Vuelve a ganar el abstencionismo

por Otilia G. Sánchez Castillo / Desde Abajo

Durante la jornada electoral celebrada el pasado domingo, participé en una casilla electoral y, con esperanza vi cómo la participación de las y los electores había alcanzado el 58. 3 {9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}, mientras que en la casilla contigua se lograba el 59{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}. ¡Casi llegábamos al 60{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}!

De verdad tenía mucho gusto, pensé que ahora sí habíamos vencido al abstencionismo, ya que en la elección para la gubernatura del estado en el año 2005, la participación electoral había sido del 45.32{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de la lista nominal.

¡Oh desilusión! De acuerdo con los datos del Programa de Resultados Preliminares, sólo hubo el 47.75{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de participación.

Esto es muy delicado, porque además de que la organización de cada elección significa un gasto significativo de recursos, recursos que salen de nuestros impuestos, tenemos la oportunidad de ejercer un derecho civil y político que ha significado décadas de lucha y, en el caso de las mujeres, siglos de lucha.

Es entendible la falta de participación: mientras el gobierno, en cualquiera de sus tres niveles, siga metiendo las manos en las elecciones, utilizando todos los recursos del estado y violentando nuestra legislación, los partidos en el poder sigan lucrando con las necesidades de la mayoría de la población –no en balde Hidalgo está dentro de los 5 estados con mayor pobreza y marginación-, no existan mecanismos legales y reales de participación ciudadana y, como cereza de este terrorífico pastel, el órgano encargado de dar la legalidad y certeza de las elecciones esté al servicio del gobierno en turno, olvidando que debe ser un organismo público y autónomo, la población va a continuar pensando en la inutilidad de su voto. Lo cual además es cierto.

Sin embargo, esta elección se caracterizó por una participación ciudadana amplia, diversa y demandante, a pesar de las limitaciones legales.

Resta aún un amplio camino por recorrer para hacer efectivos nuestros derechos y ejercer una ciudadanía plena, y para alcanzar un verdadero estado democrático. Para ello es necesaria una mayor participación ciudadana que impulse estos cambios, tan necesarios para nuestro estado y para nuestro país. Habrá que buscar la forma.

Sirva este espacio para mandar un saludo fraterno y solidario a Ignacio del Valle y a las y los 11 integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra encarcelados por los hechos ocurridos el 8 de febrero, 6 de abril, así como 3 y 4 de mayo de 2006, en San Salvador Atenco, Estado de México. La Suprema Corte ordenó su inmediata libertad, en virtud de que se comprobó que fueron violentado sus derechos humanos por parte de diversas autoridades. Falta aún castigar a las autoridades responsables de los operativos realizados en los días antes mencionados, hacer justicia a las 27 mujeres violadas por policías del estado de México, y resarcirlos y resarcirlas del daño.

Comments

Comentarios

You may also like