Estalló huelga minera en San Juan Pachuca; duró dos horas

. Con un salario de 76 pesos diarios, 105 mineros del Sindicato Sindcato Minero de la Compañía Minera Real del Monte y de Pachuca (CMRMyP), realizaron un paro de labores para exigir un aumento salarial, por primera vez desde hacía 17 años. Luego de dos horas, la protesta se conjuró con apenas un aumento de seis pesos .

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo*

Pachuca., Hgo., México.- Por primera vez desde hace 17 años, 105 integrantes de la sección 3 del Sindicato Minero de la Compañía Minera Real del Monte y de Pachuca (CMRMyP), realizaron un paro de labores para exigir un aumento del ocho por ciento a su salario; sin embargo, con apenas dos horas posteriores al izamiento de las banderas rojinegras, la organización obrera conjuró la protesta tras aceptar el seis por ciento de beneficio salarial.

De esa maneta, los trabajadores de las minas Loreto y San Juan Pachuca por “consenso general» –según explicaron-, aceptaron el aumento de 2 mil 300 a poco menos de 2 mil 600 pesos aproximadamente al mes de salario, ofrecida por los patrones de la CMRMyP

Según explicó Alfonso Martínez, líder de la sección sindical, desde el pasado sábado 10, los sondicalistas acordaron el paro laboral de este lunes si la CMRMyP no accedía al pliego petitorio; sin embargo, luego de una asamblea con la base, la organización aceptó tan sólo el aumento establecido por la compañía.

Martínez aseguró que la conjura del paro se logró por acuerdo general y sin inconformidad de los trabajadores, a pesar de que en muchos de los sindicalistas era visible la molestia por la determinación de la cúpula, quienes desde el cierre parcial de las minas por la “baja producción» no han obtenido reales beneficios sindicales.

“La compañía Real del Monte y Pachuca, argumenta que no hay producción, es cierto, antes éramos 2 mil trabajadores y actualmente 105. Se dedican al proceso de los jales y se extrae mineral en los terrenos de Santa Julia, San Guillermo y Dos Carlos», expuso Martínez a la prensa.

Minería liquidada

Luego de más de 500 años de minería, a principios del año 2005 se concretó el cierre de dos minas y la liquidación de 180 obreros, que trabajaban para la Compañía Minera Real del Monte y Pachuca,.

En ese año, la CMRMyP anunció el cierre de sus dos principales minas, San Juan Pachuca y La Rica, además de comenzar la liquidación de los 180 trabajadores que quedaban en ambos fundos.

La San Juan Pachuca, ubicada en esta capital hidalguense y la de más historia, apenas reinició un proceso de reactivación, sin muchos resultados luego de su cierre. En tanto que la mina La Rica, localizada en Mineral del Monte, a 16 kilómetros de esta ciudad, cambió absolutamente su giro y ahora servirá para concretar un proyecto de promoción turística, mediante la organización de recorridos y expediciones para quienes quieran conocer por dentro una mina.

En el momento de los cierres, quedaron 95 trabajadores en la mina de San Juan Pachuca y otros 90 en La Rica, quienes serían liquidados con beneficios mayores a los de la ley –se dijo-, pues de acuerdo con el convenio celebrado entre patrones y sindicato el 6 de noviembre de 1995, al ser liquidado cada trabajador recibirá cuatro meses y 22 días por año, cuando la ley establece sólo tres meses y 12 días.

Según declaró el director de la CMRMyP, José Antonio Torres Bañuelos, desde 1995 la situación de las minas “empeoró» y ahora se sostiene “dando tumbos», pues ha tenido que recurrir al reajuste de personal y enfrenta un embargo de todos sus bienes por adeudos que rondan los 10 millones de dólares.

Para salir adelante, la compañía requiere de una inversión que supera los 80 millones de dólares, pues el potencial minero alcanzaría para otros 25 años, pero la crisis derivada del alza en el acero y otros insumos como explosivos, falta de trabajo de exploración y la caída del precio de la plata, ha llevado a la compañía a esta situación.

En octubre del 2004, la visión del director Torres Bañuelos era optimista pues decía que en 2003 se vivió le peor, y que en ese año el precio de la plata se desplomó y andaba en los 4.50 dólares por onza. “Hoy -decía entonces-, está a siete dólares, lo que los animaba a pensar en un repunte, pero este año el panorama cambió y obligó al cierre de dos de sus minas más importantes y la liquidación de casi todo el personal, sólo quedarán 125 trabajadores en la planta de beneficio llamada Loreto, donde se realizará un trabajo de limpieza de más de 80 millones de toneladas de tierras de jales, que todavía contienen minerales».

Según estimaciones de la propia compañía con este trabajo de limpieza de las 80 mil toneladas de jales, se recuperarían mil 600 millones de onzas, aunque para ello se requiere de una inversión de 80 millones de dólares.

Para el entonces dirigente de la sección tres del Sindicato Minero, Fernando Pérez, entre los años 75 y 80 la compañía llegó a emplear a 10 mil mineros y hoy sólo quedarán 125, 10 por ciento de ellos son trabajadores eventuales.

La caída comenzó en 1995, cuando “se renegoció el contrato colectivo de trabajo y nos reinstalaron ganando 108 pesos diarios, entre 800 y 900 pesos semanales. Hoy no ganamos ni la mitad y la pensión en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es apenas de 350 pesos, si es que “estás enfermo de silicosis, enfermedad que afecta al 99 por ciento de quienes trabajamos en una mina». (Desde Abajo) * Con información de la revista Vía Libre

Comments

Comentarios