Comunicado del FDOMEZ – Texto completo

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

A LAS ORGANIZACIONES DEMOCRATICAS Y

CAMPESINAS.

AL PUEBLO DE MEXICO.

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), en el marco del 88 aniversario del asesinato del general Emiliano Zapata, convoca a una jornada de lucha nacional “POR UN NUEVO REPARTO AGRARIO», MAYOR PRESUPUESTO ECONÓMICO AL CAMPO, a todas las organizaciones campesinas, indígenas y populares.

El derecho de poseer la tierra fue una de las demandas mas sentidas del pueblo que diera origen al movimiento revolucionario de 1910_17, el cual quedó plasmado en el artículo 27 constitucional (reformado 15 veces), y que hoy los campesinos han sido despojados, existiendo una necesidad de poseer la tierra para el trabajo digno, por ello hoy es un planteamiento necesario la recuperación de tierras en forma organizada.

La necesidad de un nuevo reparto agrario se circunscribe no sólo a la obligación del Estado mexicano a dotar de fuentes de empleo para los mexicanos o de un pedazo de tierra para los campesinos pobres, sino más bien es de dar cumplimiento a los artículos contemplados en la carta magna, así en el terreno del artículo 27 se requiere que las tierras sean de los campesinos y no de los oligarcas, que el trabajo que se realiza sea para el sustento de la familia y que se llegue a una vida digna, a una vida con certidumbre de que todos los días tenga que comer del fruto de su trabajo y no con el miedo de no tener donde vivir.

La política neoliberal y el TLCAN, han sido uno de los instrumentos políticos y económicos de dominación en contra de nuestro país, por parte de las grandes transnacionales y del imperialismo norteamericano, donde a costa del fruto del trabajo de los campesinos mexicanos se han enriquecido y llevado a la ruina no sólo al campo mexicano sino a la pequeña y mediana industria, y ha arrojado a los mexicanos a vivir en la pobreza que asciende a más de 78 millones y sigue creciendo paulatinamente.

El artículo 27 Constitucional, se ha modificado de acuerdo a los intereses de los capitalistas agrícolas, nacionales y transnacionales, como resultado de esta política se destruye el ejido, la propiedad comunal y se arruina a los pequeños productores, profundizándose el voraz despojo de las tierras y con ello se destruye el tejido y la propiedad social.

El gobierno de ultraderecha de Felipe Calderón Hinojosa, fiel representante de la oligarquía financiera, tiene como eje central en su política agraria, la ofensiva que en el contexto de la producción agraria ha diseñado el Banco Mundial, esta es la estrategia del despojo de las tierras productivas de los campesinos a nivel mundial, la estrategia de la privatización rapaz en México dándole la protección político, jurídica y militar, para que siga la oligarquía enriqueciéndose a costa del empobrecimiento de los mexicanos.

Ante el creciente descontento político, la pobreza y la miseria, el gobierno en turno lanza una ofensiva en contra de las comunidades indígenas y campesinas con el proyecto denominado “JOVEN EMPRENDEDOR RURAL», anunciado por el C. Lic. Rosendo González Patiño, Procurador Agrario, que inicia con una supuesta capacitación de tres meses y financiamiento por parte del gobierno para la adquisición o renta de tierras.

El propósito de este proyecto no es otro que convertir a los campesinos pobres en agentes privados del Estado, promotores directos de la ideología de la iniciativa privada para generarle mayor plusvalía y obstruir la formación de una conciencia crítica y alternativa en los trabajadores del campo, por lo que pretenden desarticular todo proceso de formación y organización política que cuestione las formas de explotación y de las malas condiciones de vida en el campo y en la ciudad.

El gobierno articula en base a la mentira, su política de despojo y represión en contra de los campesinos y comunidades indígenas, modificando en el siglo pasado 15 veces el artículo 27 constitucional original, que nació producto de la revolución mexicana de 1917; en el que los indígenas y campesinos dieron la vida por ella, al no poder soportar más una alta miseria, represión y asesinato en el campo y la ciudad por el régimen porfirista y que hoy con el arribo de la ultraderecha se agrava.

Hoy se legaliza el fin del reparto agrario y donde abre todas las posibilidades a los inversionistas extranjeros y mexicanos para explotar libremente a los campesinos, despojarlos con el Programa de Certificación de Derechos Ejidales y Titulación de Solares Urbanos (PROCEDE), además que les brinda toda la posibilidad de explotar los recursos naturales de México. Sin que dejen beneficios substanciales para la economía interna de México.

El Programa de Certificación de Derechos Ejidales y Titulación de Solares Urbanos (PROCEDE), no es más que un programa de despojo enmascarado, porque ante el aumento de la miseria del campesino se ve obligado a vender sus tierras al mejor postor, pero, según para el gobierno tiene la seguridad jurídica “en la entrega de la tierra a los integrantes de los ejidos del país, mediante la entrega de certificados parcelarios y/o certificados de derechos sobre tierras de uso común, o ambos, según sea el caso, así como los títulos de solares urbanos, a favor de todos y cada uno de los individuos que integran los ejidos del país que los soliciten».

Por esta razón el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), previa a la fecha conmemorativa al 88 aniversario del asesinato del General Emiliano Zapata emprende una jornada de difusión de los siguientes planteamientos:

Ante las desigualdades e injusticias en el campo se sustenta un nuevo reparto agrario en su mismo articulo que lo regula el cual sostiene en su párrafo tercero, “la nación tendrá en todo momento el derecho de imponer a la propiedad privada las modalidades que dicte el interés público, así como el de regular, en beneficio social, el aprovechamiento de los elementos naturales susceptibles de apropiación, con el objeto de hacer una distribución equitativa de la riqueza pública, cuidar su conservación, lograr el desarrollo equilibrado del país y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población rural y urbana».

Con esta disposición legal al artículo 27 constitucional, traería las siguientes ventajas:

1._Hace cumplir el espíritu del Derecho General mexicano, la justicia social y la equidad.

2._El campesino contaría con trabajo justo y remunerativo para que él y su familia puedan vivir en condiciones de dignidad.

3._Mejora la salud y la integridad familiar. No habrá la obligada necesidad de abandonar el ejido, la comunidad, la familia e ir a la ciudad o a los EU en busca de una fuente de trabajo, pues en el campo y en el lugar de nacimiento la combinación de las garantías constitucionales lo protegerán.

4._Se evitan los conflictos de tierra, porque un nuevo Estado de Derecho lo garantizará y la tierra cumplirá un servicio popular.

5._Garantiza el consumo y venta de de los productos de la tierra mexicana, fortaleciendo principalmente la economía del campo nacional, destruyendo a los acaparadores desde un régimen jurídico justo.

6._Se desarrolla el cuidado y una cultura por el uso y disfrute de la tierra, aguas y bosques del territorio de México. Puesto que nadie se atrevería a destruir su medio de subsistencia.

7._Se evita el enriquecimiento de las empresas constructoras de capital privado, las cuales promueven viviendas en serie, que no corresponden a la necesidad humana sino al mercado; puesto que a cada mexicano contará con una porción de tierra para vivir, evitando la mendicidad de niños y adultos de la calle, los cuales duermen bajo los puentes peatonales, alcantarillas o drenajes dado que el régimen de tierra actual no garantiza la vivienda y hoy existe un gran desabasto.

8._Se recupera poco a poco la soberanía alimentaría perdida, alcanzando un mayor nivel de organización agropecuaria y llevando la justicia social al campo y la comunidad.

9._Evolucionaría el tronco educativo, dándole verdadera vida a la educación democrática; “considerando esta no solo como una estructura jurídica, y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo». Art. 3° constitucional.

FRATERNALMENTE

¡POR LA UNIDAD OBRERO CAMPESINA, INDIGENA Y POPULAR!

¡A IMPULSAR LA LUCHA POR EL SOCIALISMO!

¡ POR LA LIBERACION PROLETARIA DEL CAMPESINO! ¡VENCEREMOS!

¡ZAPATISMO Y SOCIALISMO! ¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

¡POR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLITICOS DEL PAIS!

FRENTE DEMOCRATICO ORIENTAL DE MEXICO “EMILIANO ZAPATA»

FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO

FNLS – FDOMEZ

Comments

Comentarios

You may also like