Crece el drama de los profesionistas desempleados

. El drama del desempleo profesional se hace cada vez más evidente en la entidad. De acuerdo a los datos proporcionados por el INEGI, los indicadores estratégicos trimestrales de ocupación y empelo arrojan que de la Población Económicamente Activa, 7 mil 104 profesionistas se mantienen desocupados, de una cifra total de desocupados de 23 mil 12 en todo el estado. Y el dato incrementa considerablemente si se incluyen los indicadores del empleo informal o subempleo.

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo

Pachuca, Hgo., México.- “Dime cuanto ganas y te diré lo que estudiaste», argumentan, como quien se burla de su propia desgracia. Así se pasan el mal trago algunos de los mas de 7 mil profesionistas que en el estado de Hidalgo no ejercen o no encuentran trabajo, por cuestiones ajenas a sus verdaderos anhelos, según el INEGI. Con buen humor. Algunos, insistimos; sólo algunos.

Y es que el drama del desempleo profesional se hace cada vez más evidente en la entidad. De acuerdo a los datos obtenidos por este instituto, los indicadores estratégicos trimestrales de ocupación y empelo arrojan que de la Población Económicamente Activa, 7 mil 104 profesionistas se mantienen desocupados, de una cifra total de desocupados de 23 mil 12 en todo el estado.

¿Tan pocos? Quizá; pero si revisamos los indicadores del empleo informal o subempleo, la tasa se incrementa considerablemente. De acuerdo a los registros de la Secretaría de Desarrollo Económico y del propio INEGI, el subempleo se mantiene por arriba del 21 por ciento, según las cifras totales de la población económicamente activa hidalguense; esto significa que 207 mil 869 personas se dedican a la economía informal o bien, en el caso de los profesionistas, caen en empleos que en nada se relacionan con su profesión.

Y, pese a que ni el INEGI, ni el Gobierno del Estado ni la propia Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo se han dedicado a ofrecer datos concretos sobre cuantos profesionistas se han caído en el subempleo y de desempleo abierto, la Asociación Nacional de las Universidades de Educación Superior (ANUIES), en una de sus conclusiones de su estudio “Mercado laboral de profesionistas en México. Escenario de prospectiva 2000-2006.2010″, dice que a nivel nacional, en el subempleo se encuentran 40 por ciento de profesionistas, mismo que laboran de capturitas, meseros o taxistas.

En una frase: En Hidalgo como en todo México, tener una carrera a nivel licenciatura no es garantía de obtener un buen empleo, mucho menos un buen salario.

Víctor

Victor González Torres – sí, como el Doctor Simi-, es ingeniero industrial titulado hace seis meses por el Tecnológico de Pachuca; con promedio de 8.7 trabajó durante dos años para una empresa dedicada a la manufactura de uniformes escolares aqui, en la capital del estado y, hace un año para ser exactos, la nueva gerencia de la fábrica le liquidó antes de cumplir con sus dos semanas pagadas de vacaciones y sin cobrar aguinaldo.

Hoy, Victor lleva un año desempleado en las labores que como profesionista debiera desempeñar y ante la ausencia de oportunidades, maneja un taxi por toda la ciudad lamentandose de su suerte como profesional y, en uno de esos viajes, pregunta a este reportero sobre las oportunidades de trabajo que puede haber en Tizayuca, Villa de Tezontepec o Tolcayuca.

“Sí, hijos de la chingada (ríe) ¿Tu crees? Ahora me tocó que me la aplicaran. Y es que así nomás, de repente… era un martes y para el jueves era el convivio de la empresa y ya para salir dos semanas de vacaciones pagadas. Y me mandaron llamar en la gerencia y, desde que vi mis cheques en el escritorio dije: ‘No, esto ya valió madre’. Y sí, me dijeron que no era mi desempeño, que no tenian nada que reproharme pero que a veces se tenia que actuar con la cabeza y no con el corazón y me dijeron adiós.. (vuelve a reír).. Hijos de la chingada ¿Tu crees?»

– Y luego ¿Porque no buscas algo, un trabajo?

– Sí lo he pensado, y ya me enterado de algunas cosas, pero la verdad, a veces se complica. No te contratan en todas partes, como uno quisiera

– Ah, tienes familia

– Sí. Un chavito y mi esposa.

– Orale ¿Y no se te hace pesado?

– (Ríe) Pus veme… (Desde Abajo)

Comments

Comentarios

You may also like