Edith Castillo

El tema más espinoso de la iniciativa de Reforma a la Ley Laboral es el de outsourcing. No se puede legalizar una práctica que hasta ahora ha sido totalmente avasalladora y desventajosa para el trabajador.