Renuncia Tonatiuh Herrera a Comisión del Bicentenario de Pachuca, ante absurdos de alcaldía

.   Hace 100 años Porfirio Díaz y el gobernador del estado festejaban, a menos de 5 kilómetros había peones acasillados. Neoporfirista, el acto sólo puede generar rechazo. Por lo menos en los festejos de Porfirio Díaz existió la intención de dejar una marca indeleble en el contexto urbano, de la cual el resultado es la Torre del Reloj monumental de Pachuca, los de hoy sólo son de oropel.

El día de hoy se inician los trabajos de “remodelación” en la plaza Independencia de Pachuca. Este día también he decidido renunciar a la Comisión del Bicentenario de esta ciudad, la cual supuestamente convoca al evento junto con el presidente municipal. Explico en los siguientes puntos la naturaleza de mi determinación:

1.- A la Comisión del Bicentenario fui invitado por mi participación en el Comité para la Preservación y Conservación del Centro Histórico. En el Comité hemos propuesto que la intervención en la plaza Independencia sea consensuada con la población. Para encargarle a un arquitecto la construcción de una casa, primero se le pregunta cómo la quieren a los que la van habitar. Para ello, definiendo en un primer momento criterios y líneas de intervención (o los términos de referencia), se deberían de plantear a la población para que esta opinara y los critique, sólo entonces se podrían plantear los proyectos específicos y convocar a su diseño y ejecución.

2.- El presidente municipal manifestó una opinión parecida (que no decidieran sobre el proyecto sólo algunos notables), pero las propuestas del Comité no fueron retomadas en los hechos. En su lugar se nombró una junta de notables (la Comisión del Bicentenario), que a falta de tiempo debería convocar a un concurso y decidir sobre los términos de referencia del mismo. Se convocó en diciembre a la Comisión para conocer la convocatoria pero, habiendo esperado un tiempo razonable, nos retiramos los asistentes ante la falta del presidente, el presidente ejecutivo y su secretario técnico.

3.- Queríamos se decidiera con la población pero se optó por los notables, y hoy, nos enteramos que en realidad deciden los invisibles, pues el proyecto no se le dio a conocer ni a la población ni a la Comisión que hoy supuestamente convoca.

4.- La Comisión Especial Transitoria para los Festejos del Bicentenario de la Proclamación de la Independencia Nacional y el Centenario del Inicio de la Revolución Mexicana de 1910 y del Reloj Monumental de Pachuca fue creada por decreto de la asamblea municipal y debía coordinar, organizar e impulsar los festejos en la capital del estado. La preside el presidente municipal y contaría además con un presidente ejecutivo y un secretario técnico. La comisión debía ser plural y actuar por consenso.

5.- El decreto me nombraba, entre otros ciudadanos y ciudadanas, parte de la Comisión, pero no se me convocó a las primeras reuniones en las cuales se eligió al presidente ejecutivo y su secretario técnico. En la primera reunión a la que asistí se notaba un gran desorden en los trabajos, mencione la falta de convocatoria y, después de la aceptación de las disculpas, se hizo hincapié por todos los asistentes en el carácter colectivo que el propio decreto le daba a la toma de decisiones de la comisión.

6.- En dicha sesión se nombraron a quienes encabezarían sus diversas subcomisiones y se revisó un proyecto de reglamento que presentaba toda clase de deficiencias. En las subcomisiones se nombró mayoritariamente a funcionarios municipales y se llegó al desatino de juntar en una sola comisión cultura y deporte. Algunos integrantes de la Comisión, entre ellos yo, mencionamos que esto cerraba los trabajos de la comisión en lugar de abrirlos a la sociedad, sin embargo, acordamos trabajar colectivamente como una forma de superar los problemas. No se convocó mas a las subcomisiones.

6.- Mención aparte tiene el asunto de la plaza Independencia. En el Comité para la Preservación y Conservación del Centro Histórico hemos discutido y generado un documento amplio: Criterios generales de intervención, aquí enuncio el título de los 11 criterios que contiene 1) Un centro histórico para la gente. 2) Primero se cambia la forma de vida y entonces vendrá el turismo. 3) Fortalecer el uso habitacional. 4) Conservar el sentido popular. Identidad. 5) Transportarse con seguridad y racionalidad. 6) Pluralidad cultural. 7) Patrimonio edificado diverso. 8) La traza urbana del centro forma parte de nuestro patrimonio. 9) Salarios de menor dependencia de servicios. 10) Medio ambiente. 11) Derecho a la información.

7.- Propuestos los criterios, se propusieron líneas de intervención y proyectos, entre estos el de la plaza Independencia. Hace más de dos años, en el Comité llamamos la atención a las autoridades e hicimos del conocimiento de la opinión pública de que un proyecto de envergadura en la plaza sólo sería posible si se empezaba inmediatamente. Este mismo señalamiento se le hizo a la actual administración. Dijimos, además:

a) La ciudad de Pachuca y su plaza seguirán existiendo después de los festejos del Bicentenario. Por lo tanto el horizonte no debe estar acotado al 2010, sino que debe tenerse como objetivo la ciudad y su gente. Sólo se debería de proyectar para el 2010 lo que signifique un progreso en la vida cotidiana.

b) Se debían cumplir con ciertos prerrequisitos antes de lanzar el proyecto o su convocatoria. Los prerrequisitos son los siguientes:

i) Diagnóstico, especialmente de la loza de la plaza y levantamiento fotográfico inicial: Consiste en realizar una serie de inspecciones, con un registro de deterioros en levantamientos planimétricos, acompañados de referencias fotográficas. A partir de ello, se brinda una valoración de pruebas a realizar y su conveniencia de acuerdo a presupuesto y objetivos. ii) Análisis de materiales. Depende del análisis anterior. Puede ser realizado para el concreto y/o para el acero que conforma la losa del estacionamiento, así como para elementos que descansan sobre ella, entre otros. iii) Consenso de los criterios y líneas generales de intervención. iv) Proyecto ejecutivo único para la introducción de los servicios subterráneos en la plaza, incluyendo proyectos Telmex, Cable, Luz y Fuerza y CASSIM. v) Fondeo del proyecto y jerarquía de sus etapas. vi) Elaboración de los términos de referencia y convocatoria, y entonces sí, habiendo cumplido con estos prerrequisitos, vii) Ejecución.

8.- En el pasado señalamos los problemas de los proyectos que sugerimos pero que fueron retomados y ejecutados por otros sin planeación y respeto por la ciudad. El asunto de la introducción de los servicios subterráneos sin proyecto ejecutivo siempre ha conducido al caos y probablemente a multiplicar los costos unas 2 o 3 veces más en algún caso. En la plaza Juan C. Doria el tiempo de ejecución, que pudo ser de unos 4 meses, tomó más de un año.

9.- Siempre hemos cuidado actuar institucionalmente, pero el patrimonio de la ciudad esta antes que otras consideraciones. Lo hemos comentado en algunas reuniones, y cuando estas se suspendieron dirigimos oficios y documentos en varias ocasiones a la autoridad municipal (presidente, secretaria y secretario de obras públicas). Se le comentó a la secretaria municipal que incluso se violaba el artículo 8 de la Constitución y la jurisprudencia relativa. No hubo respuesta por escrito. Un claro ejemplo se encuentra con la falta de respuesta sobre el finiquito de los trabajos de restauración del Reloj (se nombró ya a los integrantes del Fideicomiso en el Cabildo, pero no se ha respondido a nuestra petición de convocarlo para solucionar este y otros problemas).

10.- Tomo la decisión de renunciar a la Comisión del bicentenario habiendo discutido con los miembros del Comité para la Preservación y Conservación del Centro Histórico. No podemos aceptar ser parapeto y comparsa de decisiones que han sido tomadas, cuanto menos, irresponsablemente. Continuare coordinando el Comité hasta julio y seguiré participando en él después de esa fecha. El cargo, para alivio de muchos, es honorario y no renovable.

11.- Hace 100 años Porfirio Díaz y el gobernador del estado festejaban, a menos de 5 kilómetros había peones acasillados. Neoporfirista, el acto sólo puede generar rechazo. Por lo menos en los festejos de Porfirio Díaz existió la intención de dejar una marca indeleble en el contexto urbano, de la cual el resultado es la Torre del Reloj monumental de Pachuca, los de hoy sólo son de oropel.

Tonatiuh Herrera Gutiérrez

Comments

Comentarios

You may also like