Proyecto ciudadano rescatará los bosques deforestados de Cardonal y Tlahuiltepa

Con apoyo del Instituto Nacional de Desarrollo Social (INDESOL), la Organización de la Sociedad Civil (OSC) “Nuhusehe, educación y desarrollo”, impulsará la eliminación de plagas en bosques de piñón, ubicado en los límites del Valle del Mezquital con la Sierra Alta en el estado de Hidalgo. “Como ciudadanía nos toca actuar, porque es lamentable que hasta ahora haya más de cuatro mil hectáreas deforestadas y que las autoridades no hayan intervenido para detener este problema”, aseguró Isaac Escamilla, presidente de Nuhusehe.

Por Tania Meza Escorza / Desde Abajo

Pachuca, Hgo. México. Los municipios de Cardonal, Tlahuiltepa, Zimapán, Nicolás Flores, Santiago de Anaya, que son algunos de los más pobres del estado, están siendo afectados por la deforestación por plaga de 4 mil hectáreas de bosque de piñonal.

Lo anterior fue dado a conocer por la OSC del Valle del Mezquital “Nuhusehe, educación y desarrollo” que encabeza Isaac Escamilla, y que recientemente concursó y ganó recursos otorgados por el INDESOL, para efectuar un plan de rescate y manejo integral multidisciplinario, con la característica de que la implementación de este proyecto será mayoritariamente ciudadana, y en la cual se incluirá a las personas y a los actores sociales afectados directamente por la deforestación del piñonal.

“Uno de los problemas más severos que se presentará a causa de la deforestación, es que un promedio de 15 comunidades de estos municipios podrían quedarse sin abastecimiento de agua, ya que estos pobladores durante siglos se han abastecido de agua a través de los piñones, que en la actualidad son víctimas de la tala desmedida y de la falta de recursos para la reforestación de los bosques de piñón, magueyes y nopales”, aseguró el activista.

De acuerdo con el presidente de Nuhusehe, la plaga que ha deforestado ya cuatro mil hectáreas de piñonales y que continúa avanzando, es la del gusano barrenador, que es “tan nociva y volátil que no ha permitido combatirla eficientemente”.

Integrantes de esta OSC precisaron que “el problema es tan grave, que el abastecimiento de agua de más de 4000 habitantes se encuentra amenazado, pues estos bosques hoy cercanos a la muerte, son los que mantenían el ojo de agua de más de 15 comunidades”.

Isaac Escamilla destacó que, ante el desinterés gubernamental, es la ciudadanía organizada quien debe hacer frente a los problemas sociales: “es nuestra responsabilidad como seres humanos y es nuestro compromiso con las generaciones futuras. El patrón depredador del modo de vida moderno nos está conduciendo a una situación ambientalmente desoladora, la cual no podremos resolver si no actuamos ya”.

Finalmente, el activista social aseguró que es ante estos casos que debe hacerse notar el papel de la sociedad civil, más allá del simple asistencialismo: “debemos actuar de forma consciente, colectiva y eficaz para revertir esta clase de situaciones que no sólo deterioran el medio ambiente a mediano plazo, sino que acentúan las desigualdades sociales en lo inmediato”.

Comments

Comentarios

You may also like