Las delicias del Valle del Mezquital

. Mas de 100 propuestas gastronómicas en los recetarios del Valle del Mezquital, están listas para ser degustadas por los vacacionistas en esta Semana Santa. Aquí un breve recuento de lo que ésta fabulosa región de Hidalgo nos ofrece.

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo

Pachuca, Hgo., México.- Según lo dado a conocer por la Red Indígena Hñahñú, los restaurantes y fiestas gastronómicas para este periodo de vacaciones a estás listos en todas las regiones de la entidad, especialmente en el Valle del Mezquital donde la diversidad gastronómica se hace mas latente con platillos como la barbacoa, chinicuiles, escamoles, o el ximbó.

Y es que, de acuerdo con información del Consejo Estatal de Cultura y las Artes (Ceculta), en el Valle del Mezquital existen mas de 100 propuestas gastronómicas en los recetarios de la región.

La especificidad de la gastronomía regional está sustentada por el uso de plantas, yerbas, frutas y animales propios del semidesierto del Mezquital, así como por los procedimientos culinarios heredados de la milenaria cultura ñahñú u otomí.

No obstante, la cocina tradicional no sólo estáá representada por la barbacoa, los gusanos de maguey, los mixiotes o los escamoles, sino tambiéén por decenas de platillos originales igual de deliciosos y nutritivos que son poco conocidos en otras partes del estado y en el país, reporta el Ceculta.

Por ejemplo, entre los platillos eminentemente ixmiquilpenses los tacos de gualumbo, hechos con flores de maguey; las picadas de zutccani, quintoniles o quelites; la salsa de xoconostle; y los xagis, una olla de frijoles tiernos con carne de cerdo y chile pasilla muy parecida al famoso platillo yucateco frijol puerco.

La lista incluye un número indefinido de guisos elaborados con base en quelites, malvas, verdolagas, nopales, sábila, tunas dulces, pencas de maguey, garambullos, semillas de mezquite, pepitas de calabaza, hongos y animales como zorrillo, tlacuache, ardilla y ratas de campo.

Entre los platillos más exóóticos de la culinaria del Mezquital figuran el tlacuache en escabeche, el zorrillo ahumado y las barbacoas de ardilla, rata de campo y cerdo, ééstas úúltimas preparadas con el mismo procedimiento de coccióón de la de carnero y chivo que ha prestigiado al estado de Hidalgo a nivel nacional e internacional.

En materia de postres y dulcería en el Valle del Mezquital sobresalen los tamalitos negros, edulcorados con piloncillo; los quiotes que no es otra cosa que la fibra del corazón del maguey cocida en tierra; mermeladas de tuna agria y dulce, mieles de aguamiel mejor conocido como pulque; los xoconostles en almíbar; y los pasteles de nopal.

La receta del nopal en penca, uno de los platillos máás viejos y originales de la gastronomía ñahñú, requiere de una hoja grande de maguey; un kilogramo de nopales cortados en cubos; 300 gramos de jitomate, 200 gramos de cebolla y 300 gramos de chile serrano, sal y pimienta.

Una vez lavada y limpia de espinas, la penca envolveráá un relleno de nopales y salsa de pico de gallo –y tambiéén de chicharrón y xoconostles pelados y picados, si así lo desean los comensales-, para ser puesto a cocer a fuego lento sobre un comal o una moderna plancha de lámina.

Además, en la Huasteca hidalguense se encuentran platillos como los bocoles, el zacahuil o la cecina; o en la Montaña, los típicos pastes o la trucha. (Desde Abajo)

Comments

Comentarios

You may also like