El tiempo es ahora para Julio Menchaca

A todo el sistema político hidalguense le queda claro que el candidato natural de Morena a la gubernatura del Estado es el senador Julio Menchaca Salazar. Se echó al hombro la contienda electoral al Senado y venció por amplio margen a la candidatura del sistema. Fueron especialmente llamativos sus desempeños en los debates, donde logró exponer las falencias de sus adversarios priístas y solidificó su presencia como un político a la altura de las circunstancias que demandaba el país. Pronto se ganó el reconocimiento de la nomenclatura nacional de Morena y se convirtió en titular de la comisión de justicia en el Senado, una de las más importantes de la Cámara alta. Por sus manos han pasado la designación de ministros, jueces, diplomáticos, la Guardia Nacional y el andamiaje general de justicia y derechos humanos de la Cuarta Transformación. Además, y más importante, su relación con el presidente López Obrador es directa y de confianza. Lo tiene todo sobre la mesa.

Por tanto es el tiempo de que Julio reagrupe a sus bases y hacer recambios. La nominación, si bien es natural, podría trancarse por culpa de los grupúsculos mafiosos enquistados en Morena. Estos harán todo con tal de satisfacer sus revanchas personales. Llegaron a ese partido a la cola del efecto AMLO y no ven la hora de cobrar facturas falsas. Con ellos Menchaca tendrá que lidiar, pero no le será difícil. Muy pocos en Hidalgo tienen las facultades políticas del senador. De tal modo, la gubernatura siempre ha sido un común en su biografía, ya como legislador o presidente del Tribunal de justicia. Su talento causó la envidia de una élite extemporánea, fue bloqueado, pero se re-hizo de tal manera que hoy es Senador de la República. Y si refuerza la senda, en el 2022 protestará como gobernador del Estado.

Comments

Comentarios

You may also like