El peligroso PAN, la decisión del PRI

Por Soledad Jarquin Edgar / Desde Abajo

Cada vez es más asombrosa la forma en que en la Cámara de Diputados hacen negociaciones con los asuntos de las mujeres. Por ejemplo, Perla Woolrich ha dicho que no irá la aprobación a la iniciativa que modificaría y adicionaría diversos artículos del Código de Procedimientos Penales y el Código Procesal Penal para el estado para solicitar al sistema de salud pública la práctica de un aborto, cuando el embarazo sea producto de una violación y la mujer presente la solicitud de la interrupción del mismo y no irá porque pretende imponer primero una supuesta reforma para proteger a “madres solteras”.

Se trata, sin duda, de la misma propuesta hecha en la Asamblea del D.F. por la panista Mariana Gómez del Campo, quizá con un disfraz, para “proteger la maternidad”, destino que se atribuye como único y casi supremo para las mujeres desde lo que la periodista y feminista Sara Lovera llama “la tradición autoritaria de exaltar la maternidad” y que contribuirá “a dar al traste con el aborto legal”, como las cuatro causales que se asegura fueron salvaguardadas en Oaxaca, pero que requieren de las reformas que condiciona la panista.

Sin duda las propuestas de la derecha, representadas por la diputada Woolrich, nunca dejarán de ser peligrosas para las mujeres. Ojalá que puedan distinguir ese arrebato las diputadas priistas y perredistas, que hacen mayoría y que no necesitan de consensos con el PAN.

La decisión priista

Decidir quién será la candidata al gobierno de la ciudad por parte del PRI es cuestión de horas y digo candidata porque todo parece indicar que por primera vez en la historia política de Oaxaca, será una mujer quien encabece la planilla de concejales, el temor de las y los priistas es que se podría cometer un error en aras, otra vez, del amiguismo y sus aderezos.

De los nueve nombres iniciales que se manejaron –cinco mujeres y cuatro hombres- sólo quedan dos: Patricia Villanueva Abrajan y Beatriz Rodríguez Casasnovas. La primera que ha pretendido el mismo cargo de elección popular por tres ocasiones tiene una larga trayectoria política de más de 25 años y la segunda con poco menos de seis años en la función pública.

Mientras Patricia Villanueva estudió dos carreras profesionales, ha sido dos veces diputada federal la primera en 1985 y la más reciente en la LXI Legislatura (donde por cierto el PRI ganó solo dos de las 11 diputaciones que se disputaron y ocupó la Secretaría de la Mesa Directiva), titular de la Secretaría de Protección Ciudadana, Procuradora General de Justicia, titular de un Consejo para el Desarrollo de la Mujer antecedente inmediato del IMO, maestra del Instituto Tecnológico de Oaxaca, Subsecretaria de Gobierno, delegada federal de la Secretaría del Trabajo cuando tenía menos de 25 años, dirigente del PRI municipal y de la CNOP –un moribundo al que le devolvió el aliento- entre otros muchos cargos; en cambio, la Titi como se empeñan en llamarla, fue Secretaria de Turismo hasta hace poco menos de un mes cuando renunció porque extrañamente le nació el amor por Oaxaca de Juárez , pese a que de manera ocasional vive aquí, tiene como dicen “el don de la ubicuidad”.

En su larga y siempre vigente carrera, no sólo en puestos de elección popular, Patricia Villanueva no ha tenido ningún “pelo en la sopa”, ningún lamentable escándalo en su vida personal, profesional o política, lo cual tampoco la hace una santa. En cambio la ex de Turismo no sólo enfrenta hoy el enojo de un sector de los prestadores de servicios turísticos de la capital oaxaqueña, sino que su vida privada es también escándalo público, los más notables una noche disco en Cancún y un video en la red de redes que la dejaron bastante mal parada y ciertamente acompañada de Ulises Ruiz en ambos casos, aunado al desconocimiento de la realidad de la población de Oaxaca de Juárez.

Una encuesta reciente, pagada por la propia Patricia Villanueva y realizada por una empresa seria, que por cierto está ya en manos del senador Adolfo Toledo Infanzón, dirigente del PRI, señala que un importante número de personas, 40 por ciento, desea que esta ciudad sea gobernada por una mujer. Pero ojo, eso no indica que sea cualquier mujer priista. También habría que decir a que otro 38 por ciento les da igual que sea hombre o mujer y el 22 por ciento piensan que debe seguir la continuidad masculina.

Cuando se le preguntó a la gente ¿qué candidatos y candidatas conoce como aspirantes a la presidencia municipal? hubo dos hombres con mayor porcentaje aunque en otra pregunta ambos fueron descalificados, principalmente por deshonestos. En el tercer lugar de conocimiento se ubicó Patricia Villanueva con 24.6, de entre 12 nombres que se mencionan que incluye también a aspirantes de otros partidos políticos. ¿Dónde quedó Beatriz? Bueno, ella obtuvo el 8.80 por ciento de respuestas positivas a la misma pregunta.

Cuando se pregunta ¿conoce a las mujeres priistas que aspiran a la Presidencia Municipal? La encuesta menciona a todas las que en algún momento alzaron la mano. El mayor porcentaje lo obtuvo como ya dijimos Patricia Villanueva. Le siguieron casi al parejo Carmelita Ricárdez Vela y Claudia Silva Fernández con 13.8 y 123.4 por ciento, respectivamente. Con un 8.8 por ciento se ubicó a Beatriz Rodríguez y, finalmente, con 4.8 por ciento la doctora María de las Nieves García Fernández.

El problema real, siendo honesta, es que el PRI tendría que moverse mucho más de lo que piensa para hacer que la mayoría de la gente conozca a estas mujeres o a la mujer que decida poner a la cabeza de la planilla, ya que poco más de la mitad de las personas encuestadas dijeron que no conoce a ninguna.

Paradójico o no, lo real es que la ciudadanía dice que sí desea un gobierno encabezado por mujeres, pero la votación por las priistas se reduce, aunque la que salvaría el asunto es otra vez Patricia Villanueva, quien se posicionó con justa razón por su trabajo, muy por arriba de las otras aspirantes con casi ocho puntos porcentuales, en tanto que Beatriz Rodríguez no alcanzó ni siquiera un punto porcentual.

Esto no debe asustar al PRI ni debe ser pretexto para nada, si recordamos que el alcalde con licencia José Antonio Hernández Fraguas obtuvo el “triunfo” en la capital oaxaqueña en el pasado proceso municipal con sólo el 16 por ciento de los votos a su favor. Los otros, lo que llaman “minoría” como siempre pulverizaron el voto entre ellos. Además, la gente de los partidos sabe que una vez designada la candidata subirá su calificación y el reconocimiento de la gente, el reto del PRI será superar por mucho la votación de Hernández Fraguas y generar con ello confianza en los gobernados y gobernadas.

La moneda, dicen está en el aire, quien la cache podrá tomar una decisión correcta o incorrecta para su partido político, porque cuando alguien no convence en un principio no convencerá hasta el final. Incluso hay inquietud entre un importante número de priistas y ciudadanos que sí apoyarían la candidatura de Villanueva. En otros tiempos era común que el hegemónico PRI decidiera como en una monarquía, los tiempos han cambiado, no hay enemigo político pequeño, el rey ya no es rey. Es de humanos equivocarse una vez, pero es una tontería equivocarse dos veces. Peor aún cuando se ofende la inteligencia de las y los militantes del propio partido. Es aquí donde veremos qué tanto ha crecido en ciudadanía la militancia del tricolor o siguen siendo súbditos del rey, percepción generalizada entre quienes no tienen partido político y votan por el o la candidata.

Eufrosina Cruz y Michael Obama

Eufrosina Cruz Mendoza estará este miércoles entre el grupo de 10 jóvenes líderes de México que se reunirá con Michael Obama, quien hace una gira de trabajo por primera vez fuera del país que gobierna su pareja Barack Obama, presidente de Estados Unidos.

En la reunión que se realizará en la Hacienda Los Morales en el Distrito Federal, Eufrosina Cruz, quien hay que recordar pretendió gobernar su natal Santa María Quiegolani, Yautepec, pero se le impidió por el hecho de ser mujer, es hoy una reconocida líder local, ganadora de un Premio Nacional de la Juventud y presidenta de la asociación civil Quiego, se ha estado preparando contra todo pronóstico, en especial de los tierra que le echaba encima “la dueña” de Yautepec, Sofía Castro, quien no sabe sumar sólo restar.

Es importante recordar que gracias al movimiento y la denuncia pública que generó Eufrosina hubo una adición a la fracción segunda del apartado “A” del artículo 25 de la Constitución Política del Estado de Oaxaca, para garantizar a todas las mujeres el acceso a cargos de elección popular, en este caso en los ayuntamientos. Lo que quedó inconcluso, sin dientes, decía ella, porque dicha reforma que pretendía garantizar su derecho a votar y ser votadas en condiciones de igualdad frente a los varones, no estableció al nivel legislativo correspondiente aquello de que “sancionaría su inobservancia”.

El hecho es que Eufrosina Cruz, planteará a Michael Obama, la realidad de las esposas de los migrantes, que muchas veces son contagiadas de enfermedades de transmisión sexual, como el VIH-SIDA, porque sus esposos que trabajan en los campos agrícolas del vecino país del norte –donde dejan alma, corazón y vida-, no reciben atención médica oportuna. Nadie sabe si la voz de Eufrosina Cruz llegue hasta quienes toman decisiones en EEUU pero eso es mejor que la grilla barata que hacen algunos diputados y diputadas en tiempos electorales.

Comments

Comentarios

You may also like