Presentación a la brevedad de profesores desaparecidos de Morelos, exige ACADERH

“…no es exagerado que los ciudadanos nos pronunciemos porque se deslinden las responsabilidades de las dependencias oficiales que intervinieron, se indague el paradero de los “desaparecidos” y se presenten a la mayor brevedad”

Por Desde Abajo

Pachuca, Hgo., México.- A casi 10 días de la represión federal contra maestros y pueblo del estado de Morelos –del que la Policía Federal y el Ejército no han presentado con vida a poco más de 100 profesores desaparecidos-, no es exagerado que los ciudadanos nos pronunciemos porque se deslinden las responsabilidades de las dependencias oficiales que intervinieron, se indague el paradero de los “desaparecidos” y se presenten a la mayor brevedad.

Lo anterior fue expuesto así por el presidente de la Academia Hidalguense de Educación y Derechos Humanos (Acaderh), Pablo Vargas González, quien reprobó las actuaciones del Estado mexicano, al propiciar aún mayor desestabilidad en un país “resquebrajado por la violencia”

“El dialogo y la negociación de las demandas de los diferentes sectores sociales es el camino para generar las condiciones de estabilidad, en un país, resquebrajado por la violencia y la delincuencia, donde se requiere urgentemente haya mecanismos para hacer valer los derechos ciudadanos.

“No es con la represión y el uso de la fuerza como se resolverán los problemas que hoy tiene México. Es con la garantía del Estado de Derecho, y el ejercicio de las libertades y derechos ciudadanos como el país va a superar esta crítica etapa”, dijo el académico.

Calificó de “preocupante y lamentable” la intervención de cuerpos policiacos y militares en el estado de Morelos, en relación con el conflicto magisterial que afecta “no sólo a ese estado” -enfatizó-, sino que se relaciona con la “Alianza por la Calidad de la Educación” firmado entre el gobierno federal y el SNTE, y que mantiene en oposición a varios núcleos de profesores en varias entidades del país.

El presidente de la Acaderh destacó que lo perpetrado por el Gobierno mexicano contra el pueblo morelense “se trata de una acción más” en la que se impone el uso de la fuerza excesiva, y de operativos donde se utilizan estrategias de tipo militar, en donde se lanzaron granadas lacrimógenas, y el despliegue de las fuerzas militares con tanquetas y helicópteros que involucró a casas habitación de varios poblados.
“Ante la gravedad de la situación en el país donde la inseguridad campea en varias regiones, la represión contra el movimiento social no contribuye a mejorar las condiciones de estabilidad. Para colmo de males, en lugar de instrumentar una serie de estrategias pacíficas, la Secretaría de Gobernación se atrevió a lanzar una serie de amenazas”.

Dijo que el Estado mexicano debe entender que un sector amplio de profesores de educación en Morelos y en el país, desde hace meses ha venido expresando sus demandas no sólo por cuestiones gremiales sino también en relación con el mencionado acuerdo por la calidad educativa, por lo que resulta echarle “más gasolina al fuego” instrumentar despliegues policiacos contra los sectores populares, padres de familia y profesores que han pedido se termine la impunidad en contra de la educación en México.

Vargas González subrayó que es deber de los tres poderes de gobierno poner fin al conflicto y evitar que quede impune la actuación de las fuerzas policiacas y del Ejército en esta nueva acción represiva contra el pueblo mexicano.

Comments

Comentarios

You may also like