Movimiento TTTRANS

“…and when they’ve given you their all
some stagger and fall,
after all its not easy
banging your heart
against some mad buggers wall.”

«…Y cuando te han dado todo lo suyo
Algunos se tambalean y caen
Después de todo, no es fácil
Golpearse el corazón
contra el Muro de algún idiota loco.»

Roger Waters. Pink Floyd. “Outside the wall”

The Wall de Roger Waters con Pink Floyd crea la distopia interna, el derrumbe de un ser humano frente a un sistema que busca la asfixia, la autodestrucción inducida por la frustración y, finalmente, la muerte social por incomprensión y aislamiento.

Pink es la materia aparentemente más suave, imposible de funcionar como un ladrillo cuadrado y anónimo, es visto desde lo social como frágil y furiosamente delicado, al grado de perder la cordura ante la falta de fortaleza para vivir en el mundo de la ordenada y silenciosa mecánica de normalidad.

Solo al final de la fábula, desde la expulsión y el destierro, Pink se redime en su propia fortaleza afuera de la pared, como infancia que se manifiesta como esa roca que jamás podrá ser transformada en ladrillo simétrico necesario para el muro.

Por más que la golpees, la piedra resistirá, tendrá que ser expulsada por ser inútil para el orden, para ese muro, por no ser Otro Ladrillo En La Pared.

Comprendí la metáfora de Waters en la antesala del 30 de abril, Día de las Infancias, cuando comencé a denunciar páginas de pederastas autodenominados MAP o Minor Attracted Person, y de grupos fascistas de extrema derecha TERF que atentan contra infancias Travestis, Transgénero y transexuales y que proliferan con los mismos argumentos en Facebook, aprovechando el confinamiento de niñas y niños en sus hogares por la cuarentena mundial del Coronavirus.

La respuesta de Facebook fue el bloqueo sistemático de los perfiles de todas aquellas feministas que denunciamos tanto las paginas MAP y grupos TERFs que promueven la violencia sexual y política hacia las infancias, y que para la red social No Viola Las Normas Comunitarias.

Pero el proteccionismo de Facebook a grupos pederastas –que a su vez cobijan a grupos Terfs que se oponen a los derechos de las personas TTTrans, y en especial de las infancias–, demuestra hasta donde un monopolio capitalista, neoliberal y profundamente patriarcal intenta esculpir, domesticar, controlar y castigar a aquellas mentes y vidas que, como rocas fuertes, nos negamos a ser esculpidas como cuadrados y simétricos ladrillos de la pared.

Apilados ordenadamente, los ladrillos del muro envejecen satisfechos y falsamente seguros, uno sobre otro, juntos tan pegados que no se pueden mover. Unidos por el cemento de la responsabilidad social de un orden moral de fascismo extremoderechista que educa contra los cuerpos de las mujeres y de las infancias, censurando pavlovianamente con bloqueos a un pezón femenino, pero fomentando imágenes sexualizadas de mujeres y niñas en dibujos de pornografía japonesa Hentai en páginas MAPederastas y cosificación genitalista Terf.

Afuera de la pared del Facebook machista, genitalista, pederasta y Terfo también hay otros espacios de alternativos de resistencia y rebeldía. Están otras redes sociales competencia de Facebook, como Tumblr que permite la creación de microblogs. En esta red social me encuentro como Catlady Davenport y Tiempo de Leonas.

También se encuentra Vero App, una red social experimental que fue considerada la amenaza más fuerte contra Facebook en 2018, cuando miles de personas desertaron de FB por la venta de datos de usuarias y usuarios en el escandalo de Cambridge Analítica. En esta red estoy como @gloriadavenport

Asimismo, he emigrado de Whatsapp, que pertenece a Facebook, para trabajar con la mensajería virtual de Telegram

Algunas de las activistas y feministas que hemos enfrentado los bloqueos de Facebook, hemos decidido que mantendremos los perfiles solo como vehículos difusores de memes, mientras que nuestro activismo critico se desarrollara en espacios alternativos paralelos a facebook y sin control de este, como Tumblr, Vero, Telegram, Twitter y YouTube. Albert Einstein nunca pensó que habría un belicismo más allá del armamento corporal, al decir que la cuarta guerra mundial seria con palos y rocas. Quizás se equivocó.

A mí querida compañera de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento de Mujeres, Dulce María Romo.

A los once años enfrenté por primera vez el abuso sexual. Era 1977 y yo estaba obligada a estudiar en una escuela católica sólo para “varoncitos” porque mi padre había decidido que rodearme de “hombrecitos” me quitaría esa obsesión de decir que de era Niña y que, de adulta, cuando me librara de él, seria una señora escritora como Susan Sontag o cantante como Janis Joplin.

A los once años aprendí que no podría hablar de lo que me pasaba, pues mi propio padre me acusaba de provocar el bullyng por mi necedad de considerarme Niña, mientras que me ridiculizaba y sumaba golpes a las burlas, sin dejar de culpar a mi madre de haberme afeminado.

En aquella época, el canal cinco transmitía la caricatura «La Princesa Caballero» y unos niños de secundaria decidieron que la mejor manera de salir de la curiosidad sobre si esa criatura de primaria que se rumoraba usaba medias de mujer era igual que Zafiro, seria seguirla al baño y comprobarlo a la mala.

Han pasado cuarenta y tres vueltas al sol de esos abusos sexuales cometidos por niños que ahora seguramente son abuelos impotentes tragaviagras, los mismos vejetes cuyas nietas y nietos Transgenero, Transexuales o Travestis tienen ya la posibilidad de tener acceso a la identidad de género al llegar a la mayoría de edad.

¿Puede un grupúsculo de fascistas de extrema derecha autodenominadas feministas RadFem oponerse al derecho de las infancias TTTrans a acceder a su identidad y condenarlas a las violencias familiares y sexuales que muchas sobrevivientes enfrentamos hace cuatro décadas?

Un puñado de seguidoras de la transfobia del presidente de Estados Unidos Donald Trump y de grupos extremoderechistas de terrorismo moral de España y México, quienes han hecho todo lo posible por eliminar los derechos de las poblaciones TTTrans con los mismos argumentos genitalistas.

Los ataques contra el derecho a la identidad de las infancias son una nueva cobardía de un patriarcado fascista de extrema derecha que simula un feminismo radical, conocido como Feministas radicales excluyentes de personas Trans (TERF, según sus siglas en ingles), cuyos actos de odio transfóbicos han llegado al ridículo de organizar marchas de “mujeres biológicas”, apoyadas por un grupo de perredistas incrustados en el área de Diversidad Sexual de la alcaldía Cuauhtémoc en la Ciudad de México.

Las alianzas Terfs con el patriarcado heterosexual, con el heterombre, operan llevando al terfismo a ser el policía de genero genitalizado heteronormado, para filtrar a las mujeres según sus genitales, cancelando a las mujeres Transgénero y Transexuales, y dejando solamente legitimadas a aquellas que puedan ser usadas por ese mismo patriarcado.

No es curioso que en medio de un fuerte debate sobre el incremento de violaciones de hombres heterosexuales contra niñas en un país donde se estima que diariamente son violadas 32, las Terfs inician una serie de ataques violentos contra la iniciativa para el reconocimiento de la identidad de género para las infancias TTTrans aprobada por el Parlamento de Mujeres, y actualmente en manos del Congreso de la Ciudad de México.

La falsedad del fascismo genitalista de extrema derecha TERF ha quedado al descubierto con las alianzas del Partido Feminista de España con el VOX misógino y homolesbitransfóbico, que representa los extremismos del capitalismo y de las iglesias.

El debate sobre el derecho de las infancias TTTrans a la identidad no puede ser frenado por esos discursos fascistas TERF, en sincronía con la oposición de lo más reaccionario de la derecha en México, como Provida y el Frente Nacional por las Familias.

Pero tampoco puede quedar en manos de intereses clasistas de legisladores cuyo límite es su oficina, las fronteras de sus ambiciones políticas y sus compromisos o desánimos estratégicos que les impiden entrar en contacto con los sectores mas precarizados de la población TTTrans, como son las adolescentes TTTrans perseguidas por las redes de trata e invisibilizadas oficialmente por la falta del reconocimiento a su identidad.

Durante mi trabajo como Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento de las Mujeres, junto con mi compañera parlamentaria Dulce María Romo, recomendamos que se solicitara el acompañamiento técnico del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y de instituciones de investigación de la sexualidad afines al respeto de los derechos sexuales y de género como la Asociación Mexicana para la Salud Sexual AMSSAC y del Instituto Mexicano de la Sexualidad, IMESEX, así como de organizaciones feministas de visión interseccional y de vigilancia contra la trata sexual de las personas. Y en especial, un ejercicio de parlamento abierto en el que pudieran participar y ser escuchadas las mujeres, adolescentes y niñas TTTrans de las zonas mas precarizadas de la Ciudad de México, como Iztapalapa, Tláhuac y Milpa Alta, en un ejercicio similar a las reuniones que sostuvieron legisladorxs Susana Angeles, Tatiana Angeles y Victor Guerrero de la fracción parlamentaria de Morena entre otrxs que aprobaron el acceso a la identidad de las personas TTTrans en el estado de Hidalgo.

En una acto político en el Ayuntamiento de Puebla en memoria de la activista TTTrans asesinada Agnes Torres, en el que participé como presidenta saliente de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento de Mujeres, tuve la oportunidad de expresar esta ruta política al diputado presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la Ciudad de México, Temístocles Villanueva, impulsor de la iniciativa para el reconocimiento de la identidad de género de las infancias TTTrans, e insistir en la necesidad de involucrar a las organizaciones y a la población TTTrans en foros legislativos, y no legislar a las espaldas de la misma.

La feminista TERF Camille Paglia en una ocasión equiparó el movimiento TTTrans a una moda tan llamativa como lo fueron algunos movimientos de los 60s y 70s, y al hacerlo se mostró ingenua al no considerar la perversión del propio sistema de control político y económico del orden lésbico gay homonormado, que ha visto un lucro monetario y político en la precarización de las personas TTTrans extendiendo ese apetito miserable a la infancia.

En un escenario en el que, una empleada de la Comisión Nacional de Derechos Humanos vinculada con la neoliberal y transfóbica Asociación Internacional de Lesbianas y Gays, borra del acrónimo LGBTTTI a las poblaciones Travesti, Transgénero y Transexual reconocidas en México hasta por la Constitución Política de la CDMX gracias al Movimiento Feminista Interseccional, una diputada heterosexual y un diputado gay conducen un proceso legislativo supuestamente a favor de las infancias sin consultar a la población TTTrans más precarizada por el sistema, ni escuchar sus voces y sus historias de supervivencia.

Queda más claro que nunca la necesidad de generar nuevas dinámicas y reflexiones dentro del movimiento TTTrans para defender su autonomía frente el lucro económico y político lésbico/gay; del clasismo que elimina las identidades y reconocimientos de las identidades TTTrans al reducirlas a un cómodo paraguas invisibilizante; y ante los miserables embates del fascismo de extrema derecha TERF y sus vínculos ideológicos con el presidente de Estados Unidos Donald Trump y todo lo que él representa.

Asociación por las Infancias Trans, impulsora de la Ley de Identidad de Género para Infancias en la Ciudad de México.

Hoy la escuela de varones en la que fui encerrada por mi padre en los 70s es mixta. Niñas estudian en los salones de clases donde yo asistía y corren riendo en el patio del recreo en el que yo me sentaba discretamente con una libreta a dibujar muñecas. Hoy, el baño donde fui acosada sexualmente por niños de secundaria, es un eje vial que colinda con una barda donde hay dibujadas niñas y niños sonrientes.

Y hoy esa superviviente de esa infancia TTTrans es una señora de 53 años que fue la única vicepresidenta transexual de la mesa directiva de un Parlamento de Mujeres y quien, aun entre la melancolía, se pregunta cómo recuperar aquella infancia que no pudo sacar de la furia, pese la increíble fuerza y necedad de una pequeña de once años.

Munich, Bavaria. Alemania. –Feministas y activistas TTTrans de Munich Alemania, se solidarizaron con las feministas de la Marea Verde en el estado de Hidalgo, y portaron en la muñeca izquierda el pañuelo verde en favor del derecho al aborto, libre, seguro y gratuito.

Gloria Davenport con Sarah Pfizer, de la oficina de atención a las Mujeres del gobierno de Munich Bavaria. FOTO: Gloria Davenport / DESDEABAJO.MX

La muestra de apoyo a la Marea Verde hidalguense se registró en el marco de la conferencia «El activismo Trans en México» por la escritora Transexual y colaboradora de DESDEABAJO.MX, Gloría Virginia Davenport, y la presentación de su primer libro «Periodismo Contra la Transfobia» (Indesol/DESDEABAJO/Elementum, 2017)

Durante la conferencia, tanto la periodista como Manuel Ricardo García, coordinador de la organización convocante «Beyond Color», e integrantes de las organizaciones Viva y Qties se sumaron en un llamado al Congreso de Hidalgo para aprobar ya la iniciativa por el aborto.

Manuel Ricardo García, activista TTTrans de las colectivas Beyond Color y Viva, y organizador del evento / Gloria Davenport / DESDEABAJO.MX

El llamado fue dirigido al diputado Ricardo Baptista y a la diputada Roxana Montealegre, al mismo tiempo que se reconoció tanto a la legisladora como al diputado Víctor Guerrero y a las diputadas Susana Ángeles y Tatiana Ángeles por su apoyo a la iniciativa por el reconocimiento de la identidad TTTrans en la entidad.

Entre los activistas que externaron su apoyo a la Marea Verde hidalguense e hicieron el llamado al congreso estatal destacó un grupo de hombres TTTrans que felicitaron a las feministas de Hidalgo por la inclusión y trabajo conjunto con el movimiento Travesti, Transgénero y Transexual en la lucha por el derecho a todas las autonomías y decisiones sobre el cuerpo propio.

Gloria Davenport con la Feminista venezolana María Virginia González Romero, del proyecto «Abriendo Puertas». FOTO: Gloria Davenport / DESDEABAJO.MX

Asimismo, las feministas Sarah Pfizer, de la oficina de atención a las Mujeres en Munich y María Virginia, se sumaron también al apoyo a la Marea Verde hidalguense.

Las colectivas TTTrans Alemanas anunciaron el rodaje de un vídeo especial en el que sumarán su apoyo a las feministas hidalguenses en la lucha por la aprobación del aborto.

El evento se realizó con una celebración de noche mexicana, en la que se sirvieron tamales, guacamole, aguas frescas, y participó la activista TTTrans hondureña Gaba con un performance.

Personas transgénero, travestis y transexuales de Pachuca se reunieron este jueves en el Congreso local para ampliar información e intercambiar opiniones sobre la rectificación del acta de nacimiento en la identidad de las personas que reconoce el derecho de la población TTTrans a rectificar su identidad sexo-genérica en documentos oficiales.

«El derecho a la rectificación del acta de nacimiento permitirá a la población transgénero y transexual del estado de Hidalgo no solamente ejercer el derecho al nombre y a la identidad como algo abstracto o simbólico, sino que es el parteaguas que nos llevará a revalidar estudios, a acceder a la seguridad social, a legalizar propiedades, a ejercer derechos laborales», dijo Davenport Fentanes.

«Si bien todos estos derechos aún no están garantizados, el primer paso para pelear por todos estos derechos, es el tener las actas de nacimiento rectificadas», señaló la académica transexual Gloria Davenport Fentanes, durante un dialogo entre ciudadanía Trans, efectuado en el Congreso del estado de Hidalgo.

Gloria Davenport y la activista Karen Quintero Jiménez, sostuvieron un encuentro con personas transexuales y transgénero del estado, durante el Conversatorio «Ciudadanía TTTrans: Hacia un nuevo diálogo legislativo», luego de que ambas activistas lograran que el Congreso local modificara la Ley para la Familia en abril pasado, con lo cual se consiguió legalizar la rectificación de acta de nacimiento a partir de la identidad de las personas.

Durante el intercambio entre la población TTT, Davenport aseguró que no debe confundirse el derecho recién ganado en el estado de Hidalgo con el cambio de identidad, ya que «el cambio de identidad es un delito».

Explicó que las modificaciones al acta de nacimiento acorde a la identidad de género de cada persona consisten en la rectificación del nombre y el género asentadas en las actas de nacimiento, pero que no se pueden cambiar los apellidos, lugar de nacimiento ni nombre de progenitores.

Durante este conversatorio, personas transgénero y transexuales del estado de Hidalgo expusieron sus dudas legales a la especialista, respecto a las condiciones, procedimientos y beneficios en el ejercicio del derecho de rectificación de actas de nacimiento. Al respecto, Quintero Jiménez adelantó que diez personas TTTrans recibirán sus actas de nacimiento actualizadas.

Quien se autodenomina “Valentina Thelema” paso su primera noche en los separos del Ministerio Publico, acusado penalmente por lesionar a dos mujeres cuando forzó la puerta de metal para entrar con insultos a reventar la reunión preparatoria para el Encuentro Nacional Feminista que se realizará en el CIAM Mariposas de Iztacalco.

Entre gritos, insultos empujones y usando a Foucault como ariete, Thelema aplastó con el peso de su cuerpo a la coordinadora del Movimiento Feminista de Mujeres Diversas, Libia Edith Alonso Sánchez, cuya mano izquierda fue lesionada, así como a otra activista lesbiana, a quien estrelló contra la pared ante los ojos de su pareja en silla de ruedas, causándole lesiones en el cuello y el hombro.

Pero la noche de Thelema bajo arresto por el ministerio público especializado en atención a las poblaciones LGBTTTI no fue su primer síntoma de desgaste; el lunes por la mañana integrantes del Movimiento Feminista de Mujeres Diversas MFMD nosoTTTras y participantes en la reunión preparatoria del Encuentro Nacional Feminista lo denunciaron ante el Consejo para Prevenir la Discriminación de la Ciudad de México, COPRED por los insultos misoginos hacia las feministas, a las que llamó “vaginas con patas”.

Y a los pocos días, la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) canceló unas clases extracurriculares que pretendía impartir sobre Transfeminisnos, luego de que no consiguió cumplir la cuota mínima de cinco estudiantes bajo registro.

Lejos están ya aquellos días de 2017 cuando el secretario nacional de Diversidad Sexual, Antonio Medina, y su entonces subsecretario Manuel Oropeza, lo presumieron como su creación política, y lo llevaron cubierto de lentejuelas hasta en la barba, como su representante TTTrans por parte de la representación del PRD, a la sesión de presentación del Protocolo para garantizar la libre expresión de Género de las personas TTTRANS en el ejercicio del voto, desarrollado por el Instituto Nacional Electoral, INE.

A sólo unas semanas de haber sido liberado de las oficinas de la secretaria nacional de Diversidad Sexual del PRD, Thelema, un individuo identificado como porro de la ENAH, utilizó el derecho al reconocimiento a la identidad de las personas TTTRANS para cambiarse el nombre a “Valentina” y dedicarse a escandalizar y violentar tanto los vagones de seguridad para Mujeres como los baños para señoras en los restaurantes Sanborns a dónde entraba a grabar amparado por su credencial para votar, y escupiendo citas mal estructuradas de Michael Foucault a los policías que lo sacaban. Los exhabruptos perredistas del “Violentin”, entre los que destaca su apoyo a la excandidata perredista al gobierno de la Ciudad de México, Alejandra Barrales, lo han llevado a ser uno de los operadores de acciones dirigidas desde círculos TTTrans contra el gobierno capitalino de Claudia Scheibaum y Morena, como la oposición a la Clínica Especializada en Salud TTTRANS, impulsada por la mandataria.

Pero más allá de la anécdota del porro con lentejuelas en las barbas, del violentador que llama a las mujeres “hembras homínidas”, “Uterovaginales”, y que se autodenomina como “transmachorra’ o “lesbiano con cuerno de unicornio”, el sujeto golpeador de casi 1.80, de pelo y barbas largas que haría pensar en un Diego Fernández de Cevallos versión indigente, revela el profundo desprecio que existe en la homonorma gay hacia los movimientos Feminista y TTTRANS.

Thelema, conocido también como “El Violentin” ejemplifica la colonización agresiva de lo homonormado vinculado con la academia y la política. Entre sus nexos se encuentra su militancia en la Coalición de Activistas LGBTTTI+, donde ha resistido varios intentos de expulsión.

Si algo se destaca del “Violentinazo’ del sábado pasado, es que ha servido para visibilizar la hipocresía y la incongruencia de las TERFs, grupo de ultraderecha insertado en el Feminismo Radical y que pretende impulsar un fascismo genitalista a través de la Transfobia.

Ninguna de las cabezas visibles, abiertamente transfobicas que buscan la expulsión de las Mujeres TTTrans del feminismo, ha denunciado a Thelema por sus agresiones a Feministas el sábado 27, ni las lesbianas TERFs se han deslindado del “Lesbiano Unicornio” made in PRD, que comienza a exigir ser incluído en grupos lésbicos tras los deslindes en su contra por parte de organizaciones y activistas TTTrans.

El camino de las denuncias ha funcionado para las feministas, ahora corresponderá a la Coalición de Activistas LGBTTTI decidir si continúan arropándolo, o si lo arrojan de su sombra para verlo deshacerse como una leyenda más del Patriarcado arcoiris.