Crisis de energía: el CALENTAMIENTO GLOBAL nos golpea


Cuando los monopolios tecnológicos y algunos trasnochados neoliberales como la senadora Xóchitl Gálvez presionan para abrir el mercado energético nacional a las industrias de las llamadas «energías limpias» (lo que en los hechos implicaría ceder el suministro del país a los privados como se hizo con las telecomunicaciones a Carlos Slim), el calentamiento global nos devuelve a la realidad y nos dice que aún es indispensable depender de los combustibles para garantizar el abasto eléctrico y todo lo que depende de él, como el suministro de agua, por ejemplo. Cruda realidad, sí, sobre todo cuando hay vidas que dependen de ello, como es el caso del Estado de Texas cuando pasan los días y el clima glaciar no cede, dejando sin gas, agua y electricidad a esa entidad. De tal modo, México, al ver afectados también sus Estados del norte, acudió al uso de carbón, diesel, combustóleos y gas desde Manzanillo y Tamaulipas, para resolver los obvios apagones que ocurrieron. Y es que los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto se dedicaron a desmantelar la industria energética nacional a través de sus reformas estructurales lo que nos ha hecho depender del gas texano para abastecer el norte del país. Entonces no es momento de apostar por energías limpias como lo sugieren los capitalistas y sus empeñados legisladores, sino a la soberanía nacional que es la recuperación total de la industria. Somos un país petrolero. Lo podemos lograr con sentido de Patria.

Comments

Comentarios


You may also like