FACETAS POCO CONOCIDAS de la vida de SUSY ÁNGELES

Defender causas justas, luchar por reducir la brecha de privilegios, trabajar por quienes menos tienen y redignificar la política, son parte importante en la vida de Susana Ángeles Quezada; sin embargo, para la diputada morenista por el Distrito XVI con cabecera en Tizayuca, en la vida también se debe bailar, disfrutar y compartir.

Primero, en la lucha contra el desafuero

Susy Ángeles, como muchos la conocen, es una mujer de 30 años, originaria de Tizayuca, Hidalgo, quien siempre soñó con estudiar en la máxima casa de estudios del país, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Orgullosa, cuenta que proviene de una familia de comerciantes y que es la primera profesionista de su familia nuclear; Licenciada en Ciencias Políticas y Maestra en Administración y Políticas Públicas por el Centro de Investigación y Docencia Económicas A. C.

Para Angeles Quezada la política no es algo nuevo, pues siempre ha tenido contacto con ella, además de que es un gusto heredado por sus papás, quienes participaban en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en su municipio. Ahí es donde empezó su interés por la cuestión pública.

Agrega que solía acompañar a sus padres y a su abuelita paterna a las marchas a la Ciudad de México, “primero para manifestarnos en contra del desafuero del entonces jefe de gobierno de la Ciudad (de México, Andrés Manuel López Obrador) y posteriormente en temas sensibles con las personas de mayor necesidad, alzando la voz cuando había injusticias, como en su momento para nosotros fue el tema de la Reforma Energética, los 43 desaparecidos de Ayotzinapa”.

“Somos personas muy alegres”

Quienes conocen a la diputada la describen como una persona alegre, a quien le encanta bailar. Al abordar esta faceta de su vida, entre risas narra que no necesita de una gran fiesta o de salir a grandes bailes.

“Mis papás y hermanas son muy alegres, y si tenemos un ratito libre, ponemos música y cuando menos nos damos cuenta estamos bailando, incluso a veces lo hacemos como ejercicio, en lugar de una rutina más formal. No hay un género de música específica que nos guste bailar, así que podemos poner salsa, cumbia y merengue”.

Como buena mexicana, la gastronomía es parte importante de la vida, por lo que ella cuenta que los nopales en cualquier presentación son parte fundamental de sus gustos culinarios.

“Me encanta la sopa de verdolagas, pero la que hace mi mamá, que es deliciosa, pero puedo ser feliz con un bistec con nopales, huevo con frijoles y una muy buena salsa, y por supuesto con nopales en todas sus presentaciones”.

“Disfruto mucho nuestras culturas tradicionales”

Asegura que, en sus tiempos libres, “aunque recientemente ya no son muchos”, le encanta salir a pasear, bailar en mi casa, leer algún libro, salir a caminar en el municipio, ir al cine, “claro, todo esto antes de que estuviéramos en cuarentena”.

Con el entusiasmo y alegría con la que describen a Susy Ángeles nos cuenta que a ella le encanta disfrutar de la vida conociendo a nuevas personas, “que tengan formas de vivir distintas a las mías”.

“Disfruto muchísimo aprender de nuestras culturas tradicionales; es asombroso cuando uno se asoma a diferentes rincones de nuestro estado, de Hidalgo, disfruto mucho los paisajes naturales, especialmente los que tienen que ver con un clima frío como es la zona de Mineral del Chico y la Sierra”.

Una de las cosas que disfruta es un café de olla por la mañana en un día nublado. “Eso es una riqueza y una fortuna incomparable, y poder ver que a pesar de las adversidades siempre hay gente buena, que siempre se pueden construir políticas a favor de los demás, eso lo disfruto mucho”.

El libro favorito de Susana Ángeles es El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry, y entre risas nos dice, “me gustan los textos dramáticos, como es El amor en tiempos de cólera, de Gabriel García Márquez, La Dama de las Camelias, de Alexandre Dumas, y la narrativa de Rosario Castellanos”.

En este momento Susy Ángeles está incursionando en un nuevo género literario, “ahorita estoy leyendo el libro Después del Terremoto, de Haruki Murakami, autor japonés, y es una serie de cuentos, y está muy bueno”.

La representante del Distrito de Tizayuca comentó que espera que con esta pandemia las personas estén teniendo “la oportunidad de valorar que el tener salud”.

“Es una bendición que no tiene precio, tener con quien compartir estos momentos complicados es una situación que no todo el mundo goza; estoy convencida que en el ámbito políticos hay muchas personas que estamos dispuestos a alzar la voz y trabajar por cambiar patrones de desigualdad”.

Promesa de la política hidalguense

Agregó que espera seguir teniendo la oportunidad de servir a la gente pues, para ella, es un honor poder desempeñarse como servidora pública, aunque reconoce que hay desconocimiento sobre las tareas que realiza una representante popular.

“Hemos hecho un esfuerzo muy importante por redignificar la política, creo que estamos construyendo en el camino correcto, este periodo ha sido muy novedoso para nuestro estado, es la primera legislatura con mayoría de oposición y todavía es muy desconocida la labor de un legislador. No obstante, hemos venido abriendo canales de comunicación para que ellos conozcan nuestra función”.

Para sortear los intrincados caminos por los que transita el diálogo entre la política y la gente, la diputada Ángeles invita a la población a conocer su trabajo, por lo que ha abierto algunos canales de comunicación para lograrlo.

“Se hace un esfuerzo importante para dar a conocer nuestra labor, cuáles son nuestras actividades, todo a través de nuestras redes sociales, nuestra nueva línea de whatsapp, queremos que la calidad de información sea cada vez mayor y nos ponemos en sus manos para la calificación de nuestro desempeño, solamente apelamos que lo conozcan de manera directa”.

Susana Ángeles Quezada es vista como una la candidata natural de Morena a la presidencia municipal de Tizayuca. De hecho, se inscribió al proceso interno de su partido a principios de año. Podría convertirse en la primera mujer en gobernar esa entidad en el extremo sur de Hidalgo, frontera con el Estado de México, azotada por la atomización geográfica, la delincuencia y la corrupción política. Sin duda, su trayectoria hay que seguirla muy de cerca porque es una de las promesas del sistema político hidalguense.

Comments

Comentarios

You may also like