Género

Las mujeres y las diversidades sexogenéricas

El diputado del PRI en el Congreso del Estado, Julio Valera Piedras, presentó una iniciativa de ley para garantizar que exista paridad de género en el otorgamiento de becas a estudiantes de todos los niveles educativos.

La iniciativa del legislador del PRI tiene el objetivo de actualizar y modernizar la Ley de Becas para el Estado de Hidalgo.

Con ella se pretende fortalecer, difundir, promover, transparentar y regular el otorgamiento de becas económicas o de exención dirigidas a escuelas públicas de educación primaria, secundaria y normal, así como de las escuelas particulares de inicial, preescolar, primaria, secundaria, normales con autorización, media superior y superior con reconocimiento de validez oficial de estudios otorgado por el estado de Hidalgo.

Valera Piedras explicó que en caso de que se apruebe dicha iniciativa se podrá obtener equidad e igualdad educativa en el otorgamiento de becas y en la estructura del Comité de Becas del Estado de Hidalgo.

Valera Piedras expuso en tribuna que “esta iniciativa busca mejorar la forma en que se otorgan los apoyos educativos, para generar paridad de género, mayor inclusión, y un sentido de corresponsabilidad en la comunidad estudiantil”.

En el Estado de Hidalgo, según la información del Módulo de Trabajo Infantil 2017, existen más de 42 mil niños y jóvenes entre 5 y 17 años que no asisten a la escuela. Esta cifra representa el 5.5% del total de jóvenes hidalguenses de esa edad.

“A nivel nacional, cuatro de cada diez jóvenes entre 5 y 17 años poseen algún tipo de apoyo, ya sea becas para estudiar o cualquier otra ayuda de un programa de gobierno, en Hidalgo, hemos logrado que seis de cada diez jóvenes cuenten con apoyo, pues el Gobierno de Hidalgo tiene un claro compromiso con las y los jóvenes”, informó Valera Piedras.

El legislador priista destacó que “con esta reforma, las y los alumnos de las escuelas públicas de educación primaria, secundaria y normal, así como de las escuelas particulares de inicial, preescolar, primaria, secundaria, normales con autorización, media superior y superior con reconocimiento de validez oficial, tendrán derecho a recibir las becas descritas en esta Ley, previo cumplimiento de los requisitos que para tal efecto se establezcan”.

Valera Piedras describió ante el pleno de la LXIV legislatura que “todas las acciones que se realicen en materia de entrega de becas y en la conformación del Comité de Becas del Estado de Hidalgo, deberán buscar la equidad educativa en Hidalgo, observando el principio de igualdad de género, dando prioridad a los estudiantes que vivan en situación de pobreza, con alguna discapacidad, hijos e hijas de migrantes e indígenas, para iniciar, continuar y concluir sus estudios”.

Finalmente, el integrante del Grupo Legislativo del Partido Revolucionario Institucional en el congreso local externó que “el compromiso de mi Grupo Legislativo es claro: estamos del lado de nuestros estudiantes, el apoyo del gobierno puede hacer la diferencia para que nuestra juventud tenga un mejor futuro”, concluyó.

Una lectora me preguntó a qué me refería en una columna anterior con “democratizar la sexualidad”; aquí lo explico más ampliamente.

Dice un dicho muy mexicano “a la mesa y a la cama…solo una vez se llama”, haciendo una alegoría, si la mesa fuera la sexualidad, en éste modelo hegemónico y heteronormativo que priva, la mesa se sirve para un solo comensal.

Vamos que si se concibe y se vive el inicio de una relación sexual desde el momento en que hay una erección y que ésta termina cuando ya no la hay, por supuesto sólo se está contemplando el deseo y el placer de una de las partes.

Hace muchos años, dando talleres de autoerotismo femenino en Hidalgo, yo pedía a las asistentes que describieran como era una relación sexual con sus maridos y me contestaban: “Pues mi marido se sube y se baja”.

Mientras la sexualidad humana se continúe concibiendo y siga girando solo en torno al placer masculino y al pene, seguirá siendo antidemocrática, hegemónica y heteronormativa.

Pero para que la sexualidad humana sea democrática, las mujeres han de romper con algunos estereotipos de género, por ejemplo: agradar, servir y atender a las y los demás.

Dice Marcela Lagarde que cuando las mujeres más estamos para las y los demás menos estamos para nosotras mismas.

Ciertamente lo primero que colonizaron los hombres fue el cuerpo femenino para su placer y su disfrute, así entonces sí queremos que las cosas sean diferentes, es de nuestro cuerpo de lo primero que nos hemos de repropiar, seguidamente de nuestro placer. Tenemos que dejar de concebirnos únicamente como las dadoras de placer, para empezar a aprender a recibir.

En los talleres de autoerotismo femenino, conocí mujeres de 30, 40,50 y 60 años que nunca en su vida han experimentado un orgasmo y yo les decía que no son ellos quienes les harán ver estrellitas, a menos que les den un codazo en el ojo, que el orgasmo es de quien lo trabaja.

Por supuesto los hombres tienen una gran responsabilidad en lograr que la sexualidad se democratice. Primero, tener la voluntad de cambiar, segundo concebirnos a las mujeres como seres sexuados con derechos. No sólo ellos tienen derecho al placer, nosotras también, no sólo ellos tienen derechos sexuales y reproductivos, nosotras también y hay que respetarlos.

En éste contexto le platico sobre los resultados de un estudio que se hizo en España, “Diagnóstico de la Mujer joven en la España de hoy” y que publicó ésta semana el diario La Vanguardia.

Se entrevistaron a 1,300 mujeres de 18 a 34 años de edad y 1,500 mujeres mayores de 35 años. El estudio reveló que el 46.8% de las jóvenes y el 51% de las adultas tienen relaciones sexuales sin ganas de tenerlas.

¿Creen que ésas cifras cambiarían si la encuesta se hiciera aquí en México? ¡Yo creo que no!

Digo, con qué ganas han de ir a una relación sexual si las dejan mirando al techo y peor aún por la obligación de dar placer.

El análisis descubre también que son más las mujeres jóvenes quienes se definen como feministas que las adultas y que a pesar de eso el feminismo no ha permeado en su vida sexual.

Otros datos interesantes con respecto a las jóvenes españolas es que el 5.6% ha mantenido relaciones sexuales en grupo, el 20.8 % ha practicado el cibersexo y el 20.3% ha tenido relaciones sexuales con desconocidos.

Pero fíjense bien, si cruzamos éstos datos con el que señala que la mayoría ha tenido la relación sexual sin ganas, se puede asegurar en consecuencia, que no son más libres sexualmente que lo que fueron sus abuelitas y sus madres, vamos que aunque tengan prácticas más novedosas y atrevidas, no obtienen placer de ello, sigue siendo en consecuencia antidemocrático.

A esto le llama Marcela Lagarde sincretismo de género, que si tener sexo igual que ellos, beber igual que ellos, insultarse entre ellas igual que ellos las insultan significara que son más libres, están muy equivocadas, como lo revela la encuesta, las mujeres jóvenes al igual que las adultas siguen sin ser dueñas de su placer.
¡Sopas!.

botellalmar2017@gmail.com

Al parecer los asuntos legislativos del estado están perdiendo el sentido laico que les debe caracterizar y es que el pasado domingo en diversos templos religiosos católicos se distribuyeron carteles y volantes en los que se invitaba a la población a la «Marcha por la Vida» el próximo 8 de junio.

Y es que los opositores a la iniciativa de la Ley de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) para el estado de Hidalgo impulsada por el diputado local de Morena Víctor Osmind Guerrero Trejo parece que están empeñados en evitar que (nosotras) las mujeres tengan derechos sobre su propio cuerpo.

También fueron colocados cárteles en los diferentes recintos católicos, en los cuales se puede observar la imagen del Reloj Monumental de Pachuca envuelta en un manto azul.

Lo anterior se pudo observar en las iglesias del Arbolito, La Asunción, La Villita, San Javier, y San Bartolo entre algunas otras de la capital hidalguense, la homilía del cura respectivo incluyó una invitación a manifestarse el próximo sábado a las 9:30 en el parque de la familia en avenida Juárez.

El texto que estaba impreso en el volante que fue repartido dice: “no caer en provocaciones, no dar explicaciones ni entrevistas, solo con la presencia”. Lo que sugiere más una conminación, que una invitación.

Aunado a ello, el sermón de la homilía fue sobre el tema en contra del aborto, donde dijeron que el aborto es un pecado grave y la mujer que aborte queda “fuera de la iglesia”.

Estas acciones se suman al pronunciamiento que realizaron hace algunos días los obispos Juan Pedro Juárez Meléndez de la arquidiócesis de Tula; José Hirais Acosta.

Aunado a esto ha sido el llamado que días antes difundieron a través de un video los obispos Juan Pedro Juárez Meléndez de la arquidiócesis de Tula; José Hirais Acosta de Huejutla y el arzobispo, Domingo Díaz Martínez, de Tulancingo, en el que solicitaban a la población católica y en general a manifestarse en contra de la iniciativa para la despenalización del aborto.

Sin embargo, estás acciones son violatorias al principio de separación iglesia y estado enmarcado en la Constitución de 1917, según informó el legislador Victor Osmid Guerrero Trejo, quién es uno de los impulsores de de la iniciativa para la despenalización del aborto en el estado de Hidalgo.

Es necesario aclarar que los representantes de la iglesia católica están violando el octavo mandamiento de la iglesia que dice: «No darás falso testimonio ni mentirás», pues mientras en los volantes, sermones y videos difundidos por los sacerdotes aseguran que Hidalgo es el primer estado que quiere legalizar, lo cual es completamente falso, pues desde 2007, en la Ciudad de México está despenalizado hasta las doce semanas de embarazo según la reforma del artículo 144 del Código Penal de México D.F.

En el volante también se establece que la iniciativa de Ley No. 92 en el artículo 158, fracciones II y V se garantiza el derecho de abortar hasta los 6 meses, lo cual también es otra mentira de la iglesia, pues en la iniciativa presentada se establece que las mujeres tendrán el derecho de interrumpir la gestación hasta las 12 semanas, lo que significan tres meses.

Estás mentiras solo generan desinformación y confusión entre la población, por lo que sería prudente por parte de la iglesia mantenerse al margen de esta iniciativa y principalmente respetar el Estado Laico que establece la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos.

Cómo “pasos adelante por la igualdad”, así calificó la presidenta del Partido Revolucionario Institucional en Hidalgo, Erika Rodríguez Hernández, al recién aprobado dictamen que adiciona el Principio de Paridad en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en el Congreso local, el cual logró la unanimidad de criterio en favor de todas las mujeres.

Así, la legislatura hidalguense se sumó a la Reforma Constitucional que dará paso a la integración paritaria en todos los gabinetes de las tres esferas de gobierno, lo cual significa el arribo de miles de mujeres en todas las decisiones públicas.

«Ya logramos la igualdad en las leyes que es un objetivo importante, nos falta como sociedad hacerla una realidad, que ninguna mujer en México sea discriminada», sostuvo la líder priísta.

Erika Rodríguez destacó: “las mujeres estamos conquistando espacios que habían sido históricamente negados, hemos enfrentado diversas formas de resistencia y violencia, que van desde restringir el uso de la palabra y escalan en el nivel de agresión”.

Dijo que la Paridad constitucional permitirá romper los techos de cristal de forma más acelerada y que por lo tanto a la par de la incorporación de las mujeres al ámbito público se requiere de un mayor número de aliados que participen en las tareas domésticas y de cuidados.

La presidenta estatal del PRI hizo énfasis que en su trayectoria político- social ha sumado en favor de los derechos humanos y que durante ese transitar ha experimentado de manera personal las desigualdades en el trato, situación que con las reformas ha generado cambios sustantivos.

“Hoy las mujeres que participamos en política tenemos un doble reto, cumplir con un trabajo responsable y aperturar el camino para las nuevas generaciones”, sostuvo.

Aunado a eso, Erika Rodríguez Hernández destacó que en el Partido Revolucionario Institucional se implementan acciones que propician el empoderamiento de las mujeres en todos los municipios y dijo que los avances legislativos son importantes y que deben traducirse en la igualdad de derechos, oportunidades y con ello erradicar la violencia y discriminación en contra de la mitad de la población.

El nuevo proyecto de nación que busca la transformación de México solo será posible si se reconoce el trabajo y las contribuciones de las mujeres, que representan más de la mitad de la población del país y son el motor para generar bienestar para todas y todos.

Nadine Gasman, Titular del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), anunció en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador que en julio próximo iniciarán los diálogos por la igualdad en las 32 entidades federativas, con el fin de escuchar, recoger las necesidades y las demandas de las mujeres en toda su diversidad para construir el Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres 2019-2024, y en el mes de noviembre firmar el Acuerdo Nacional por la Igualdad.

Por su parte, el presidente López Obrador reiteró “el compromiso de buscar que cada vez haya más participación de las mujeres en todos los campos de la vida pública, garantizar sus derechos sin titubear, evitar la violencia contra las mujeres, el maltrato, la discriminación. Esos son los distintivos de nuestro Gobierno, estamos comprometidos con eso desde hace mucho tiempo y es una prioridad el que haya igualdad, protección y defensa de las mujeres”.

El INMUJERES reconoce que en el gobierno de México se abre una oportunidad histórica para que la corrupción y la desigualdad dejen de colocar a las mujeres en mayor desventaja en el ejercicio de sus derechos. La corrupción impide el acceso de las mujeres a la justicia y perpetúa la impunidad.

Nuestro compromiso es colocar a las mujeres y las niñas mexicanas en el centro de las políticas públicas con la convicción de “No dejar a nadie atrás y no dejar a nadie fuera”; trabajaremos con los tres poderes y órdenes de gobierno para impulsar el logro de un país igualitario, justo y en paz.