Periodismo

En el Día de la Libertad de Expresión en México, periodistas de Hidalgo coincidieron en reconocer que, si bien en la entidad no se enfrentan los niveles de violencia contra la prensa como en otras regiones de México, problemas como las amenazas, hostigamiento y la falta de empleo amenazan la labor informativa en el Estado.

El presidente de la Coordinadora de Periodistas del Estado de Hidalgo (COPEHI), Emilio López Peña, enfatizó que los medios de comunicación estatales ha tenido que prescindir de periodistas debido a la baja de ingresos, luego de que diputados de Morena en el Congreso local aprobaron la reducción del setenta y cinco por ciento de los recursos de publicidad oficial en la entidad.

Periodistas asociados a la COPEHI se reunieron como cada año en el parque de la Libertad de Expresión, en Pachuca.

Por su parte, Alejandro Gálvez, director de Quadratín Hidalgo, hizo un recuento de los trece periodistas asesinados en México desde diciembre de 2018 a la fecha.

Congregados en el mural de la Semana del Periodismo, el gremio periodístico hidalguense homenajeó a los periodistas hidalguenses fallecidos en el último año: el locutor Eduardo Gómez Mora, el también locutor Fidencio Mejía, así como el comunicador Manuel Méndez.

Periodistas del Estado también se reunieron en el mural por la Semana del Periodismo para recordar a los colegas que han fallecido en el último año.

Gálvez, organizador de la Semana del Periodismo, recalcó que sí existe unidad entre las y los periodistas de la Entidad y enfatizó la independencia política del gremio.

«Siempre hemos estado unidos, y si se ha visto lo contrario, es porque nos ha faltado organización. Pero aquí estamos», sostuvo el periodista, en un acto que va siendo tradicional en el gremio peridoos local.

El lamentable fallecimiento del periodista y locutor Eduardo Gómez Mora, director de comunicación social de la secretaría de Turismo de Hidalgo (2016-2019), da pie para recordarle como un auténtico profesional en medios impresos, la radiodifusión y en oficinas de prensa. Fue un vocero nato.

Gómez Mora, a quien todo mundo llamaba por el hipocorístico Lalo, sembró y cultivó amistades por su trato amable y desinteresado. Se desempeñó, entre otros, como jefe de prensa del director de la Policía Judicial, licenciado Gerardo Martínez Martínez (1993-1994), y posteriormente en la dirección de comunicación social de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Nunca dejó cuentas pendientes ni resabios.

La muerte del comunicador sucedió el 16 de mayo pasado cuando, se informó escuetamente, realizaba labores propias de su encargo. El titular del ramo se ha abstenido de proporcionar detalles del funesto acontecimiento. No se sabe si para bien o para mal. Lo cierto es que Eduardo murió en el desempeño de su trabajo.

Comunicólogos sin comunicación.

La personalidad del periodista desaparecido tienta para hacer sugerencias a algunos individuos que ocupan puestos de comunicación social sin nociones de relaciones humanas, relaciones públicas ni oficio periodístico.

Algunos de los llamados directores de comunicación social se autonombran pomposamente comunicólogos, pero en realidad son meros boletineros, repartidores del escatimado y al final escamoteado chayote pues de él aprovechan el adagio: “El que da y comparte se queda con la mayor parte”.

Como consecuencia de la pobreza intelectual de unos cuantos portavoces es lastimoso lo que sucede a los reporteros que acuden a la fuente política del Congreso del Estado donde son ninguneados por un fulano que, según informaron, dice llamarse “licenciado Martín Román Ortiz”, quien amparado con el padrinazgo del presidente de la junta de gobierno, Ricardo Ba(p)tista, emite órdenes inauditas.

Recientemente, el reportero Roylan Portes escribió que el mentado Ramón prohibió que los reporteros accedieran al salón de sesiones por la puerta principal, pues los mandó a la puerta trasera, como se dicta para la servidumbre en las residencias de la aristocracia ramplona.

Han sido repetidas las escenas en que el “jefe” Martiniano apura a los reporteros para que acudan rápidamente a algún acto. Utiliza gangosamente la onomatopeya “usha, usha” como si arreara ganado.

Imitadores tiranuelos de pueblo

Con la mentalidad dictatorial al estilo del pejelagarto no es de extrañar que el sedicente vocero de la cámara de diputados siga los pasos e imite las poses de su jefe Ricardo (Fulgencio) Ba(p)tista, pues éste sintiéndose omnímodo como el tirano cubano derrocado por Fidel Castro, adopta actitudes discriminatorias hacia los integrantes de otros partidos políticos.

Llamado a Derechos Humanos.

Sería deseable que la Comisión Estatal de Derechos Humanos, que preside el licenciado Alejandro Habib Nicolas, emitiera alguna recomendación a la presidencia de la junta de gobierno del Congreso del estado con el fin de que instruya a su vocero Martín Román Ortiz para que modere su trato hacia los periodistas afectados por esos actos improcedentes, pues estos seguramente no han acudido a quejarse ante la CEDHH porque los anteriores encargados de la Comisión relegaron ese tipo de acusaciones.

Adiós al querido amigo Tufic Habib Karam.

Aprovecho la ocasión para expresar mi solidaridad de pesar a la familia Habib Nicolás por el deplorable fallecimiento del señor licenciado Tufic Habib Karam, a quien tuve el honor de tratar desde la década 1960 mediante nuestros entrañables amigos Alfonso y Arturo Herrera Cabañas.

Éstos son los desmentidos de algunas fake news que circularon con motivo del incendio en la catedral de Notre Dame: No, no fue un ataque terrorista, no, ningún musulmán se sacó una foto sonriendo junto al monumento en llamas, definitivamente no se trató de un complot árabe, sólo un accidente.

¿Se dieron cuenta de lo que trató de hacer Televisa con éste suceso?

Quiso hacer un milagro donde no hubo, (por aquello de su Rosita de Guadalupe). Por las redes mando el bulo de que el altar a la Virgen de Guadalupe milagrosamente libró las llamas, ¡Santo, Santo y Blue Demon!, los mismos internautas le tiraron el teatro. El minúsculo rinconcito dedicado a la guadalupana que está en ésa inmensa catedral, está del lado opuesto a donde se registró el siniestro.

La verdad queridas y queridos es que a ésta empresa de medios le ¡urge un verdadero milagro!, sufre de disfunción eréctil, vamos que no levanta en la Bolsa de Valores. Pierde dinero y audiencia a velocidad vertiginosa.

Tantos años de manipular la información, tantos años de reproducir la misma historia en sus telenovelas, tantos años de burlarse de las minorías en sus programas cómicos y de variedad, ¡su famosísima fórmula ya ni a ellos les funciona! y el gigantesco ego de Azcárraga Jean no los librará de la ruina.


Seguiremos siendo testigos y testigas de más ramosadas hasta que (Jorge Ramos) se convierta ¡a la fuerza! en el “líder de opinión” de éste país.

Total que andan vendiendo, ¡porque de lo perdido lo encontrado!, y para su desgracia hasta éste momento, (salvo un milagro), su mejor propuesta sigue siendo la de un grupo de empresarios judíos que también son accionistas en Univisión, ¡sus archí enemigos!

Como condición para cerrar el trato es que cambiarán todo absolutamente todo en el Canal de las Estrellas. ¿Sí saben ustedes quién es la estrella noticiosa de Univisión?, nada más y nada menos que Jorge Ramos.

Así que lo han mandado de “avanzada” para ubicarlo en nuestra “preferencia” noticiosa, seguiremos siendo testigos y testigas de más ramosadas hasta que se convierta ¡a la fuerza! en el “líder de opinión” de éste país.

En cualquier escuela de periodismo lo primero que te enseñan es a respetar la información y a la noticia, “nunca, nuca que te conviertas tú en la noticia”, algo que Ramos no aprendió, ¡digo, se los dejo ahí para que sepan de qué lado masca la iguana!

Y pasando a la información local… (Aquí rúbrica de noticiero rupestre, ¡que no es lo mismo eh!). He leído la carta que Teresa Samperio León, una de las fundadoras del PRD en Hidalgo, envió a Andrés Manuel López Obrador, pidiéndole que no se legalice el aborto.


Le informo a Tere que no es AMLO quien decidirá eso sino el Congreso en su conjunto, diputados y senadores.

Bueno, le informo a Tere que no es AMLO quien decidirá eso sino el Congreso en su conjunto, diputados y senadores. Con la carta me queda claro que las mujeres de izquierda no necesariamente son ni liberales ni feministas, también pueden ser machistas y misóginas.

¡O sea machistas leninistas!

Pero, bueno, lo puedo entender la Revolución, en éste caso la del PRD, no alcanza para cambiar al sistema hegemónico y patriarcal, ¡no es para tanto!

Lo que sí no entiendo es a Tere como mujer, ella ha podido decidir si se casa o no se casa, si tiene hijos o no tiene hijos, es, sin duda, una mujer privilegiada. ¿Por qué entonces no quiere que otras mujeres tengan el mismo poder de decisión que ella tiene? Al abogar por la penalización del aborto, está condenando a las hidalguenses a la maternidad forzada o a la cárcel.

No cabe duda que el patriarcado tiene porristas, lo que no entienden, quienes le sirven al sistema, es que cuándo le dejen de servir, ¡una patada en el trasero es lo que van a recibir!

A mis queridas amigas activistas, ¡nos tenemos que poner más abusadas!, digo nada más para que sepamos ¡de qué lado masca la iguana!

Nos leemos la próxima semana.

botellalmar@gmail.com

Leer para escribir mejor debe ser un ejercicio cotidiano. El mismo tiempo que se dediquen a escribir hay que dedicarlo a leer, afirmó Humberto Musacchio al reflexionar con periodistas hidalguenses sobre la importancia del lenguaje.

Lo anterior, durante el Taller de Redacción Periodística que el destacado escritor y periodista nacional impartió en la ciudad de Pachuca, como parte de la capacitación que se dará al gremio periodístico.

Con la presencia de 23 periodistas de diferentes medios de comunicación del estado, así como dos de Tlaxcala, Musacchio afirmó que el periodismo es una actividad que se agota el mismo día que se publica la noticia, por ello la importancia de permanecer en la búsqueda constante.

Dijo que una buena lectura de los diarios da a quienes se dedican a este oficio, elementos para la competencia, ya sea en las redes sociales u otros medios de comunicación. Esos elementos están a la vista de todos, pero hay que verlos con ojos de periodista, añadió.

El periodismo nos da cultura, nos enseña a escribir, nos da libros donde se documenta la historia. Por ello invitó a las y los asistentes a este taller a que sigan escribiendo y a que consideren escribir libros.

Al concluir, el Comité organizador de la Semana del Periodismo adelantó que se seguirá con el tema de la capacitación y actualización de periodistas, tanto de Hidalgo como de estados aledaños que se quieran sumar, así como lo han hecho en las distintas convocatorias realizadas.

¿Qué hace una organización inglesa ocupando México como base para criticar a Cuba? Lo sabremos cuando el Institute War and Peace Reporting (IWPR) finalice su «Informe sobre la situación de la libertad de expresión en Cuba» a realizarse este miércoles trece de marzo en el Museo de Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México.

Si vale encontrar una explicación a la interrogante, cabe decir que la tarea del IWPR es totalmente alevosa. Pese a tener oficinas en Londres, Washington y Amsterdam, prefieren utilizar México por ser el territorio más cercano a Cuba y donde se le brindan todas las facilidades para sus ejercicios. Su oficina se encuentra al sur de la capital mexicana y se presenta como una organización independiente sin fines de lucro que trabaja con los medios de comunicación y la sociedad civil para promover cambios positivos en zonas de conflicto, sociedades cerradas y países en transición alrededor del mundo.

Pero el epíteto de «independiente» se aleja de la realidad, puesto que el IWPR obtiene muchísimos recursos del gobierno de los Estados Unidos. Quizá por eso el único programa dedicado a Latinoamérica de esta organización está dedicada a Cuba, enemigo contumaz de la Casa Blanca. Ironía insultante es que, mientras enfoca sus esfuerzos en desacreditar a la isla, su sede mexicana yace en el país donde han sido asesinados casi 500 periodistas desde 1980 a la fecha. Tan sólo en el año 2018, la cifra alcanzó los 88 reporteros y reporteras asesinadas.

Pero de lo que pasa en México, al IWPR no le interesa hablar. Le interesa Cuba, porque así se lo dictan sus patrocinadores. En la sección de donantes de su página web, se informa que reciben dinero del Departamento de Estado de los Estados Unidos, así como de las embajadas estadounidenses en países africanos como Túnez, Ruanda y Afganistán. Además, le otorga dinero la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), brazo político de la Casa Blanca en el extranjero.


El objetivo del IWPR en México es colaborar con el gobierno de EEUU y la USAID en la construcción de una narrativa en contra de la revolución cubana.

Otro de los patrocinadores de este instituto es la National Endowment for Democracy (NED), también dependiente del Departamento de Estado estadounidense. De acuerdo con el «explorador de ayuda extranjera» de la USAID, la NED ha premiado al programa para Cuba de IPWR con más de ciento nueve mil dólares desde al año 2010 al 2018. Esto parece poco. Pero la verdad resalta cuando se revisan sus auditorias públicas del 2015 al 2017 y se cuenta que esta organización ha obtenido más de un millón y medio de dólares para financiar sus tareas. Tan sólo en el año 2016, recibieron más de un millón ciento seis mil dólares por cuatro programas dirigidos a Cuba, entre los que se incluyó un libro prologado por la mal afamada Yoani Sánchez, para lo cual destinaron más de cuatrocientos sesenta mil dólares.

Es de conocimiento público que, desde el año 2000, la USAID y el Departamento de Estado han gastado más de doscientos treinta mil millones de dólares en planes para desestabilizar al gobierno cubano. De estos, más de diecinueve millones han sido destinados a la promoción de medios de comunicación contrarios al gobierno y campañas de «libre expresión», como la que organiza el IWPR en México.

El objetivo del evento del trece de marzo del IPWR en México es colaborar con el gobierno de Estados Unidos y la USAID en la construcción de una narrativa en contra de la revolución cubana, financiando a ciertos personajes para que se conviertan en agentes que presionen al Gobierno a realizar los «cambios democráticos» que interesan a Washington. (Cosa aparte es lo penoso que resulta que se ocupe territorio mexicano para esto).

Sobre el evento, el IWPR declara que «ha puesto en marcha esfuerzos focalizados para conocer en detalle la situación relativa al control del espacio cívico y la persecución al periodismo independiente, a activistas y defensores de derechos humanos en Cuba», afirmando que «los riesgos y obstáculos que enfrentan los periodistas y otros grupos de la población que buscan informar o expresar opiniones son múltiples».

Pero el IWPR obvia decir, por ejemplo, que el último periodista acosado y asesinado en Cuba fue el ecuatoriano Carlos Bastidas Argüello, ultimado en 1958 bajo el régimen pro-estadounidense de Fulgencio Batista. Que hay wifi gratuito en prácticamente todas las plazas de la isla, desde donde la población puede consultar y opinar en todos los sitios webs del mundo y redes sociales que quiera. En cambio, periódicos digitales cubanos como Cubadebate o CubaSí, están prohibidos…. en Estados Unidos.