[LA HORA JAZZ] Estaciones musicales del EZLN

. Lo destacable de esta ocasión, fue que esta vez el vendedor no vendía discos piratas, sino toda una colección original de música zapatista. Lo miré y lo escuche vendiendo sus discos con su amplificador de sonido diciendo: llevé sus cuatro discos originales de la marcha zapatista para celebrar los veinte años de existencia del EZLN y los diez de la guerra en Chiapas, lléveselo y disfrute el verdadero himno zapatista interpretado por la propia Nina Galindo, Flor de Fango y Salario Mínimo.

Por Jesús Ángeles / Desde Abajo

En una visita al metro en el distrito federal, entre sus múltiples vendedores que interceptan los vagones para vender todo tipo de productos que van desde material didáctico para niños y llaveros que sirven de encendedor, destapador y abrelatas; me encontré con el clásico hombre que vendía discos piratas.

Lo destacable de esta ocasión, fue que esta vez el vendedor no vendía discos piratas, sino toda una colección original de música zapatista. Lo miré y lo escuche vendiendo sus discos con su amplificador de sonido diciendo: llevé sus cuatro discos originales de la marcha zapatista para celebrar los veinte años de existencia del EZLN y los diez de la guerra en Chiapas, lléveselo y disfrute el verdadero himno zapatista interpretado por la propia Nina Galindo, Flor de Fango y Salario Mínimo. Al terminar su respectiva propaganda nos dio la introducción de algunas canciones. Las rolas se escuchaban bien, tanto, que hasta me dieron ganas de bailar en aquel vagón.

Cuando se acercó a mí, le pregunté el precio del disco. Son cuatro discos pa’ que usted se lleve la colección completa- me decía el vendedor mientras me los ponía en mi mano-, cuatro discos que tienen un valor comercial de 150 pesos, ni mas ni menos. Haciendo la cuenta, cada disco tenía el valor aproximado de treinta y dos pesos, que para ser una discografía original, se me hacía una verdadera ganga.

Saqué la cantidad que pedía el ambulante por los discos y se los compré. La curiosidad de escuchar música relacionada con en el ejercito que vive en la selva de San Cristóbal de las Casas me fue interesante.

Una simulación de un paliacate rojo con sus respectivas estrellas negras era la portada del disco. En la parte baja del paliacate tenía una franja negra con letras blancas que decía: “EZLN, el fuego y la palabra”, acompañado de una estrella roja.

En cuanto llegué a mi casa puse el primero de ellos. El primer disco se hacía llamar fuego. En él, encontré rolas y grupos que ya conocía, mano negra con “long long nite”, y Manu Chao con la canción- quizás- más conocida de este grupo: “Clandestino”. Los demás grupos eran de distintos países de Europa, casi todos con sonidos latinos y cantando en español, hasta ahora todo iba bien.
El segundo disco “palabra”, me dio más sorpresas cuando me dí cuenta que dentro de él, estaba lila Downs, Café Tacuva, Joaquín Sabina y hasta los bluseros de Real de Catorce. El sonido era menos intenso pero con una mayor carga de mensaje izquierdista, aun así era digerible.

Cuando iba en la mitad del tercer disco, nombrado “Resistencia”, me sentía como un religioso escuchando música cristiana, solo que en lugar de hablar de un cristo resucitado, todo hablaba de Zapata y de la revolución. El tercer disco me hizo bailar y hasta recordar mi etapa de rockero en la prepa, ya que en esta tercera etapa de la recopilación se puede escuchar a Tijuana No, Panteón Rococó, Salón Victoria, y hasta a la Maldita Vecindad.

No me arrepentí de comprar esta recopilación, aunque comprándola, imagine al subcomandante cantando una cumbia, pero no, la verdad es que muchos de los temas son de dominio público con géneros bastante populares entre los jóvenes.

Musicalmente hablando, a mí me agradó, los 82 temas están muy bien clasificados en una temática y en un género, haciendo de cada disco una singularidad.

Ahora, solo me cuestiono unas cuantas cosas: En la selva chiapaneca, ¿Conocen esta recopilación?, y si la conocen, ¿La aprueban?, y si la aprueban… ¿Marcos pedirá ponerla en las reuniones mientras fuma en su pipa?. Sería curioso poder mirar esas imágenes en la selva chiapaneca.

Sugerencias y comentarios a:

lahorajazz@hotmail.com

Comments

Comentarios

You may also like