MAS

La victoria popular cayó como un baldazo de agua fría en algunos segmentos de la sociedad, renuentes siempre a conocer y escuchar la auténtica voz de las poblaciones