Haití

El mandatario fue asesinado al llegar a su residencia. Identifican que los atacantes hablaban español.

Sin Parlamento, con un Poder Judicial debilitado, acusaciones de represión política y cuestionados decretos presidenciales, Haití se acerca hoy a la crisis, incertidumbre e inestabilidad.