Desaparece Hidalgo del mapa minero nacional

. Según los registros sobre las entidades federativas que durante el 2006 presentaron utilidad industrial en el país, Hidalgo tan solo apareció en rubros menores al 1.5 por ciento del rendimiento nacional, luego de que durante décadas figuró como el principal extractor de plata en México.

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo

Pachuca, Hgo., México.- El estado de Hidalgo ha desaparecido del mapa de la producción minero metalúrgica nacional luego de que el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) apuntara los registros sobre las entidades federativas que durante el 2006 presentaron utilidad industrial en este rubro donde la entidad hidalguense tan solo figuró en rubros menores al 1.5 por ciento del rendimiento nacional.

Esto confirma de manera oficial -y en plano nacional-, lo que desde el 2005 se anunció de manera definitiva: el cierre total de la actividad minera en las minas en Pachuca y Real del Monte, que dejó a poco mas de 2 mil mineros sin empleo de la noche a la mañana, después de que Hidalgo fuera el primer productor nacional de plata en algún momento de la historia.

Así, INEGI informa que por entidad federativa, la producción minera oro se realizó principalmente en los estados de Durango, Sonora y Chihuahua; la Plata tuvo su origen primordialmente en Zacatecas, Durango y Chihuahua; la extracción y beneficio de plomo en Chihuahua y Zacatecas; la de cobre en Sonora y la de Zinc en Zacatecas, Chihuahua y San Luis Potosí.

Otros metales como el fierro fueron producidos en estados como Coahuila de Zaragoza, Colima y Michoacán de Ocampo; el azufre en Tabasco, Chiapas y Tamaulipas, y la fluorita en San Luis potosí y Coahuila de Zaragoza, mientras que la totalidad de coque se obtuvo en Coahuila.

Margarita Eugenia Gutiérrez, hidalguense, maestra en ciencias, relata que la tradición minera en Hidalgo como en todo México se remonta a la época prehispánica, como lo muestra la explotación de yacimientos, ubicados principalmente en las zonas de Taxco, Pachuca, Guanajuato y la Sierra Gorda, donde se encontraron vestigios de bocaminas; sin embargo puntualiza que los factores económicos internacionales como la competencia del metal hidalguense con los de otros países fueron “algunos» de los motivos por los que éstas finalmente quedaran se cerraran.

“La industria minera enfrentó y sigue enfrentando graves problemas por las bajas cotizaciones internacionales resultantes de una situación de sobreoferta mundial, así como por la sustitución de los metales tradicionales en numerosos procesos productivos y el reciclado de metales, lo que se refleja en el constante cierre de minas en el país, como sucedió aquí».

En el año 2004, la Secretaría de Economía federal impulsó un proyecto para la reactivación de minas en el municipio de Zimapán, junto con otras 22 en todo el país, descartando cualquier proyecto en Pachuca y Real del Monte; sin embargo, del proyecto hidalguense, la SE no ha registrado resultados, excepto los presentados por el INEGI donde esta industria aporta un mínimo porcentaje en producción de Plomo, Zinc y Coque, menor al 1.5 por ciento.

A pesar de que en ese mismo año el gobierno federal agregó a la entidad hidalguense al Programa para Fomentar el Desarrollo de la Actividad Extractiva en el Sector Social (PROFODESS) atendiendole 3 proyectos de minería social, los esfuerzos han sido insuficientes dado que el INEGI reporta también que del crecimiento del 14.9 por ciento que México obtuvo en minero metalurgia, Hidalgo apenas comparte los últimos lugares nacionales de rendimiento. (Desde Abajo)

Comments

Comentarios

You may also like