Tener MORAL en tiempos de COVID


El presidente López Obrador anunció que cederá parte de las vacunas anti-COVID que ya había adquirido el Estado mexicano para hacer caso a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de evitar la concentración de las inmunizaciones y permitir el acceso a estas por parte de los países pobres. La decisión del presidente desató la rabia de los sectores conservadores quienes quisieran que tales vacunas se quedaran en México porque creen que la obligación del mandatario es satisfacer a las y los mexicanos. Semejante opinión se basa en la idea de que México debe ser una especie de feudo de muros altos, aislado de la realidad y sin más propósito que la acumulación de recursos y el egoísmo como política. Los mismos que se decían opuestos a Trump pero se regodean con su ideología. Pero, hasta donde se sabe, el setenta por ciento del electorado eligió en el 2018 a un Presidente y no a un fascista. De modo que López Obrador demuestra humanismo con su decisión, moral política que es difícil de encontrar en estos tiempos de pandemia y caos. De todos modos ya dijo el Presidente que la OMS repondrá las vacunas. Y es que lo que alerta la organización es preocupante: sólo diez países están acaparando el 95 % de las vacunas disponibles. Es brutal y cruel. El COVID ha exacerbado aún más las diferencias entre ricos y pobres, así entre las personas como entre las naciones. Y México no puede actuar como si nada de esto pasara. Porque en la vida como en la geopolítica, cuando la realidad golpea en la cara, es porque ya es muy tarde para reaccionar. AMLO comprende que no es México sino la humanidad la que se está jugando la vida.

Comments

Comentarios


You may also like