La ecología en Hidalgo

por Pablo Vargas González / DESDE ABAJO

Hace unas semanas tanto en el Congreso Local como en las oficinas del ejecutivo se dio la noticia de que por fin se creará la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, desde luego que es de trascendencia ya que el estado de Hidalgo, en sus diversas regiones presenta problemas agudos en el plano ecológico y medio ambiental que no se han atendido a causa de vacios legales y jurisdiccionales.

Es buena noticia porque las comunidades rurales han visto la omisión y la falta de sensibilidad ante el deterioro y saqueo de los recursos naturales. Y sobre todo si se cumple que no representará un crecimiento burocrático, ni altos costos económicos que representen una carga para el erario público. Es loable que se hagan reacomodos de personal administrativo y técnico de otras dependencias que se incorporarán a esta área.

Hay zonas y regiones con “focos rojos” que deben de ser atendidos con urgencia. Una es El Parque nacional de El Chico, siguen siendo arrasados; los bosques de Abies Religiosa son escasos en México y en El Chico es famoso por sus inigualables y hermosos paisajes de Abetos. Sin embargo, uno de los parajes más hermosos de la sierra de Pachuca, está siendo arrasado por los talamontes que más allá de hacer esta destructiva labor como anteriormente, en la llamada tala hormiga que ha sido un problema existente y que “las autoridades han dejado de ver como tal” ahora la devastación es impresionante.

Hablamos de la problemática que nos envió COPECUT sobre Acaxochitlán y el deterioro que viene sufriendo la región por la tala irracional del bosque y la inacción de las autoridades sobre el patrimonio histórico cultural. También se denunciaron los daños ocasionados al montículo “3” del conjunto “B” del sitio arqueológico de Tzacuala.

Se ha hecho mención el papel que juegan las organizaciones comunitarias y las asociaciones civiles en la lucha por la defensa de la ecología. En este campo destacan las que están jugando un papel significativo en la recuperación de sus recursos naturales, protección del medio ambiente e intervención de las comunidades indígenas en el cuidado y manejo de sus propios recursos naturales. Destaca el Centro de Derechos Humanos Económicos, Sociales y Culturales, A.C. (CeDHESCu), en Atotonilco de Tula, una región azotada por el deterioro ambiental y los daños a la salud; y El Consejo para la Conservación del Patrimonio Ecológico y Cultural del Valle de Tulancingo (Copecut).

En esta ocasión, la “Unión de Organizaciones Ecologistas y de Derechos Humanos, de los Estados de Hidalgo, México y Querétaro”, está llamando la atención sobre el saqueo que se produciendo en el Cerro el Xicuco en el municipio de Tezontepec de Aldama. Esta organización ha llamado la atención de la fuerte contaminación desde que llegaron las empresas de Pemex y termoeléctrica de CFE, que se sumaron al deterioro ambiental que propiciaban las cementeras y caleras desde Tula, Atotonilco de Tula y Tepeji del Río.

Debo recordar que esta organización envío el15 de Abril del 2010 (UOEEyDH-HMQ-0007-2010) una carta al Ing. Juan Rafael Elvira Quesada, Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), para que atendiera su petición pero hasta la fecha no hay respuesta. Además la “Unión de Organizaciones Ecologistas y de Derechos Humanos, de los Estados de Hidalgo, México y Querétaro” le pedido que visite la “región más contaminada del mundo”, según sus palabras.

Las denuncias, en las que no hay interés por parte de autoridades locales y federales en la materia son: Personas bien identificadas que están Talando los Árboles y destrozando o desapareciendo la demás flora existente, como Biznagas, Garambullos, Huisaches, Mezquites, Órganos, Nopales de Diferentes Tipos, Milenarios. Además Pirules, Cardon Santo, sangre de grado, Vindho, hierba del Castillo y otros muchas más. Alguna de ellas, endémicas o que existe solo en este lugar. Están Repartiendo las tierras, e invadiendo, Todo este sin permiso alguno.

Es por ello que tantas comunidades indígenas y ruarales, así como también las organizaciones civiles y ecologistas vamos a esperar un nuevo tiempo para que ahora si no haya pretextos ni omisiones burocráticas. Se espera una responsabilidad gubernamental y compromisos institucionales para que se actué a favor del medio ambiente de Hidalgo.

Comments

Comentarios

You may also like