Política

Los Partidos y el poder popular

El Gobierno de Hidalgo trabaja en conjunto con el Congreso de Hidalgo, por ello, atendiendo la invitación de quienes presiden la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, así como la Comisión de Gobernación, el secretario de Gobierno, Simón Vargas Aguilar, en compañía de los subsecretarios de la Secretaría de Gobierno acudió al Congreso del Estado Libre y Soberano de Hidalgo para participar de la instalación de estas comisiones.

En la instalación de la Primera Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, que presidirá el diputado Roberto Rico Ruiz, Vargas Aguilar mencionó que es necesario reformar sistemas y aplicar nuevos esquemas para incrementar el índice del estado de derecho a través de leyes que cuiden los intereses de la sociedad.

“Seguir y respetar las leyes nos permitirá tener un mejor futuro para Hidalgo y México, más apacible”, aseguró.

Así mismo, en la instalación de la Primera Comisión de Gobernación que presidirá el diputado José Noé Hernández Bravo, el integrante del gabinete estatal refirió que en los momentos en que pareciera que la democracia y el estado de derecho pueden verse vulnerados corresponde a las autoridades y a la sociedad unir esfuerzos en búsqueda de una sola meta.

“La población exige liderazgos eficaces para crear consensos, los gobiernos no pueden ni deben trabajar solos”, concluyó.

Finalmente, el diputado presidente de la junta de gobierno del Congreso hidalguense, Francisco Xavier Berganza Escorza, coincidió al referir que en la LXV Legislatura se antepondrán las capacidades de las y los legisladores para el beneficio del pueblo por encima de los intereses particulares.

julio menchaca gestión ciudadana

En el marco de su tercer informe de actividades legislativas, a realizarse el miércoles 27 de octubre en Pachuca, el Senador Julio Menchaca Salazar dio a conocer que, desde su labor como legislador, ha apoyado las gestiones emanadas de la sociedad civil, sobre todo del estado de Hidalgo.

A lo largo del último año, a pesar de la pandemia por covid-19, se continuó trabajando en los temas relativos a la gestión y seguimiento de diversas solicitudes y peticiones que llegan a la Casa de Atención Ciudadana, ubicada en Pachuca.

El Senador compartió que, a lo largo de los tres años se tiene un registro 883 peticiones, de las cuales 799 se gestionaron en los diferentes municipios del estado de Hidalgo, 59 con otras entidades del país y 25 con hidalguenses radicados en el extranjero.

La mayoría de solicitudes se realizó en Hidalgo, en lo particular en los municipios de Pachuca, Huejutla y Mineral de la Reforma. Dentro de las solicitudes recibidas, el tema de la salud fue prioritario; pero también se recibieron gestiones en temas de educación, servicios públicos, orientación jurídica, obra pública, servicios básicos y apoyos sociales, entre otros.

Menchaca Salazar informó que, a pesar de la pandemia, se mantuvo el trabajo de gestión ante las diferentes instancias de gobierno, con resultados favorables, principalmente en los temas de salud, asesoría jurídica y apoyo social en los tres órdenes de la administración pública: federal, estatal y municipal.

Asimismo, el legislador compartió que, por la ubicación geográfica de Hidalgo, las gestiones realizadas con otras entidades se concentran en el área metropolitana del Valle de México.

En este sentido, el Estado de México y la CDMX son las que concentraron el 58% de las gestiones que se realizaron con otras entidades federativas.
No obstante, y aunque las gestiones se realizan mayoritariamente con las diversas instancias del Gobierno Federal, los apoyos sociales que gestionó su oficina se concentran en el interior del estado de Hidalgo.

Según Julio Menchaca, se benefició a las personas con capacidades diferentes en municipios de alta y muy alta marginación, sobre todo en comunidades de Acaxochitlán, Actopan, Atlapexco, Atotonilco el Grande, Mineral del Chico, Nopala de Villagrán, Omitlán, Tizayuca, Tenango de Doria, Tepehuacán de Guerrero, Tezontepec de Aldama y Zacualtipán.

maria celesta sanchez sugia senadora afrodescendiente

Originaria de Iztapalapa, una de las alcaldías más grandes y con mayor pobreza en la Ciudad de México, es la primera senadora en la historia del país que se reconoce como afromexicana. El camino ha sido largo y en su labor legislativa, busca que las poblaciones afrodescendientes obtengan el reconocimiento histórico y legal que se merecen.

Las personas afrodescendientes han sido largamente invisibilizadas de la historia y la sociedad mexicanas, lamenta la legisladora María Celeste Sánchez Sugía.

Sánchez Sugía, de 32 años, es la primera senadora en la historia del país que abiertamente se reconoce como afrodescendiente.

Además de su trabajo legislativo, tiene una larga carrera en la ciencia y como activista feminista. Estudió psicología y actualmente es candidata a doctora en Ciencias Biomédicas por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en la Ciudad de México.

Para ella, la lucha, en este momento, es lograr el reconocimiento no sólo de la existencia de los pueblos afromexicanos, sino de sus aportaciones al país y de la necesidad de hacer efectivos sus derechos. Dejar atrás la herencia de invisibilidad y olvido a la que han sido sometidas las personas afrodescendientes desde hace 500 años.

El origen, orgullo y causa de la lucha

“Para mí, ser la primera mujer afromexicana que llega al senado de la República significa una gran responsabilidad porque desde el inicio, desde que estamos en este país y formamos parte de él, no se nos ha visto. Hemos sido invisibilizados, nuestros aportes, nuestras tradiciones y cómo es que llegamos aquí”, dijo en un entrevista con Noticias ONU.

Convirtió su origen en uno de sus orgullos y principales causas para lograr el reconocimiento legal de los pueblos afromexicanos en todas las leyes, iniciativas y programas del gobierno mexicano.

El mayor reto es convocar a las organizaciones de la sociedad civil y fomentar el diálogo de manera que los cambios o adecuaciones legales que se logren, sean fruto del trabajo conjunto.

“Debemos ser nombrados en todas las iniciativas en las que se busca el acceso a derechos que todas las personas deberíamos tener, pero por ser parte de una población que ha estado en situación de vulnerabilidad e invisibilizada, nunca hemos sido nombrados. Armonización de varias de las leyes. Si bien, ya estamos nombrados en el artículo 2, ahora falta armonizar todas las leyes para que seamos nombrados en estas”, dijo.

El camino recorrido

Una frase concentra el orgullo de las gestas históricas que lograron la construcción de México y su independencia: “La patria es primero”, inscrita con letras de oro en el Salón de Plenos del Senado de la República. Se atribuye a Vicente Guerrero, el segundo presidente del México independiente y el primer y único presidente afromexicano, solo reconocido como afrodescendiente 200 años después de su muerte.

Algo similar ocurrió con el reconocimiento de los afrodescendientes en la Constitución, que se produjo en 2019 casi un siglo después de la promulgación de la Ley máxima en el país y a casi 500 años de su desembarco en el país.

Apenas en el censo de 2020, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía incluyó en el Censo de Población una pregunta para visibilizar en las cifras estadísticas, la existencia de este sector de la población mexicana.

El resultado fue que 2,5 millones de personas se reconocieron afromexicanas y representan 2% de la población total; de ellas, el 7,4% habla alguna lengua indígena.

Actualmente, la región en la que se concentran estas poblaciones es la denominada Costa Chica de Guerrero, principalmente en los municipios de Ometepec y Cuajinicuilapa, así como en el distrito de Jamiltepec, ubicado en la región de la costa de Oaxaca y conformado por 24 municipios.

También existen poblaciones importantes en Chiapas, Coahuila, Michoacán y Veracruz. Las entidades con mayor presencia de población afromexicana son Guerrero (6,5%), Oaxaca (4,9%) y Veracruz (3,3%).

En el Marco de Cooperación 2020-2025, el Sistema de las Naciones Unidas en México trabaja para reconocer la diversidad, combatir la discriminación y favorecer la inclusión, integración y equidad de los pueblos y las comunidades indígenas, la población afromexicana y las personas migrantes y refugiadas.

Por ejemplo, las Naciones Unidas trabajan para garantizar el derecho a la educación, la inclusión en el sector productivo y laboral, el empoderamiento económico, y la participación de las mujeres en la gestión sostenible de los recursos naturales de esos grupos.

María Celeste Sánchez Sugía, con la pancarta, asiste a una manifestación por el Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo.Cortesía de María Celeste Sánchez Sugía | María Celeste Sánchez Sugía, con la pancarta, asiste a una manifestación por el Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo.

A 20 años de Durban

En septiembre se conmemorará el vigésimo aniversario de la aprobación de la Declaración y el Programa de Acción de Durban, el programa más amplio y firme para luchar contra el racismo en el mundo. Este año, el tema de la conmemoración será “Reparaciones, justicia racial e igualdad para los afrodescendientes”.

Los documentos, aprobados en septiembre de 2001 en la ciudad de Durban, Sudáfrica, indican las medidas que deben adoptar los países unidos a esta declaración para poner fin al racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia e impedir que vuelvan a aparecer.

“¿Por qué es tan importante? Porque también estamos en el marco del Decenio para los afrodescendientes que comenzó en el 2015 y va a terminar en el 2024. Esta legislatura termina en el 2024 y es cuando vamos a poner sobre la mesa qué hemos hecho con los acuerdos internacionales que hemos firmado y que tenemos que dar los resultados sobre qué hemos hecho en el combate a la discriminación y al racismo”, dijo la senadora. Lo que no se nombra no existe, y lo que no existe se margina,

El efecto de la invisibilidad histórica que han sufrido los pueblos afrodescendientes en México va mucho más allá de su exclusión de los libros de texto o de la historia del país, explica la Sánchez Sugía.

Al acercarse a integrantes de la comunidad afro en el estado de Oaxaca, descubrió que una de sus preocupaciones no era estar presentes en los libros de historia, sino que las y los niños y adolescentes afrodescendientes, salían de la secundaria sin haber desarrollado competencias lectoras.

“¿Cuál es el impacto negativo en la sociedad, acerca de la marginación? No te tienen que decir aquí no aceptan negros como en Estados Unidos, pero no hay lugares en los cuales se dé una atención buena en temas de salud, en las comunidades afrodescendientes, hay mayor nivel de analfabetismo”, dijo.

Muchas realidades, muchos racismos

Para la legisladora, el principio del racismo que viven las personas afrodescendientes en México está relacionado con el proceso que lleva a la invisibilidad: tanto del propio racismo, esta idea de que en el país no existe, como que las y los mexicanos somos mestizos y que no hay diferencias entre las personas, aunque en la vida real, estas impliquen privilegios para algunas personas y discriminación para otras.

Desde su realidad, es decir de joven que hoy es legisladora pero que creció y se desarrolló en la clase trabajadora, estudió en escuelas públicas y vivió en la alcaldía de Iztapalapa (que concentra la mayor población en pobreza en la Ciudad de México), Sánchez Sugía y su familia han vivido la discriminación por su ascendencia africana.

A su mamá, en el transporte público hubo personas que le llegaron a gritar insultos como “¡vete de nuestro país!”; mientras que un evento público en el que participaba, a la senadora, una persona le dijo que las personas afro debían ser esclavizadas.

“Es vivir a diario las discriminaciones, el racismo invisibilizado porque lo invisibilizan, lo tapan con chistes racistas, con bromas. Negarte siempre algunos accesos a trabajos por tu aspecto, por tu color de piel”, afirmó.

“Cuando dicen que debes llevar buen aspecto al trabajo no te lo dicen específicamente, pero no debes ir con el cabello chino sino con el cabello planchado, debes ser blanca, delgada. Yo no tengo ninguno de estos aspectos y creo que muchas de las cosas eso es lo que habían fracturado mi autoestima e identidad a lo largo de mi historia, antes de que yo me identificara como mujer afromexicana”, dijo.

La senadora María Celeste Sánchez Sugía posa ante el edificio del Senado en México.ONU Mexico / Teresita De Jesus Moreno Hernandez | La senadora María Celeste Sánchez Sugía posa ante el edificio del Senado en México.

Una lucha personal

El camino personal para llegar a este punto ha sido difícil: fue hace solo 8 años, cuando María Celeste atribuyó finalmente el color de su piel y la rebeldía de su cabello negro y crespo a su ascendencia.

Lo hizo después de años de no sentirse identificada con sus compañeros en la escuela o en el trabajo, de haber sufrido discriminación y burlas racistas.

Ser una mujer afromexicana para mí es conocer tu historia, tu ascendencia africana, las tradiciones. Me considero afromexicana porque mi mamá viene del estado de Guerrero que es donde hay mayor población afrodescendiente. Ella toda la vida se ha reconocido como negra, tiene tradiciones, costumbres afrodescendientes y fue hasta hace como 8 años que yo pude decir que soy afromexicana”.

“A mí siempre me decían de dónde eres, de qué país, de qué estado eres. Nunca creían que yo había nacido en la Ciudad de México. Reivindicar mi historia hace que yo me sienta orgullosa y que haya construido mucho más mi identidad. Ser afrodescendiente, eso me llena mucho de orgullo”. (ONU Noticias / Desde Abajo MX)

julio menchaca reconocimiento

El Senador Julio Menchaca Salazar recibió la Presea Tepantlato, que otorga la Universidad Tepantlato a través de la Facultad de Derecho, por “el compromiso a favor de la justicia”, como reconocimiento a la labor realizada por el hidalguense.

La sede para esta ceremonia fue el Alcázar del Castillo de Chapultepec en la Ciudad de México.

Como encargado de presentar a Julio Menchaca, participó Juan Luis González Alcántara Carrancá, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quien recordó que “se trata de una distinción reservada para juristas destacados en nuestro país, cuya labor merece el reconocimiento de nuestra sociedad”.

En su mensaje, Menchaca Salazar resaltó el hecho de que esta institución vincule al sector jurídico con una sociedad que todos los días pide seguridad y justicia. “Eso es a lo que nos enfrentamos cotidianamente los funcionarios públicos y los que, desde el ejercicio de la profesión, estamos en contacto directo con las personas”, dijo.

“La vida ha sido muy generosa con su servidor. Me ha permitido encontrarme en el camino con personas que, con su experiencia, han nutrido la formación profesional. Cuando se dan estas distinciones, debemos recordar a quienes nos formaron en las instituciones educativas”, manifestó el Senador.

Asimismo, el legislador comentó que el ser abogado les permite una realización personal y profesional al brindar la oportunidad de servir a la gente.

julio menchaca reconocimiento

“Aprecio mucho la generosidad de la Universidad Tepantlato, de sus integrantes y de quienes promovieron esta distinción. Es un motivo de satisfacción personal y es una razón para esforzarnos y hacer las cosas de una manera correcta: ese es el reto, porque México se lo merece”, finalizó.

En esta ceremonia también fueron reconocidos: Estela Fuentes Jiménez, magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México, quien recibió el galardón por su Mérito a la Administración de la Justicia Administrativa; y de manera póstuma, Rodrigo de la Riva Robles, quien se despeñó como titular de la Unidad de Análisis Estratégico y Vinculación Interinstitucional de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

En 1985 fue creado el Instituto de Ciencias Jurídicas de Abogados Egresados de la ENEP Aragón, como un proyecto de Académicos para investigar y actualizar los estudios jurídicos, que después se convirtió en la Universidad Tepantlato.

En el año 1989 se instituyó la Presea Tepantlato como un reconocimiento dirigido a personas que se han distinguido por su perseverancia, su trayectoria académica y jurídica, y por su contribución a los estudios jurídicos.

Julio Menchaca Salazar, Senador de Hidalgo por Morena, realizó una visita de trabajo al municipio de Ixmiquilpan, donde se reunió con más de 300 militantes y simpatizantes del movimiento, para dialogar sobre los reclamos y necesidades que existen en el Valle del Mezquital.

También, durante este ejercicio en el que el legislador expuso los principales avances de la 4T impulsados desde el Senado de la República, Menchaca llamó a las mujeres y hombre presentes a continuar respaldando el trabajo de Andrés Manuel López Obrador.

“En el Congreso federal estamos apoyando al presidente López Obrador, tanto las y los diputados, las y los senadores de Morena lo estamos apoyando, porque el presidente necesita un respaldo”, afirmó.

Además, Menchaca Salazar llamó a seguir el ejemplo tanto de AMLO como de los fundadores del partido, para que se acompañe al presidente, pues a veces está muy solo ante los reclamos de mucha gente y varias facciones de la oposición, “y parece que fuera el responsable de todo lo malo que pasa en este país, pero los que más reclaman son los causantes de lo que tenemos”, comentó.



El Senador declaró que “lo que nos ha pedido el presidente a los legisladores es que hagamos las leyes que él necesita para gobernar de otra manera. Organicémonos de una mejor manera, pues es muy corto el tiempo que lleva este gobierno, y son muchos años de reclamos y de necesidades, pero esta es nuestra oportunidad. Este es el motivo de esta reunión, la invitación a la convocatoria para que aprovechemos estas fórmulas para reforzar al presidente, de utilizar la representación que tenemos y poder atender los reclamos que tiene la población”.

Julio Menchaca aseguró que tanto diputados como senadores tienen el papel de gestores y acompañantes, por cual se puso a sus órdenes para apoyarlos en sus distintas solicitudes.

“Lo que a nosotros nos corresponde desde cada una de las trincheras es la obligación moral, no importa el cargo ni el puesto, sino que importa la causa, y esa causa se llama México”, finalizó.

El senador morenista dijo que el presidente López Obrador necesita el apoyo de todos. FOTO: Cortesía.