Grupo Atento, régimen nazi de producción en Pachuca

. Explotación laboral en telemarketing transnacional / I de II

. No obstante, contrastan con la imagen que esta empresa presume, los miles y miles de casos en todo el mundo -sobre todo en latinoamerica-, de denuncias contra Grupo Atento por explotación laboral, maltrato y abusos de toda índole; en algunos casos de extrema preocupación. Grupo Atento es una transnacional de telemarketing, en la que sus denunciantes comparan sus comparan sus iniciativas laborales con un “régimen nazi de producción».

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo

Pachuca, Hgo., México.- Hace cuatro meses, “Concepción» perdió a su pequeño bebé mientras se encontraba trabajando; sufrió un legrado en su oficina y ninguno de sus coordinadores de área quiso hacer caso de ello, hasta que un par de compañeras suyas le vieron desmayada en el baño de mujeres, recostada en medio de un charco de sangre.

Fue hasta ese momento que, una de las coordinadoras de área se “dignó» entre gestos de reprobación, a conceder le llevaran con un médico.

Sus compañeros cuentan que “Concepción», junto con ellos, han sido sujetos de las más flagrantes agresiones por parte de sus gerentes, las cuáles llegan desde las ofensas personales, hasta los despidos que, además de injustificados, se dan con lujo de violencia hasta llegar al robo de pertenencias de uso personal.

Lo del aborto de “Concepción» – sufrido a escondidas por miedo a represalias de sus coordinadores-, sólo es un caso entre varios que, para nada es aislado.

En esta compañía se tiene la política que un despedido, por su condición de indeseable, merece el trato de un delincuente que no tiene mas intenciones que las de “joder» a la empresa.

Como los de “Concepción» y sus compañeros, se cuentan por decenas los casos en Pachuca, por miles en México, y por decenas de miles en todo el mundo. Todos sucedidos en las instalaciones de la Call Center Transnacional, “Grupo Atento».

Grupo Atento.

Grupo Atento es compañía de origen español. Se dedica al telamarketing o atención a clientes vía telefónica (call center), operadora de varias empresas entre las que se incluyen el banco “BBVA Bancomer», de la cuál es socia y operadora financiera.

Llegó a México en el año 2001 y es dirigida por un economista de nombre Aurelio Alonso y Caloca. A Pachuca, Atento se estableció el 24 de junio del 2002 y fue inaugurada por el entonces gobernador, Manuel Angel Núñez Soto, quien la propuso como una fuerte generadora de empleos en el estado y con la cuál se mostró generoso al momento de presentarla por el gran beneficio que Grupo Atento podría ofrecer a los hidalguenses desempleados

Y es precisamente el combate al desempleo de lo que tanto se ufana esta compañía transnacional.

Atento asegura en su página web, en el apartado que informa sobre “nuestras señas de identidad» que: “…ha sido, desde el comienzo de sus operaciones, una de las compañías más conscientes de su responsabilidad social. Así, desde su nacimiento ha sido enormemente activa en la generación de empleo».

Atento sostiene que su plantilla total en todo el mundo se ha elevado desde 40 mil 324 trabajadores, a más de 74 mil 948 personas en cinco años.

Y enfatiza que, adicionalmente, Grupo Atento “es una de las compañías más importantes para la obtención del primer puesto de trabajo, así como una de las principales empresas que permiten compatibilizar los estudios con la inserción laboral».

En ese sentido, esta empresa presume ostentar la preocupación por la equidad de género puesto que su plantilla profesional está compuesta en más de un 50 por ciento por mujeres, “confirmándose así como un empleador equitativo».

A ello se añade la presunción por su participación en numerosas labores de cooperación desarrolladas a lo largo de 2004.

“En Brasil, donde la compañía participó intensamente en el proyecto «Hambre Cero», creado por el Gobierno para erradicar el hambre en el país. O Atento Argentina que atendió las llamadas del telemaratón «Un sol para los chicos» que se realiza en el Día del Niño en Argentina. O Atento España que participó en la Gala Telefood para recaudar fondos para luchar contra la pobreza».

Tele-esclavos.

No obstante, contrastan con la imagen que esta empresa presume, los miles y miles de casos en todo el mundo -sobre todo en latinoamerica-, de denuncias contra Grupo Atento por explotación laboral, maltrato y abusos de toda índole; en algunos casos de extrema preocupación.

Por ejemplo, también en internet se pueden leer situaciones como los ocurridos en Perú donde comparan su forma de trabajar con un “régimen nazi de producción».

Dicen: “…compara con un régimen nazi de producción, donde se contabiliza al minuto la productividad del trabajador. Esto gracias a que tienen un sistema informático que registra en tiempo de conexión, los minutos que sales, que te desconectas para ir al baño y cuantas ‘pausas’ pones en las 8.30 horas de tele operación. Si tu tiempo de conexión es menor a ese lapso de tiempo te recaen descuentos en tu boleta de pago. Es más, hasta los descansos médicos están prohibidos en esta empresa. Así como lo lee. Si tienes un descanso médico esto es pasado como falta al medir tu productividad. De igual manera las tardanzas y el tiempo medio de atención al cliente: si te demoras mucho con las llamadas, se te sanciona. También las salidas al baño están prohibidas. Si tienes la necesidad de ir al urinario tienes que pedir permiso a los supervisores, y ellos te lo dan siempre y cuando no haya muchas llamadas, sino solo queda aguantarse hasta que “bajen» las llamadas. Todo esto es posible gracias a un softwere diseñado por Telefónica que saca el jugo al los jóvenes trabajadores. Donde la mayoría son arreados de manera que no pueda haber un grupo que ponga los puntos sobre las ies y pare este abuso». (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=13385)

En España, específicamente en Bilbao, una mujer denuncia al respecto:

“La jornada es de 6,5 h/dia, pero en nomina van 6h y 10 min. El descanso largo (20 min)obligatorio por trabajar con un PC no lo pagan, te dicen (mas o menos) a que hora debes tomarlo y no permiten abandonar el edificio. Un dia de aviso de bomba en Bilbao (al lado esta la sede del antena3 y el mundo, en la zona de San Mames), no desalojaron y cuando finalmente hubo que marcharse, obligaron a recuperar horas. La falta de estabilidad hace que no se pueda oponer objeción de ningún tipo: mientras tu trabajas hay nuevos cursillos de 6 – 7 horas sin cobrar NADA (ni te dan papel y lapiz) esperando a entrar. A las operadoras no se les da ni siquiera bolis o material cuando tienen que tomar averias o notas a mano y los PC’s se estropean con facilidad, habiendose dado el caso de que, ante una averia, algunas chicas se hayan dedicado a cubrir descansos de otras por no tener sitio para sentarse. Servicios especiales (facturas, comercial…) que requieren menos gente, se realizan a veces en la sala de cursillos, sin ventilacion y con el compañero pegado a tu lado».
(http://www.apestan.com/historias/2005_01/1004_bilbao_espana.html)

En Argentina, yace también la explotación de manos de los gerentes de Grupo Atento. Algunos jóvenes telefonistas, escriben para la revista ‘Nuestra Lucha’ lo siguiente:

“Las condiciones en las que trabajamos no son dignas y la empresa no respeta la insalubridad. Los ritmos laborales son infernales. A la vez que gestionamos los reclamos de los clientes y nos autocontrolamos con el tiempo de conversación (TMO), debemos agregarles otros avasallamientos. No tenemos ningún tipo de descanso intermedio, arrebatándonos de esta manera el derecho a dominar nuestro propio cuerpo, ya que nuestro sueldo depende del tiempo que estemos conectados a la computadora atendiendo. Los supervisores nos intimidan con su correos internos. Esta situación de conjunto nos hace más permeables a sufrir problemas físicos y/o psicológicos: tendinitis, desganos, desconcentración, problemas de oído y vista, contracturas, mareos, pánico, desmayos. Nuestros sueldos están por debajo de la línea de pobreza, por lo que muchos nos vemos obligados a trabajar más horas». (http://www.nuestralucha.org/article.php3?id_article=399)

Y aunque la web no ha sido utilizada para denunciar algún caso contra Grupo Atento en México, los casos de explotación laboral y maltrato están a la vista de todos.

Grupo Atento en Pachuca.

En el segundo y tercer piso del domicilio, bulevar Felipe Angeles No. 1402 -o para mejor referencia, en el edificio de BBVA Bancomer-, Grupo Atento tiene sus instalaciones en la capital del estado.

Cientos de personas se mantienen atrincheradas en sus escritorios de trabajo, pegados a la computadora y con las diademas telefónicas asidas a la cabeza como un adorno de la esclavitud.

No se mueven, solo atienden. No miran, sólo escuchan y hablan. Contestan el teléfono e inundan sus ojos cansados de los caracteres que emanan de la pantalla. Todos, sin excepción, parecen estar hartos de sí mismos. En una actitud indescriptible de horror. No se ven celulares, no se ven elementos personales, no se ve vida. Sólo alguien sentado al computador, con el teléfono en la cabeza y la vida después de las ventanillas.

Como el peor de los ladrones.

El viernes pasado, seis personas fueron despedidas injustificadamente de Grupo Atento Pachuca. La razón: simplemente no la hubo. Los seis habían sido durante un año, los empleados mas reconocidos dentro la compañía; no obstante, el viernes pasado, a las dos y media de la tarde, la señora Ivonne Manriquez, coordinadora de Recursos Humanos les llamó a su oficina, uno por uno. Les pidió renunciar.

Al negarse los trabajadores, otros empleados de la sucursal les golpearon y les arrebataron a la fuerza sus gafetes. “Mas vale que renuncies pendejo si es que quieres carta de recomendación, sino voy a mandar boletines a las empresas para que no te contraten», fue la amenaza de la coordinadora.

Pero, siguiendo la negativa de los ahora ex empleados y al pedir cuentas sobre lo sucedido, los otros que estaban allí, les empujaron y bajo agresiones físicas y verbales, a los agravados no les quedó otra que renunciar. Pero ya no pudieron pasar a sus escritorios ni a sus lockers por sus cosas personales. Los agentes o empleados -de quien según han asegurado, nunca los habían visto-, los agredieron hasta la salida de la empresa. Los golpearon, les robaron sus pertenencias y antes de que se fueran, otra vez, les esculcaron su ropa y bolsillos.

Muchos denuncian cosas como los anteriores. De estos esta llena la oficina de Conciliación y Arbitraje de la Secretaría del Trabajo. Pero casi nadie se entera. (Desde Abajo)

Comments

Comentarios

You may also like