Scarlett Johansson

La gran oportunidad de Marvel para consolidar una visión de género e incluyente, terminó convertida en un anacrónico producto sexista y pro capitalista.