El Salvador

Cuando todos aplauden al presidente de El Salvador por sus valientes decisiones, el FMI se cobra la factura.