Censura

Si queremos seguir "conectados con el mundo", debemos tener claro que nuestra privacidad se fue al carajo desde hace por lo menos 15 años.