El próximo gran y PENOSO CONFLICTO en Morena


Francisco Xavier Berganza Escorza y Cuauhtémoc Ochoa Fernández son hechura del viejo PRI. Nacieron ahí y se formaron con las costumbres de un sistema donde la política sirve al poder y por el poder se sirve. No entienden de personas, historia, ideología, ni de causas. Su afán es lo que Sigmund Freud describió como una compulsión sádica por el poder.

De tal modo, habiendo conseguido escaños en los Congresos federal y estatal (no por méritos propios, por supuesto), ambos personajes pelearán por complacer su impulso de ser candidatos a la gubernatura de Hidalgo. Por Morena, de primera instancia, pero no podría descartarse que busquen hacerlo por alguno de los Partidos satélites de la coalición «Juntos haremos historia». Ochoa Fernández sigue siendo el dueño del Partido Verde; así que esa es su carta. En tanto, Berganza Escorza mantiene un desagradable amasiato con el Partido del Trabajo con el apoyo del Grupo Universidad, el cual compró a esa organización de cara a las elecciones legislativas pasadas.

El tema es que Cuauhtémoc Ochoa y Francisco Xavier arrogan todos los elementos para desatar una penosa guerra intestina en Morena con tal de hacerse de la candidatura. Y a nadie debería sorprender si ocurre. Sus ambiciones tienen uñas largas, y sus seguidores también. Mas, ¿con eso lograrían, al menos, su propósito? No. Sus talantes no podían ser más contradictorios con el Partido que fundó el presidente López Obrador. Entonces, tanto su endeble moralidad como su deleznable compulsión política, les alcanzarán y como el aceite sobre el agua, quedarán relegados por causas naturales.

Comments

Comentarios


You may also like