Ni un sólo periodista asesinado más

2006, un año “fatídico»

Desde Abajo se une a la campaña “Ni uno más», en repudio a la violencia a periodistas y por la plena libertad de expresión en Hidalgo y en México.

Por Luis Alberto Rodríguez/ Desde Abajo


foto: Carlos Sevilla/Desde Abajo

Pachuca., Hgo, México.- El 2006 ha sido un año fatal para la libertad de expresión e información en México. Por ello, los periodistas, comunicólogos e integrantes de medios de comunicación tanto en Hidalgo, como en todo el país, llevaron a cabo este 11 de diciembre una serie de protestas contra la violencia hacia los periodistas, quienes en muchos casos se convierten en relatores de sus últimos minutos.

Ante la cadena de crímenes cometidos contra comunicadores, la Red de Protección a Periodistas y Medios de Comunicación lanzó la campaña “Ni uno más», para reclamar un alto a los asesinatos contra periodistas, y exigir de los gobiernos pleno respeto a las garantías de los trabajadores de los medios.

Según la Red, – integrada por el Centro Nacional de Comunicación Social, la Fundación Manuel Buendía, el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, y Reporteros Sin Fronteras-, en la mayoría de los casos, los periodistas caídos se ocupaban de reportar o tomar decisiones sobre la publicación de temas vinculados con el narcotráfico y la corrupción.

Luego de protestas llevadas a cabo en 2004 y 2005, “hoy, de nuevo, protestamos enérgicamente y con indignación por estas agresiones. Exigimos que los delitos sean investigados y se aplique todo el peso de la ley a los responsables para que no sea la impunidad la que aliente nuevos ataques, sean en contra de periodistas o de cualquier persona», señalan.

Advierten que los periodistas no demandan privilegios, sino la seguridad que requiere el ejercicio periodístico para llevar a cabo la misión de informar. Además, se sostiene que los ataques en contra de un periodista significan ataques en contra de la sociedad.

Afirman además que mientras ocurran crímenes en contra de periodistas, la libertad de expresión en México está en “entredicho», y mientras que los asesinos y agresores de periodistas estén libres, “las autoridades no habrán cumplido con su responsabilidad de garantizar la libertad de expresión». El año 2006 fue uno de los años más sangrientos en la historia del periodismo en México: Cinco crímenes.

Ante ello, diversos periodistas hidalguenses y de todo el país signaron la declaración “Contra la Violencia a Periodistas y por la Plena Libertad de Expresión en México: Ni Uno Más», donde los comunicadores se comprometen a difundir, de todas las maneras posibles, las agresiones perpetradas en contra de periodistas y a emprender acciones legítimas para sensibilizar a la opinión pública y demandar de las autoridades la seguridad necesaria para el ejercicio periodístico.

Los integrantes de la Red manifiestan que el ejercicio de la libertad de expresión y el derecho de la sociedad a estar informada, consagrados en la Constitución y en el derecho internacional, “enfrentan actualmente las agresiones, intimidaciones y acechos de poderes públicos y fácticos que son inadmisibles en un régimen de libertades».

Que los crímenes en contra de periodistas y la escalada de violencia en contra de la libertad de expresión a lo largo del territorio nacional ha alcanzado “niveles intolerables», nunca vistos en la historia reciente de México. Ello obliga a reclamar un compromiso y acciones urgentes de los poderes públicos para que no prevalezca la impunidad.

Por eso -explican-, la Declaración Contra la Violencia a los Periodistas, demanda al Presidente, al Congreso de la Unión, a los responsables de los poderes públicos a nivel estatal y municipal “para que cumplan con su deber de garantizar el respeto al ejercicio periodístico, tomen las acciones urgentes para ello y aprueben las leyes que permitan la libertad de expresión plena».

Conscientes de que la transición democrática en México también requiere de un compromiso de los medios de comunicación y de los periodistas, emitimos la siguiente:

En 10 puntos contenidos en dicha declaración, los periodistas se pronuncian por la. Plena libertad de expresión; seguridad para el ejercicio periodístico; delitos contra periodistas: delitos contra la sociedad; difamación: competencia civil, no penal; secreto profesional; no a la censura y autocensura; no a la impunidad de periodistas; compromiso ético; derecho a disentir; y dignidad profesional.

Comments

Comentarios

You may also like