicanos: mejor cerrar la liga, antes que reconocer los derechos de las mujeres que se dedican al fútbol.

View this post on Instagram

El mejor trabajo del mundo.

A post shared by Marion Reimers (@lareimers) on


Que las acciones de las mujeres incidan en políticas públicas y determinaciones de parte de quienes proponen leyes en este país: Reimers

De modo que la periodista de la cadena Fox Sports , Marion Reimers, precisa que deberán de adecuarse las leyes en México para mejorar las condiciones de trabajo de las mujeres futbolistas y alcanzar la igualdad de derechos:

“Lo que sí sería importante es que la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales incluya mucho más en sus acciones a las mujeres, que tengan vocales, que sean más y que exista una voluntad periodística por parte de los medios de comunicación, no únicamente los especializados, de indagar más en el tema; pero, a su vez, de proponer nuevas reglamentaciones por parte de la liga y que esta no sea solamente una voluntad de los clubes sino que esté marcado por el reglamento de la Liga MX y de la Federación Mexicana de Fútbol y que ésto incida en políticas públicas y determinaciones de parte de quienes proponen leyes en este país”.

Una brecha de 114 años

Para Reimers, la existencia de una liga profesional de fútbol de mujeres significa, no solamente la diversificación de un deporte-espectáculo, sino la oportunidad para que muchas mujeres encuentren su destino laboral dedicándose profesionalmente a este deporte. Entre ellas se encuentran futbolistas, claro, pero también entrenadoras, administradoras de empresas deportivas, preparadoras físicas, árbitras, periodistas, creadoras de contenido, empresarias de todo tipo.

“Considero que el aporte de la liga femenil es grande situándonos en el plano deportivo. Les significa a muchas mujeres del pais un horizonte profesional que previamente no existía . El día de hoy poder aspirar a ser futbolista profesional y dedicarse al deporte. Tal vez no con las condiciones que presenta en este momento la liga, pero sí le puede significar un trampolín a muchas jugadoras para poder emigrar a ligas mucho más poderosas”.

Además, Reimers destaca que la liga femenil de fútbol ha ayudado a cambiar la representación de las mujeres en el ámbito público:

El fútbol
es un deporte construido por hombres, para otros hombres y para hablar de lo que hacen otros hombres.

“Es muy importante que dentro de la narrativa de los medios de comunicación nos insertemos las mujeres. Digo esto porque el deporte forma parte de la vida pública, además de ser en el plano político, en el plano cultural, en el plano de identidades, un megáfono de la sociedad. El tener mujeres poderosas, exitosas, deportistas en el plano del discurso público tiene qué ser, no quiero decir obligatorio, pero sí fundamental porque sino estaríamos viendo el mundo con un sólo ojo”.

Y si al cabo de tres años de existencia, la liga profesional de fútbol femenil creada por la Federación Mexicana de Fútbol, no ha rendido los éxitos económicos que se esperan, se debe a que existe una desigualdad histórica con relación a sus pares masculinos. De hecho, apunta Reimers, existe una brecha de más de 100 años. Explica:

“Hay muchas áreas de oportunidad, es una liga muy joven. Es una liga que tiene sus limitaciones. Y tiene sus limitaciones porque es un deporte construido por hombres, para otros hombres y para hablar de lo que hacen otros hombres, cuando hemos ignorado que el fútbol femenil estuvo prohibido por la FIFA durante casi 60 años; que hay un retraso de 114 años respecto del fútbol varonil en México, y todas estas clases de vicisitudes no se toman en cuenta”.

No obstante sus contratiempos, los partidos de fútbol femenil han roto records de asistencia a los estadios. La final del segundo semestre del año 2018 entre los equipos Monterrey y Tigres, convocó a más de 51 mil personas al estadio del equipo regiomontano, lo que significó una nueva marca de asistencia a nivel mundial, según ESPN. El anterior hito pertenecía, de hecho, a la final anterior entre Guadalajara y Pachuca, a la cual se dieron cita 32 mil asistentes. Entonces, ¿de qué hablan los hombres, dueños de los clubes, cuando afirman que este deporte no es rentable?


El argumento de que ellas primero se tienen que ganar un lugar para que después se invierta me parece ridículo: Reimers

Para Marion Reimers, el fútbol femenil significa “el surgimiento de uno de los negocios más importantes del siglo XX y del siglo XXI que es el deporte espectáculo”

“En ese sentido, para quienes les interesa el negocio creo que tendrían que hacer uso de sus grandes habilidades porque el fútbol femenil es un poco como el mito de Sísifo: se ha construido, se ha reconstruido, se ha destruido, se ha reconstruido, y me parece que eso también por la falta de voluntad política, empresarial, de marketing, de influencias y de muchas otras ramas en las cuales los hombres han detentado el poder. Es para mi un comparativo muy interesante con el de los jóvenes que no encuentran trabajo porque se les pide experiencia, pero no pueden adquirir experiencia si no se les da trabajo; es lo mismo con el fútbol femenil. El argumento de que ellas primero se tienen que ganar un lugar para que después se invierta me parece ridículo, porque para que un negocio prospere tiene que existir una inversión previa.”

“Obama es sin duda un individuo más sensible a la experiencia de los migrantes, pero éste no es un asunto que pueda ser solucionado por uno u otro individuo», opina en entrevista el escritor mexicano y catedrático de la Universidad de Tulane, Nueva Orleans, Yuri Herrera. Continue reading…